www.madridiario.es

Seguro dental: por qué es tan importante contratar uno

lunes 14 de octubre de 2019, 11:00h
Cuidar de nuestra boca y de nuestros dientes es tan importante como mantener una buena salud general.
Seguro dental: por qué es tan importante contratar uno
Ampliar

Cada vez más personas son conscientes de esto y, en los últimos años, la salud dental finalmente está siendo tratada con la importancia que se merece. No obstante, los tratamientos odontológicos siguen siendo bastante caros y no todos pueden acceder a ellos. Esta es la razón por la que los seguros dentales son tan populares en España hoy en día. Con un seguro dental puedes disfrutar una serie de servicios odontológicos de la más alta calidad pagando una pequeña cuota mensual. Además, permite someterse a tratamientos dentales sin tener que apuntarse en largas listas de espera, acceder a descuentos significativos en los tratamientos que no cubre la póliza y, por tanto, ahorrar dinero. ¿Estás pensando en contratar un seguro dental pero no sabes cómo elegir el mejor para ti? En este artículo te damos las claves para que contrates la póliza de seguros que más te convenga. Si tienes dudas, puedes consultar este artículo sobre seguros dentales en España que cuenta con la información más completa sobre el tema.

¿Por qué es importante contratar un seguro dental?

Porque con la seguridad social de España prácticamente no puedes acceder a ningún tratamiento odontológico. La salud dental es el talón de Aquiles de nuestra sanidad pública, limitándose solo a cubrir casos en los que hay infecciones o heridas graves en la boca. ¿Necesitas una extracción dental? La sanidad pública la cubre solo si se trata de una emergencia, pero en cualquier caso tendrás que apuntarte en una lista de espera. Si decides acudir por ti mismo a una clínica dental privada, te darás cuenta de que los servicios son realmente caros. Sobre todo si necesitas algún tratamiento especial, como implantes u ortodoncia, entre otros. Un seguro dental es la mejor opción para aquellas personas que cuidan su salud bucodental y quieren prevenir cualquier patología acudiendo de manera regular al dentista. Es aún más importante contar con un seguro dental después de cierta edad. Nuestros dientes son muy susceptibles al paso del tiempo y se van debilitando a medida que envejecemos. La mayoría de pólizas dentales no tienen límite de edad y permiten que los ancianos y personas mayores cuenten con la atención odontológica que se merecen. También es la mejor manera de ahorrar dinero. Si le sacas todo el provecho a tu póliza dental, estarás ahorrándote una suma considerable a mediano y largo plazo. Asimismo, podrás acceder a descuentos en tratamientos que generalmente no cubre ninguna póliza, como por ejemplo los procedimientos de estética dental.

¿Qué cubre un seguro dental?

No todos los seguros dentales cubren lo mismo y los tratamientos incluidos gratuitamente dependerán de la póliza que contrates y su precio. No obstante, un buen seguro dental suele incluir estos servicios:
  • Consultas y revisiones.
  • Limpieza al menos una vez al año.
  • Sellado de fisuras.
  • Diagnósticos y radiografías.
  • Extracciones dentales.
  • Atención de emergencia las 24 horas del día, preferiblemente en toda España.

¿Cuánto dinero puedo ahorrarme en un año?

Si aprovechas al máximo tu seguro dental, es mucho lo que puedes ahorrar. El precio de una póliza dental varía entre 50€ y 120€ al año, pero ten en cuenta que mientras más barato sea un seguro, menos servicios incluirá. Los más asequibles cubren más o menos lo mismo que la sanidad pública, con la diferencia de que no tendrás que apuntarte en interminables listas de espera y podrás tratarte en clínicas especializadas. Si contratas un seguro dental familiar, tu pareja y tus hijos podrán gozar de las mismas prestaciones y ahorrar aún más dinero. Los niños generalmente cuentan con beneficios adicionales de odontopediatría y algunas compañías de seguros ofrecen incluirlos en la póliza de sus padres sin ningún coste adicional. Los seguros dentales familiares también permiten incorporar a tus padres o abuelos y generalmente no tienen un límite de edad. Los tratamientos como la ortodoncia, implantes y los procedimientos de estética dental no son nada baratos y las compañías de seguros dentales no ofrecen una cobertura completa de estos servicios. No obstante, la mayoría de ellas sí que cuenta con descuentos muy considerables en todos sus tratamientos. Si tienes uno o varios hijos que necesitan ortodoncia o tus padres necesitan implantes, contratar un seguro dental familiar es la mejor manera de ahorrar dinero.

Consejos para contratar un seguro dental

Contratar una póliza de seguros es un asunto delicado que requiere de investigación, paciencia y mucha atención a los tratamientos que incluye y a las excepciones. Ten en cuenta estos conceptos para que puedas tomar la decisión adecuada:

Cobertura

Compara al menos tres seguros de distintas compañías para asegurarte de contratar el que ofrezca más servicios al mejor precio. Asegúrate de que la póliza que contrates incluya las prestaciones básicas: consultas, diagnósticos, limpiezas, extracciones y emergencias las 24 horas del día. Pregunta sobre todos los descuentos que puedes disfrutar en tratamientos no incluidos en la póliza.

Cláusulas y condiciones

Cuídate de la letra pequeña, es decir, todas las cláusulas y excepciones que podrían condicionar el acceso a ciertos tratamientos. Algunas compañías ofrecen ciertos servicios solo bajo algunas condiciones. Otras se ganan tu atención ofreciéndote increíbles descuentos o beneficios a largo plazo que finalmente están condicionados por una serie de factores imposibles de cumplir. Si suena demasiado bueno para ser cierto, es probable que lo sea y lo mejor es considerar otras opciones.

Copago

Si contratas un seguro dental de copago, las cuotas mensuales serán más baratas pero tendrás que pagar por cada servicio que utilices. Evidentemente, pagarás mucho menos que alguien que no tiene un seguro dental. Pero si pretendes acudir muy seguido al dentista, esta modalidad podría salirte más cara. Por el contrario, un seguro dental sin copago permite acceder a las prestaciones básicas sin pagar ningún monto adicional. No obstante, las cuotas mensuales son mayores que en la modalidad con copago.

Carencia

La carencia se refiere al tiempo que debe transcurrir desde que contratas el seguro hasta que finalmente puedas disfrutar de él. Algunos seguros dentales establecen un período de carencia de seis meses o un año, de manera que no podrás acceder a ningún servicio hasta que transcurra ese plazo. No obstante, la mayoría de las compañías de seguros dentales cuentan con pólizas sin carencia para que puedas comenzar a beneficiarte del seguro inmediatamente.
Seguro dental: por qué es tan importante contratar uno
Ampliar