www.madridiario.es

Depiladoras faciales: la depilación facial en casa

miércoles 08 de abril de 2020, 14:14h

Estar en casa no tiene por qué estar reñido con lucir una bonita piel sin vello facial y, además, hacerlo en casa presenta algunas ventajas que quizás quienes están acostumbrados a recurrir a los profesionales desconocen.

Depiladoras faciales: la depilación facial en casa

El primer paso, si estás planteándote la depilación facial con depiladoras domésticas, es ponerte al día y ver diferentes modelos y precios de depiladoras faciales. Esto te permitirá tener una idea global sobre lo que puedes conseguir y de este modo ir ajustándote a lo que más necesites.

Ventajas de la depilación facial en casa

Una de las mayores ventajas de la depilación en casa es que puedes adaptar la rutina depilatoria exactamente a tus necesidades, ya que no deberás adaptarte a los horarios de un profesional, lo que suele implicar la inversión de mucho más tiempo.

Otra ventaja, que suele pasar más desapercibida, pero que es bastante realista, es que en la intimidad de tu hogar podrás quejarte y gritar a gusto. Porque sí, a veces la depilación duele, y en casa no es necesario fingir ni hacerse la valiente.

Cómo elegir una depiladora facial

Son varios los aspectos a valorar a la hora de adquirir una depiladora facial, siendo, posiblemente, el precio y la utilidad que vayas a darle, los dos factores más importantes a tener en cuenta.

Según el uso que le des a tu máquina depiladora, en algunos casos podrías necesitar complementos. Pero, si tu único interés es la eliminación de los vellos faciales, con una máquina depiladora sencilla y económica será suficiente.

Si además te interesa sumar a la depilación el cuidado de tu cutis, puede ser interesante que optes por modelos con cepillos limpiadores especiales.

Elementos a valorar en una depiladora facial:

  • La depiladora puede ser o no resistente al agua. Depilarse con agua ayuda a la limpieza y cuidado faciales al abrir los poros. La higiene de la máquina es también más efectiva y completa en este tipo de aparatos.
  • El tamaño del vello que puede depilar. Si te interesa una depilación muy apurada sin necesidad de dejar crecer el vello, tu opción debe orientarse a depiladoras que permiten trabajar con vellos de incluso 0,2 mm.
  • La sensibilidad al dolor y el tipo de piel. Algunas depiladoras están especialmente diseñadas para el cuidado de pieles secas, sensibles y/o reactivas.
  • El tipo de carga, ya que tu estilo de vida puede condicionar si prefieres un cargador con cable eléctrico, pilas o incluso con sistema USB.
  • La durabilidad, dado que según la frecuencia y extensión de su uso necesitarás recurrir a una máquina más resistente y duradera, o podrás limitarte a un modelo más sencillo.
  • El tamaño, teniendo en cuenta que un aparato muy pequeño hace el proceso más complicado pero, si es demasiado grande, se dificulta el transporte.
  • Si precisas o no de una luz led para ver con mayor facilidad dónde se encuentran los vellos más pequeños.

En definitiva, optar por una depiladora facial es un recurso muy sencillo y efectivo en el que pueden aunarse la eliminación del vello y el tratamiento facial, resultando una opción idónea en general para quienes precisan de una depilación frecuente, ahorrando tiempo y dinero, y mostrándose como una opción excelente en estos momentos en los que no podemos acudir a los profesionales de confianza.