www.madridiario.es
El apretado calendario de otoño que nos dejará el coronavirus
Ampliar
(Foto: Chema Barroso)

El apretado calendario de otoño que nos dejará el coronavirus

miércoles 25 de marzo de 2020, 07:45h

Se nos presenta un otoño de lo más ajetreado. Si todos los eventos suspendidos y aplazados por el coronavirus tienen que celebrarse después del verano, no va a haber días en el calendario.

Uno de los últimos en sumarse a la lógica cancelación de citas anuales es el Comité Organizador del Orgullo Estatal LGBTI. “La salud y la seguridad de las personas es lo prioritario, por lo tanto, este evento, que cada año se celebra en Madrid durante la última semana de junio y la primera de julio, queda aplazado debido a las excepcionales circunstancias que se están viviendo”, han anunciado sus organizadores sin concretar una fecha para su futura celebración.

Deportes

También los eventos deportivos se han visto alterados. El más importante previsto para este 2020, la cita olímpica de los Juegos de Tokio, finalmente ha sido trasladada a 2021. El Comité Olímpico Internacional (COI) era reacio a mover la fecha pensando que el 24 de julio ya estaría superada la crisis sanitaria. Pero las presiones de los países afectados más duramente por esta situación, alegando que sus atletas no pueden prepararse en igualdad de condiciones, y la petición del propio primer ministro japonés han convencido al presidente del COI, Thomas Bach.

El olimpismo sigue el camino de la Eurocopa, que se disputará entre el 11 de junio y el 11 de julio de 2021. También han cambiado las fechas de las grandes competiciones del fútbol europeo. En Champions, el último encuentro disputado fue el Liverpool-Atlético de Madrid, pero el resto de la jornada de octavos quedó aplazado, incluyendo el Manchester City-Real Madrid. Misma suerte corrió la eliminatoria de octavos de final de la Europa League entre Getafe e Inter.

Con toda la competición ‘en cuarentena’, ni la final de la Champions League será el 30 de mayo en Estambul, ni la final de la Europa League se jugará el 27 de mayo en Gdansk, ni veremos la final de la Women's Champions League el día 24 de mayo. Los responsables del fútbol europeo se devanan los sesos ahora para cuadrar todos los partidos pendientes en el calendario. Tampoco se sabe si la Liga española podrá reanudarse en el mes de mayo o quedará inconclusa. “La prioridad es la salud, pero en segundo término está la integridad de la competición… Lo más razonable es que, cuando la salud lo permita, se retomen las competiciones, y la temporada 20/21 se adecúe según el tiempo y el calendario que nos quede. Cualquier otro escenario es injusto", dice en una entrevista en el diario As el presidente de la RFEF Luis Rubiales. Igual panorama se presenta en el resto de competiciones deportivas.

Los que estén entrenando para el Maratón de Madrid tendrán algunos meses más para ponerse a tono de cara a esta prueba que estaba anunciada para el 26 de abril y ha sido reubicada el 15 de noviembre. Para lo que aún no hay fecha es para el Mutua Madrid Open de Tenis 2020, que debía celebrarse del 1 al 10 de mayo y ha sido suspendido como el resto del circuito profesional por parte de ATP y WTA.

Oposiciones

Los opositores que llevan meses, si no años, preparando sus exámenes para aspirar a una plaza fija en alguna Administración, han visto cómo el coronavirus truncaba sus planes. El 10 de marzo el Consejo de Ministros procedió a la anulación de citas con grandes concentraciones de gente, lo que supuso suspender las oposiciones para el ingreso en el Cuerpo de Tramitación Procesal y Administrativa correspondiente al Ministerio de Justicia, una medida que afecta a 3.000 personas. Pero no son las únicas. También se ha visto afectado el examen de acceso a la Abogacía previsto para el 28 de marzo, al que se iban a presentar 6.780 personas y que ha sido aplazado sine die.

En estas semanas, además, estaban programadas oposiciones a la Agencia Tributaria, al Servicio Murciano de Salud, a la Ertzaintza o a la Universidad Nacional de Educación a Distancia. En Madrid, la Consejería de Educación pretende mantener la celebración de oposiciones a docentes de Secundaria y otras especialidades, una convocatoria publicada ayer mismo. "Nosotros preferimos mantener esa fecha, porque si el estado de alarma durase hasta el 11 de abril podrían celebrarse a partir del 20 de junio", ha apostillado el consejero Enrique Ossorio.

