www.madridiario.es
Uno de los negocios de la zona, cerrado por la cuarentena.
Ampliar
Uno de los negocios de la zona, cerrado por la cuarentena. (Foto: Chema Barroso)

Cuarentena voluntaria en Usera por el coronavirus

viernes 07 de febrero de 2020, 19:07h

Como un barrio fantasma. Así se presenta estos días el barrio de Usera - denominado popularmente el 'Chinatown madrileño' - con motivo del brote de coronavirus originado en China. Tras regresar muchos de los habitantes de la zona desde China con motivo de las celebraciones del Año Nuevo, algunos han optado por realizar una cuarentena voluntaria para comprobar que no han sido infectados y minimizar el riesgo de contagio.

Algunos de los habitantes de la zona, provenientes del país asiático, han optado por no salir de sus casas son propietarios de variados negocios en la zona. Es por ello que muchos locales han permanecido cerrados y la estampa que este viernes presentaba el barrio dista notablemente de la imagen habitual de la zona. Aunque el paisaje pueda parecer desolador, todo se reduce a razones de seguridad y todo apunta a que se percibirán pocas variaciones en Usera hasta dentro de 15 días.

Esta zona concentra la mayor cantidad de población de origen chino en la capital. Por ello, el cierre de negocios se ha percibido con mayor claridad. Mientras tanto, uno de los pocos locales abiertos, una farmacia, afirma que se han disparado las ventas de mascarillas y geles para desinfectar las manos.

Detalles del virus y casos sospechosos

A pesar de las precauciones que se deben tomar para evitar contagios de coronavirus, desde la Comunidad de Madrid ya se ha conformado una estrategia de actuación ante posibles casos y aseguran que la región se encuentra preparada para hacer frente a la situación.

Los síntomas habituales de este virus son tos, dolor de garganta, fiebre y sensación de falta de aire. Sin embargo, aún no se tiene constancia de ningún caso positivo de coronavirus 2019-nCoV. Uno de los posibles casos más mencionados ha sido el de los españoles que fueron repatriados desde la región china de Wuhan, epicentro de la pandemia, y que fueron trasladados al Hospital Gómez Ulla el 31 de enero. Allí permanecerán hasta que se cumplan 14 días, aunque ya se adelantó antes de su llegada que se muestran asintomáticos.

Otro caso reciente se dio el pasado 5 de febrero, cuando un ciudadano chino acudió al Hospital Gómez Ulla con síntomas similares a los que produce el virus. Sin embargo, tras ser examinado por el personal médico del centro, fue dado de alta y quedó desactivada la alerta del primer caso sospechoso de coronavirus en Madrid.

A esta situación se une la proliferación de bulos en torno a la enfermedad, lo que hizo que el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCF) y el Instituto #SaludsinBulos advirtieran sobre aquellas informaciones difundidas que no se ajustan a la realidad y mandaran un mensaje de calma para la ciudadanía.

Algunos de estos bulos apuntaban al supuesto origen del virus en una sopa de murciélago o un laboratorio, así como otros dudan directamente de la verdadera existencia de la enfermedad. Mediante una comparecencia y una campaña informativa, se ha pretendido desmontar algunos de estos bulos que advertían de un posible contagio a través de los paquetes que llegan desde China. Sin embargo, el coordinador del Instituto #SaludsinBulos aseguró que el virus solo queda en los objetos durante un corto tiempo y que no existe posibilidad de contagio por esa vía.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios