www.madridiario.es

Tensiometros: Tipos y cómo usarlos

Por MDO
jueves 09 de enero de 2020, 11:14h
Controlar la tensión arterial es algo especialmente importante para quienes quieren vigilar su salud.
Tensiometros: Tipos y cómo usarlos

Los latidos de nuestro corazón pueden servir para detectar cualquier anomalía que afecte a nuestra forma o el estado de nuestro organismo, por eso cada vez es más interesante contar con un tensiómetro en casa.


Puedes buscar una gran cantidad de modelos diferentes en internet, de hecho, en esta web con comparativas tienes a tu disposición un amplísimo abanico de modelos diferentes, detallados y comparados para que tengas a mano los mejores. Pero, ¿qué tipo de tensiómetro te conviene más?


Vamos a ver los diferentes tipos de tensiómetros que existen y, de paso, cómo se utilizan. Así podrás valorar cuál es la opción que te resulta más conveniente.


Qué tipos de tensiómetros hay y cómo se utilizan


Aunque existen muchas subcategorías diferentes, a la hora de hablar de tipos de tensiómetros, encontramos tres familias principales. Estas son las que hacen la separación principal a la hora de encontrarlos a la venta, aunque luego se puedan ver otras muchas variantes en el interior de cada una. Así, aquí vamos a ver los principales tipos de tensiómetros que existen, para concretar en el uso de cada uno y en sus posibles subcategorías.


Tensiómetro analógico o aneroide


El tensiómetro aneroide, analógico o manual es el más tradicional de todos los que existen. Consta de un brazalete que se coloca en el brazo y una pera con la que se va aumentando la presión del brazal a modo de bomba. Esta, junto con el manómetro que se coloca con el brazal, es la que se encarga de que el usuario pueda escuchar el sonido del corazón a través del fonendoscopio.


Su uso implica su colocación en el brazo, junto con el fonendoscopio en los oídos. Se aumenta la presión hasta que los latidos se escuchan a la perfección y, después, se va disminuyendo hasta que dejan de oírse. Así, se puede hacer una correcta medida de la tensión arterial.


Tensiómetro de mercurio


Para muchos, los tensiómetros de mercurio son los más fiables que hay gracias a la precisión con la que dan la medida de la tensión. De hecho, actualmente se usan sobre todo en ensayos clínicos.


Cuentan con un brazal, un manómetro, una bomba y un medidor de mercurio. La principal diferencia con el tradicional es que, aquí, la tensión se observa con las medidas del aparato con mercurio, en lugar de a través del contador manual. Desafortunadamente, cada vez está más en desuso a raíz de una normativa europea.


Tensiómetro digital


El tensiómetro digital es el que más se utiliza actualmente. Es muy fácil de manejar, ya que solo tiene que colocarse en el brazo y pulsar el botón para que comience a contar y medir la tensión arterial con bastante precisión. Puede escogerse entre colocarlo en el brazo o la muñeca, en función de lo que indique el dispositivo.


Es dentro de esta categoría donde podemos encontrar otras como los tensiómetros Bluetooth, los de muñeca, los de reloj y otras tantas variantes. Su facilidad de uso y su poco espacio han hecho que sean la compra de todos aquellos que quieren conocer su tensión arterial sin tener que acudir al médico.


Como puedes ver, la variedad está más que servida con este dispositivo. Aunque siempre se acabe utilizando para lo mismo, sus diferentes métodos de uso hacen que puedas decantarte por una opción u otra.