www.madridiario.es
Infecciones graves: ¿Pueden evitarse?
Ampliar

Infecciones graves: ¿Pueden evitarse?

sábado 02 de mayo de 2020, 14:31h
A pesar que nos encontramos en un punto de nuestras vidas en el que somos más conscientes de nuestra higiene, aún podemos enfrentarnos a una gran cantidad de enfermedades; especialmente a las infecciones, cuyo riesgo es bastante alto si lo comparamos con el hecho de que, en algunos casos, ni siquiera sabemos dónde podemos contraerlas.

Algunas de ellas pueden incluso suceder en lugares que no nos esperábamos, así que es prudente preguntarnos… ¿es posible evitar las infecciones graves?

Infecciones en España:

Como es sabido, nos encontramos en un siglo que se ha caracterizado por sus diferentes invenciones en el ámbito de la tecnología y de la salud. Sin embargo, aunque la medicina ha evolucionado considerablemente respecto a la lucha contra alunas enfermedades, todavía existen infecciones que pueden ser muy peligrosas para la salud y para la vida de las personas. En España, cada año se observa un aumento en el número de personas infectadas con VIH, infección por estafilococos, ictericia u otras afecciones.

Esto puede ser muy perjudicial para los humanos ya que compromete en gran medida su vida. El mayor problema respecto a ello es que, como somos propensos a adquirir infecciones en lugares que no nos imaginamos, muchas veces no nos damos cuenta de que la estamos sufriendo (si se da el caso).

Un ejemplo de ello es lo sucedido en el país, según el último informe publicado por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social (MSCBS) de España; hasta el 30 de junio de 2019, había 3.244 nuevos diagnósticos de VIH. Lo más preocupante del hecho es que el 47,6% de los casos presentaba diagnóstico tardío y se comprobó que el 20% de los afectados desconoce su padecimiento. Esto solo aumenta las posibilidades de propagación de la infección ya que, al desconocer que son portadores del virus, las personas no toman las precauciones necesarias para evitar su contagio.

De esta manera, es ideal buscar información que nos permita entender…

¿Cómo se contagia una infección?

Las infecciones bacterianas tienen la particularidad de poder ser transmitidas de un ser vivo a otro a través de múltiples medios. No se puede indicar una forma exacta en la que se contagian ya que cada microrganismo tiene una forma distinta de hacerlo, pero hay que destacar el siguiente hecho: muchas de las enfermedades son adquiridas durante la actividad cotidiana. Es decir, la ingesta de alimentos, el contacto con agua contaminada o el estar cerca de algún paciente puede ser suficiente para que el virus o bacteria llegue a nuestro organismo.

Incluso se habla de que el 80% de ellas se transmiten a través de las manos. Así, el contagio de una persona infectada a una persona sana puede ocurrir por mero contacto directo, bien sea a través de fluidos corporales o sangre; cuestión que puede suceder al besarse, mantener relaciones sexuales, compartir vasos o cubiertos, intercambiar jeringas o agujas y más.

¿Dónde puede ocurrir la infección?

Como es obvio, cualquier persona puede infectarse en lugares donde haya mucha presencia de bacterias o virus; como es en caso de los hospitales, espacios con mucha cantidad de basura acumulada o los contaminados. Sin embargo, todos debemos entender que podemos contagiarnos adondequiera que vayamos aunque no siempre seamos conscientes de ello.

En este sentido, los espacios donde existe más preponderancia a que una persona pueda adquirir una infección sin siquiera darse cuenta son los siguientes:

Estudios de belleza:

Los estudios de belleza son un refugio para hombres y mujeres que desean consentirse un poco o verse mejor. No obstante, pueden convertirse en un criadero de gérmenes y bacterias si no se toman las medidas de higiene pertinentes. El uso de las tijeras y hojillas puede transmitir infecciones de forma rápida; esto se debe, principalmente, al material con el que están elaboradas. Además de ello, al tratarse de objetos corto-punzantes, pueden facilitar el contacto con sangre infectada.

Asimismo, son espacios en los que se pueden desarrollar infecciones en la piel. Al trabajar con diferentes productos para el rostro o el cuerpo en general, si no se lleva a cabo una correcta esterilización, es muy probable que se generen afecciones en la piel de la persona tratada.

Clínicas de medicina estética:

Hay un elevado número de incidencias en cuanto a infecciones asociadas a los procedimientos ejecutados en estos lugares pero lo cierto es que existen factores que intrínsecamente liados a ello. Toda práctica clínica debe ser realizada bajo un buen manejo de antisépticos, esterilización de material médico o quirúrgico, la limpieza de la superficie, la desinfección de las manos y la protección del personal son esenciales para prevenir la acumulación de gérmenes y bacterias. Por lo tanto, si no se vela por el cumplimiento de lo anteriormente descrito, se corre el riesgo de que se produzcan graves infecciones y se transmitan enfermedades.

Dentista:

La boca puede es el hogar de muchos gérmenes y bacterias. Cuando un dentista hace su labor, debe asegurarse de que todas las herramientas que usa estén debidamente desinfectadas y esterilizadas. Aunque las infecciones no son tan frecuentes en las clínicas dentales, el manejo incorrecto del equipo clínico puede causar problemas con el autoclave, lo que aumenta las posibilidades de infecciones y bacterias infecciosas.

Peluquero:

Puede sonar poco común pero las infecciones en las peluquerías son totalmente posibles. El mal manejo de los implementos usados para trabajos de este campo puede generar afecciones como la foliculitis, una infección bacteriana que ataca el folículo capilar. Esta enfermedad se puede transmitir tijeras, navajas de afeitar e, incluso, peines o cepillos.

Una peluquería con poco nivel de higiene puede ser el hogar perfecto para las bacterias y un lugar propenso para su contagio.

Estudio de tatuajes:

Un tatuaje se realiza por medio de la inserción de pigmentos en la piel. El proceso se hace con una máquina que contiene una o dos agujas cuyo fin es perforar y atravesar la piel en reiteradas ocasiones para introducir tinta en ella. Acá es, precisamente, donde puede generarse la infección. Si no existe buena higiene ni se efectúan los cuidados debidos, se pueden generar reacciones alérgicas, infecciones severas e incluso contagiar enfermedades de trasmisión sanguínea.

¿Cómo evitar la infección?

Para evitar la transmisión y el contagio de infecciones, es esencial mantener una buena higiene y realizar los procesos necesarios de desinfección y esterilización. Los proveedores de servicios como los detallados en este artículo, deben saber sobre la legislación y las reglamentaciones del país en materia de esterilización de instrumentos reutilizables.

La mayoría de las leyes indican el uso obligatorio del autoclave. Un dispositivo que trabaja con vapor de agua a alta presión y temperaturas para lograr la esterilización de diferentes objetos. Esto desactiva cualquier material biológico que pueda ser perjudicial para la salud y desnaturaliza las proteínas, por lo que se eliminan todos los microrganismos presentes en ellos.

Un autoclave es sumamente necesario en todos los establecimientos que requieran el uso de enseres o utensilios de larga duración, ya que con este aparato se evita su contaminación. Así que no tengas dudas al momento de consultar al especialista, ya sea un dentista o un peluquero, si cuentan con uno y si todos sus implementos están debidamente esterilizados.

Recuerda que tienes el derecho de velar por tu salud en todos los sentidos y que debes evitar infecciones, en medida de lo posible, para escapar de los peligrosos efectos que pueden traer consigo.