www.madridiario.es

Ventanas de PVC: garantía de aislamiento

viernes 29 de mayo de 2020, 19:24h

El PVC es in material muy utilizado en construcción. De carácter ligero y químicamente inerte e inocuo, este es el plástico de mayor consumo en España y ofrece una interesante relación calidad-precio además de una versatilidad muy potente.

Ventanas de PVC: garantía de aislamiento
Ampliar

En el sector de la construcción se utiliza para la fabricación de tubos para distribución de agua potable y evacuación, persianas, suelos, piscinas, revestimientos murales, canalización eléctrica y ventanas. En estas últimas centramos el interés, cuáles son las ventajas de las ventanas de PVC y por qué son tan populares.

Las ventanas más demandadas en Europa

El PVC es el material más popular para la fabricación de ventanas en toda Europa. Las propiedades de este material lo hacen más atractivo que el aluminio o la madera.

Uno de los aspectos más destacados de las ventanas de PVC es que ofrecen niveles de aislamiento térmico y acústico muy elevados, lo que se traduce en mayor confort y habitabilidad en la vivienda. El aislamiento térmico se asocia también a una reducción del consumo eléctrico por la menor necesidad de utilización de los aparatos de climatización.

Encontrar este tipo de ventanas en Madrid es muy sencillo. Hay muchas empresas que venden e instalan ventanas de PVC como por ejemplo la red de distribuidores de PVC de OnVentanas.

El IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, sostiene que una colocación correcta de las ventanas con su adecuado acristalamiento puede reducir hasta en un 70% las pérdidas de energía.

Las ventanas de PVC son también una potente barrera frente a agentes externos como el agua, el viento, los agentes alérgenos como ácaros, polvo y polen y los malos olores. A esto hay que sumar el refuerzo interior galvanizado con las que aumentan su resistencia. Estas ventanas son difíciles de forzar pero para ello hay que confiar únicamente en montadores profesionales.

La utilidad de unas buenas ventanas

Los aspectos técnicos y las propiedades de las ventanas a partir de este material son sus aspectos más destacados, si bien esto se queda en nada si no existe un buen proceso de montaje. En Madrid, las líderes en el sector, son las ventanas con perfiles Kömmerling, pero debemos prestar siempre atención en instaladores profesionales que aconsejen sobre los herrajes, la propia ventana, la adaptabilidad de la instalación al espacio disponible, los acabados, los colores y los elementos accesorios para ganar en resistencia.

El plástico, por sus propiedades no conductoras, actúa como un potente aislante térmico y energético. El PVC es también un material muy longevo y unas ventanas perfectamente cuidadas pueden durar varias décadas.

El mantenimiento es otro de los aspectos reseñables, o más bien, la ausencia de mantenimiento. Espacios domésticos elaborados con PVC como ventanas, puertas, suelos o piscinas solo requieren ser limpiados de manera periódica con un paño mojado y jabón. En el mercado también podemos encontrar productos específicos para este material.

Material ecológico y sostenible

Entramos ahora en un tema espinoso para muchos. A pesar de que el PVC es un material plástico y se asocia al exceso de consumo y a la contaminación, en su elaboración no se desprenden sustancias tóxicas y tras su vida útil puede reciclarse para entrar de nuevo en la cadena de producción, adentrándose en la economía circular.

Algunos fabricantes han innovado mucho en los últimos años para hacer más sostenible la fabricación eliminando metales pesados. La sostenibilidad del PVC se mide también en indicadores como la eficiencia energética. Este material se adapta perfectamente a las exigencias del actual Código Técnico (CTE). El aluminio, por ejemplo, no es apto para todas las zonas climáticas y en algunos territorios requiere de vidrios de mucho grosor y perfiles con grandes secciones.

El PVC también presenta una ventaja competitiva frente a las ventanas de madera y aluminio en zonas litorales, pues es más resistente a la salinidad y la corrosión. Este material es muy versátil, permite todos los sistemas de apertura y no genera mucho efecto invernadero (calor en el interior) al dejar pasar la luz natural.

Los aspectos mejorables del PVC

No todas las características del PVC resultan satisfactorias. A pesar de ser un material con una buena relación calidad – precio, el coste de estas ventanas es mayor que el de las de aluminio o las de madera y son muchos consumidores por otros materiales.

La gama alta de ventanas de aluminio y madera ofrecen precios similares a las ventanas de PVC, pero estas últimas presentan mejores propiedades. Aun así, muchos consumidores desacertadamente apuestan por las gamas bajas de aluminio en la mayoría de los casos por desconocimiento.

Finalmente, todavía hoy el conjunto de diseños y acabados de las ventanas de PVC puede parecer más escueto que el de otros materiales, aunque es algo en lo que vienen trabajando y creciendo los fabricantes desde hace años.

El PVC se ha convertido en el material estrella para la elaboración de ventanas al igual que ya lo es en el resto de Europa. Pero conviene no olvidar que el proceso solo será el deseado si en el montaje de estos equipos participan instaladores profesionales.