Educación

Los casi 300.000 estudiantes de 2º de Bachillerato de todo el país tienen más motivos para estar preocupados por cómo puede afectar al curso esta suspensión de clases por la pandemia. Este miércoles, Ministerio y comunidades vuelven a reunirse en la Comisión Sectorial de Educación para valorar las nuevas propuestas sobre la fecha en la que debería realizarse la prueba de Evaluación para el acceso a la Universidad (EBAU).

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid va a proponer que se celebre a finales de junio, mientras que la convocatoria extraordinaria para los que suspendan sería en septiembre. Casi parece descartado atrasar los exámenes a julio porque los plazos para resolver dudas serían muy ajustados y complicaría la admisión en las universidades.

En esa reunión entre ambas administraciones se valorará también la opción de no realizar este curso las pruebas de diagnóstico contempladas en la LOMCE, según ha manifestado el consejero de Educación madrileño.

Cultura

El mundo de la cultura ha vivido una cascada de suspensiones. El COVID-19 ha obligado a cancelar destacados conciertos previstos para estos días. El Wizink Center ya ha empezado a reubicar los eventos aplazados. Por ejemplo, el de Tequila, previsto para el 20 de marzo, cambia al 23 de septiembre; el de Amaral pasa del 21 de marzo al 19 de septiembre; Lola Índigo ya no saltará al escenario el 2 de mayo, sino el 29 de noviembre, mientras que el concierto solidario que iba a ofrecer Pablo Alborán el 4 de abril se celebrará el próximo 1 de junio.

El Festival de Cine Español de Málaga busca fechas después de tener que suspender su 23ª edición que iba a celebrarse del 13 al 22 de marzo. Antes del confinamiento, ya algunas productoras de cine habían paralizado sus estrenos, como el de Sin tiempo para morir, la nueva entrega de la saga James Bond. Íbamos a poder ver a Daniel Craig dando vida al agente 007 el 8 de abril, pero ahora habrá que esperar hasta mediados de noviembre.

Del 2 al 18 de octubre nos espera en el Retiro la Feria del Libro de Madrid. Su comisión organizadora ha sido de las más previsoras. El mismo día que anunciaban su cancelación en la primavera, ofrecían ya las nuevas fechas para esta cita.

En cuanto a las Fallas de Valencia, aplazadas casi in extremis por la Generalitat, se contempla la propuesta de retomarlas del 15 al 19 de julio. En el caso de la Feria de Abril, otra destacada fiesta tradicional que ha sufrido el confinamiento, el Ayuntamiento de la capital andaluza es partidario de reubicarla a principios del otoño, mientras que los almonteños no se aventuran a plantear una posible recuperación de la romería del Rocío. Sobre la Semana Santa, el Vaticano ha dejado en manos de cada obispo el traslado de las procesiones a mejor época y ha propuesto los días 14 y 15 de septiembre, por coincidir con la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz.

Lo único que no se suspende: el calendario fiscal

Lo que permanece inmutable, de momento, son las obligaciones con el fisco. El Gobierno no termina de modificar los plazos fiscales y las citas tributarias que se acercan. El 30 de marzo vence el plazo para liquidar el IVA y en abril tocará hacer las autoliquidaciones del primer trimestre de retenciones del IRPF e Impuesto de Sociedades. El Ejecutivo ha anunciado que Hacienda permitirá a pymes y autónomos aplazar hasta 30.000 euros en el pago de impuestos durante seis meses, con tres de carencia, y a interés cero.

Quienes tengan que presentar su declaración de la renta del ejercicio 2019, deberán hacerlo en el periodo habitual, del 1 de abril al 30 de junio. Según la Agencia Tributaria el estado de alarma "no interrumpe los plazos para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias". Además, la mayor parte, el 88%, se realiza por Internet.

La Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales ha solicitado de manera reiterada al Gobierno la interrupción o una ampliación de plazos teniendo en cuenta lo delicado del momento que atraviesa el país. “Sabemos que ahora más que nunca hay que contribuir con el erario público, no se está planteando ninguna exención ni rebaja fiscal, solamente, y apelando a la empatía del Gobierno, y para no crear más estrés del que estamos viviendo, reiteramos la petición de interrupción o un mayor plazo para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias y aduaneras, hasta que la situación se normalice”, señalan en el comunicado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios