www.madridiario.es

Diario de una pesadilla 18 de mayo

lunes 18 de mayo de 2020, 13:18h

Comenzamos semana con envidia. Ya hemos visto a los ciudadanos de otras comunidades bebiendo una cerveza compartida en las terrazas de los bares. Esa es la prueba del algodón de la cuasi normalidad. A Madrid todavía no le toca. Seguimos “desescalando” pudiendo ir de rebajas sin cita previa. Algo es algo. Pregunta la presidenta de la Comunidad de Madrid al ministro Illa que le diga que papeles han presentado otras comunidades, por ejemplo la Valenciana, para pasar a la fase uno. Madrid se ha convertido junto con Castilla y León en el farolillo rojo de esta pesadilla.

Y ahora, que nos hemos acostumbrado a lavar con lejía todo lo que tocamos o todo lo que nos viene de fuera, la OMS va y dice que no encuentra pruebas de contagio por Covid-19 al tocar objetos que hayan estado en contacto con personas positivas. De modo que la Organización Mundial de la Salud no ha encontrado pruebas concluyentes de contagios a través del pomo de una puerta o el teclado de ordenador. Sin embargo, pide que se sigan extremando los cuidados para la tranquilidad de la población. ¿Pero entonces ese dato de que el virus podía sobrevivir hasta siete días sobre una superficie? Pues va y dice la OMS que eso era porque fueron pruebas realizadas en un laboratorio, alejadas de las condiciones del mundo real. Entonces la forma de contagio no es otra que por contacto físico cercano y por residuos respiratorios. Mascarillas y distancia de seguridad siguen siendo nuestros mejores escudos frente al virus.

Algo bueno que ha traído toda esta locura es que han desaparecido los carteristas. Quinientos fichados por la policía han desaparecido, como si la pandemia les hubiera borrado de la faz de la tierra. En los últimos sesenta días apenas se han denunciado robos. Me temo que en la fase uno se reincorporarán escalonadamente y en la fase dos ya estarán todos operativos. Es lo que tiene la normalidad.

Y los españoles que están proyectando un verano de terraza y bares más que de turismo. Según un estudio de la consultora EY-Parthenon, la mitad de los españoles no hará ningún tipo de viaje turístico durante el verano. Se nos han quitado las ganas y a lo mejor, tampoco tenemos dinero para hacerlo. Y de pensar salir, lo haremos dentro de nuestro país. Así están las cosas en esta “nueva normalidad” que nos ha tocado vivir.

Mientras tanto, cruce de acusaciones entre Díaz Ayuso que dice que el gobierno de la nación le “está haciendo oposición” al no cambiarle de fase y el gobierno que a través del ministro Ábalos acusa a Ayuso de “convocar manifestaciones por las calles de Madrid para tumbar al gobierno”. Por cierto, la última cacerolada fue más allá de Núñez de Balboa, llegó hasta Galapagar junto al chalet de Pablo Iglesias. Hay imágenes. Es lo que tiene tanto tiempo en nuestras casas que ¡tenemos unas ganas de “guerra”!

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios