www.madridiario.es

Móviles con averías: qué hacer y a dónde ir

martes 10 de diciembre de 2019, 11:33h

La pantalla, la batería y la memoria llena, encabezan la lista de inconvenientes en cualquier marca de teléfono móvil. Pero hay muchos más. Qué debemos hacer ante una avería o cuando aparecen las primeras señales de que algo no va bien en el sistema.

Móviles con averías: qué hacer y a dónde ir
Ampliar

Es innegable que hoy en día gran parte de nuestras actividades de la vida cotidiana dependen del móvil. Las primeras noticias del día, programar la lavadora o el robot aspirador, hacer una transferencia bancaria, buscar una receta, hablar con compañeros o familiares, conocer la frecuencia de un autobús u ordenar una pizza para la cena. Pasamos mucho más tiempo del que pensamos utilizando nuestros dispositivos móviles ya sea para trabajar, comunicarnos o simplemente, pasar un rato de ocio.


Por eso, cuando el móvil se rompe pareciera que nuestro día colapsa. Los minutos, horas o semanas que pasamos sin él, se hacen eternos y muchas veces, la desesperación y la ansiedad nos dejan en manos de profesionales sin experiencia o intentamos un apaño por cuenta propia.


Lo que en principio puede ser una solución sencilla, puede complicarse si no acudimos a tiempo a un taller de confianza, donde los expertos en el tema puedan sacarnos del apuro con el asesoramiento y las herramientas adecuadas.


Dónde acudir

Es muy importante que si no tienes claro qué es lo que debes hacer o el problema persiste aun habiendo intentado algunos pasos sencillos, acudas a un técnico especializado para asesorarte y recibir un diagnóstico y presupuesto adecuado.


Siempre es mejor reparar un móvil que comprar uno nuevo. Si debes reparar tu móvil en Madrid deberás tener en cuenta algunos aspectos fundamentales como la garantía sobre la reparación (el mínimo obligatorio son tres meses), las certificaciones y recomendaciones que lo avalan al profesional en cuestión, el manejo que hacen en su taller con los residuos tecnológicos, el plazo de devolución, el tiempo que llevan realizando esta actividad, etc.


Qué podemos hacer

La tecnología puede ser nuestra gran aliada, pero no es perfecta. De acuerdo a la experiencia de los técnicos especializados en reparación de móviles, estas son algunas de las averías más comunes y lo que podemos hacer en cada una de ellos.


  • Relentización del sistema

Cuando la Memoria RAM está saturada, el teléfono suele responder con mayor lentitud o incluso, llegar a “paralizarse”. La solución es limpiar el teléfono, cerrar o eliminar aplicaciones y limpiar los datos de la memoria caché.


  • Pantalla rota

Aunque las empresas de fabricación de móviles utilizan materiales cada vez más resistentes a las roturas y accidentes, claramente no son irrompibles. Si se ha roto la pantalla y el cristal, o solamente una de las dos cosas, lo más seguro es que te recomienden cambiar ambas y/o reemplazar la parte frontal. Si tienes que arreglar la pantalla de un móvil en Madrid, busca expertos previamente verificados ya que la reparación requiere herramientas y conocimientos muy específicos. Además, compara precios y recomendaciones, dado que se trata de una pieza muy delicada y costosa.


  • Poca duración de batería

Cuando tu móvil no llega al final del día con batería suficiente, es señal de que puede haber factores que la estén sobrecargando o que está llegando al fin de su vida útil. Puedes reducir el brillo de pantalla, apagar el GPS y el Bluetooth si no los estás ocupando.


  • No se pueden descargar aplicaciones

La causa más frecuente de este problema es que la memoria caché está dañada (o la memoria llena). Puedes limpiar la memoria caché de las aplicaciones y el historial de Google Play y luego reiniciar el móvil.


  • Teléfono mojado

Este es uno de los casos donde debes acudir sí o sí a un técnico especializado. Mientras lo haces asegúrate de NO encender el móvil, ya que podrías agravar el problema.


  • El puerto de carga no funciona

Si crees que el problema puede deberse a una obstrucción por polvo o suciedad, puedes intentar limpiarlo muy suavemente con un cepillo o hisopo. Pero de lo contrario, acude a un taller de reparaciones.


Mejor reparar que comprar

En líneas generales, tanto para el beneficio de tu bolsillo como del medioambiente, siempre es mejor reparar el móvil que comprar uno nuevo.


Si todavía estás en el plazo de garantía, deberás acudir al técnico asignado. También es posible contratar un seguro a la hora de comprarlo, ya que la garantía no cubre roturas por caídas, accidentes ni robos, mientras que la mayoría de los seguros aprovechan ese nicho brindando una tranquilidad extra. Sin embargo, es importante que leas la letra chica y analices los costos, ya que algunas veces suponen un gasto excesivo para ese tipo de móvil o la cobertura que ofrecen.


Darle una segunda vida al móvil siempre resultará menos costoso y además, reducirá el tremendo impacto que está teniendo la basura tecnológica en el medioambiente.