www.madridiario.es

Qué Hacer con tus Ojos cuando Padeces Tomofobia

viernes 16 de octubre de 2020, 20:03h

Según los últimos datos disponibles, España es el país de Europa con mayor número de intervenciones de cirugía refractiva, aproximadamente, 180.000 operaciones al año1. La cirugía no siempre es una solución definitiva y la miopía puede volver a aparecer, también hay que tener en cuenta que muchas personas no pueden someterse a ella; bien por indicación médica, o bien porque padecen tomofobia ¿Qué hacer en estos casos?

Qué Hacer con tus Ojos cuando Padeces Tomofobia
Ampliar

¿Qué es la Tomofobia y qué Hacer si Tienes Problemas de Visión?

El miedo a pasar por quirófano es normal ya que se trata de un proceso complejo en el que tu salud está involucrada, pero cuando hablamos de tomofobia, se trata de un pánico intenso que se produce tan sólo ante la idea de someterse a una intervención, aunque ésta suponga un riesgo razonablemente bajo. Las personas que padecen este tipo de fobia, sufren diferentes síntomas tanto a nivel físico como cognitivo: hiperactivación, vómitos, sensación de ahogo, ansiedad, pensamientos catastrofistas2

Operarse no siempre significa el final definitivo de las gafas o las lentillas. De hecho, el 60% de los pacientes sometidos a cirugía refractiva vuelven a utilizar gafas para corregir la presbicia a partir de los 40 años3. En los últimos años, es cierto que las personas que se someten a la cirugía refractiva han aumentado, sin embargo, no es una opción aplicable a todo el mundo, y es una alternativa no reversible.

En el caso del miedo a operarse los ojos, hay que considerar que la vista es el sentido por el que recibes el 80% de la información y, en ocasiones, después de haber pasado por quirófano, no sólo tienes que utilizar gafas de nuevo, sino que también puedes sufrir deslumbramientos o síndrome del ojo seco crónico. Entonces, ¿qué otras soluciones hay?

Alternativas a la Cirugía Refractiva

Gafas y Lentillas

Las lentes tradicionales y las gafas son las alternativas a la cirugía refractiva más conocidas, pero eso no significa que sean ni las más cómodas ni las más estéticas. Las gafas, por ejemplo, son el método más simple y seguro para corregir cualquier defecto de la vista, pero suponen una gran limitación para aquellos pacientes que practican natación, deportes de contacto o cualquier actividad para la que sea necesario prescindir de ellas. Además, también entran en juego otros aspectos relacionados con el físico que para algunas personas son muy importantes.

En el caso de las lentes de contacto tradicionales, suele ser la opción elegida para los pacientes que no desean utilizar gafas, pero no hay que olvidar que, aunque proporcionan un gran beneficio visual y también mayor comodidad, su uso conlleva una serie de cuidados que, de no realizarse, suponen cierto riesgo de complicaciones oculares, muchas de ellas, derivadas de una mala higiene.

Lentillas para Dormir

Las lentillas nocturnas, también conocidas como lentes Orto K, tienen sus orígenes en la técnica “Orthofocus”, descubierta por Jessen en los años 60, y en países como Holanda o Italia ya suman más de 72.000 usuarios. La ortoqueratología consiste en moldear la córnea mientras duermes con unas lentillas que se utilizan exclusivamente por la noche, que tienen un diseño exclusivo y personalizado para cada paciente, y que permiten eliminar el uso de gafas o lentillas durante el día.

Las lentes Orto K son recomendables para personas que requieren una visión perfecta debido a su profesión, deportistas o personas con una vida muy activa que sienten que las gafas o las lentes de contacto tradicionales limitan su día a día. Suele prescribirse para miopías leves o moderadas o en caso de astigmatismo corneal de hasta 1.50 dioptrías. Actualmente, con los nuevos diseños disponibles se pueden corregir miopías más altas (-7.00 D) y astigmatismos corneales de hasta -4.00 D, además de algunos casos de hipermetropías en adultos de hasta +4.00 D.

Cada vez son más las personas que recurren a esta técnica para corregir sus problemas de vista, especialmente, si sufren tomofobia o la cirugía refractiva está contraindicada para ellos. También es importante mencionar que la ortoqueratología está ganando el favor de miles de padres de niños miopes porque, no sólo sustituye al uso de gafas o lentillas convencionales, sino que además es un eficaz método de control de la miopía, que consigue ralentizar su aumento en un 32–63%.

Si eres demasiado joven y tu miopía aún no se ha estabilizado, si tus hijos tienen más de seis años y ya sufren algún defecto refractivo que puede afectar a su desarrollo, si estás embarazada, tienes glaucoma o te da miedo operarte de los ojos, la Orto K es el único tratamiento reversible y no invasivo que puede ser la solución perfecta para ti o tu familia.

Si tienes dudas sobre cuál es el mejor tratamiento en tu caso o quieres saber si las lentillas nocturnas son las más indicadas para cuidar de tu salud visual o la de los tuyos, lo mejor es acudir a una clínica de confianza y ponerse en manos de los mejores profesionales. Mónica Lovera, oftalmóloga de Doctor Lens, clínica especializada en Orto K, recomienda acudir a un experto antes de tomar una decisión para “considerar todos los factores, más allá del historial médico, y establecer el mejor tratamiento para cada paciente. Nosotros te proporcionaremos un diagnóstico que te ayudará a tomar la decisión correcta y podrás conocer de primera mano las soluciones alternativas a la cirugía refractiva si tienes defectos refractivos y sufres tomofobia”.

  1. https://es.statista.com/estadisticas/958274/numero-de-intervenciones-de-cirugia-refractiva-realizadas-en-paises-de-europa/
  2. American Psychiatric Association –APA- (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Madrid: Panamericana.

  1. Declaraciones del Instituto de Óptica de la Universidad de Valladolid, recogidas en el documental de TVE, (Mayo 2009). Miopía de Ida y de Vuelta.