www.madridiario.es

La amenaza. La censura. Políticos totalitarios.

martes 03 de marzo de 2020, 18:54h

El vicepresidente del Gobierno de Pedro Sánchez, un miembro del Gobierno que lidera el PSOE, amenazó este fin de semana con limitar la libertad de expresión y el derecho a la información que disfrutamos todos en general y los periodistas, en particular.

Pablo Iglesias, como muchos otros políticos, no acepta que se publiquen informaciones que perjudiquen a su partido político, ni a él, ni a los suyos. Y ya desde hace años amenazaba con limitar esos derechos y libertades cuando afirmaba categóricamente que la existencia de medios privados atacaba la libertad de expresión.

Pedro Sánchez tiene una bomba de relojería en su gobierno, y lo sabe. Una bomba fabricada hace tiempo y con instrucciones directamente detalladas por regímenes totalitarios donde los derechos humanos han sido y siguen siendo vulnerados. Un artefacto explosivo con un objetivo claro. Limitar y negar derechos y libertades que nos hagan pensar, opinar y expresarnos libremente a los españoles.

Totalitarismo en estado puro. Y, tristemente, con la complicidad y el silencio de un socialismo radicalizado por el poder.

No nos engañemos, Iglesias es un exponente de todos aquellos políticos a los que no les gusta que hablen de uno mal, que les critiquen. Es un ejemplo de aquellos políticos o politicuchos que censuran a medios cuando no son capaces de controlar las informaciones y opiniones que publican. No es el único que existe en el panorama actual, pero sí el más peligroso porque en el Gobierno de España amenaza sin pudor la libertad. Y Pedro Sánchez, calla.

Querido lector. Los políticos no debemos tener la piel tan fina. Es obvio que nos molestan las críticas, las informaciones que pueden perjudicar nuestra labor, las opiniones contrarias ideológicamente a lo que defendemos. Obviamente. Pero la pluralidad es riqueza para el pensamiento, para tomar decisiones.

Yo quiero seguir generando diferentes opiniones, porque un país en el que todos pensáramos (aparentemente) igual, como pretende la izquierda radical, se convertiría en un régimen dictatorial sin debate, sin opinión, sin libertad. Yo quiero seguir teniendo libertad para escribir y decir lo que me de la gana. En el medio de comunicación, privado o público, que quiera. Sin censura. Sin amenazas.

Yo quiero seguir siendo libre. Y quiero seguir recibiendo informaciones plurales, diferentes. Y quiero ser yo quien decida. Y no la “mano guiada” de un gobierno “influyente”.

La amenaza del Gobierno Sánchez está ahí. La censura. La limitación de nuestra libertad. El totalitarismo.

Por todo ello, cada vez es más necesario la unión de todos los partidos constitucionalistas. Porque solo juntos podremos evitar que esas amenazas se conviertan en una realidad.

Tenemos mucho que defender y demasiado que perder. La libertad.

Yolanda Estrada

Diputada del Partido Popular en la Asamblea de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios