www.madridiario.es

Solurban: galardonada por la rehabilitación de la estación Príncipe Pío de Madrid

Solurban: galardonada por la rehabilitación de la estación Príncipe Pío de Madrid
Ampliar
lunes 07 de octubre de 2019, 09:21h

Los especialistas que aplican la tecnología Sika en sus trabajos participaron en un concurso llamado “La Mejor obra de 2018” con una obra para la “Rehabilitación Príncipe Pío”. Por unanimidad, la empresa merecedora del premio fue Solurban.

El jurado, compuesto por profesionales reconocidos, tuvo en cuenta la altísima calidad del acabado de la rehabilitación, el volumen del trabajo, su dificultad y las soluciones de innovación que emplearon en su implementación para adjudicar el premio.

Un merecido reconocimiento a la recuperación de una obra tradicional de Madrid

La empresa ganadora es reconocida en todo el ámbito de la construcción, ya que son especialistas en pavimentos en Madrid, y fue la que se encargó, diseñó y llevó a cabo un proyecto para adecuar el teatro a un nuevo uso funcional: la estación Príncipe Pío de Madrid, respetando las normativas y ordenanzas vigentes.

Antes de emprender la obra realizaron un estudio previo y exhaustivo del proyecto original, en su aspecto estructural y de cerramientos.

Una estructura paralela nueva

El sistema estructural original, claramente extemporáneo, fue resuelto con una estructura nueva adosada, paralela a la original, en casi toda el área de su superficie, unida a su nueva cimentación. Por lo que fue necesario descartar y obviar la estructura existente.

Cimentación y nuevas estructuras metálicas

Se realizó una nueva cimentación de la superficie y se colocaron estructuras metálicas nuevas en varios emplazamientos. Al igual que se reforzó la estructura existente del torreón ubicado en el oeste, con laminados Sika, complementada con los perfiles metálicos necesarios.

Se realizó un saneamiento del hormigón y las vigas de la nave central fueron reforzadas, con el fin de soportar los refuerzos adicionales debido al incremento en el peso que significó añadir los nuevos perfiles.

Las tecnologías más avanzadas

Gracias a su colaboración constante con los fabricantes y proveedores de materia prima y una avanzada maquinaria, culminaron un proyecto complejo y de gran dificultad, que destaca por su imponencia entre las estaciones de Madrid.

Una obra relevante de rehabilitación y rescate de la Guerra Civil

Solurban, una constructora que ha realizado las principales impermeabilizaciones en Madrid, se encargó de la reconstrucción de este lugar icónico de la capital española, que sufrió daños casi irreparables en los cimientos durante la cruenta Guerra Civil.

Durante décadas se trató de recuperar y remodelar, pero los planes de obra del Gobierno y los presupuestos no lo hicieron posible.

Una empresa vanguardista en tecnología constructiva

El dominio sobre la impermeabilización, le ha permitido a Solurban encargarse de diversos proyectos que incluyen sótanos y parkings, sitios donde hay gran afluencia de personas.

Esta rehabilitación ha sido reconocida como la mejor participación de empresa alguna, a lo largo de la historia de este concurso en el que participaron un total de 110 proyectos, todos elaborados por 48 empresas de la construcción y rehabilitación.

Las distintas categorías del concurso

El concurso contemplaba categorías como: reparación y rehabilitación, impermeabilización de las cubiertas, impermeabilización tecnológica, pavimentos, fachadas y acabados decorativos y ornamentación.

El premio principal al ganador en la mayoría de estos aspectos, fue Solurban, que se posicionó como triunfador absoluto en la edición número 13 del concurso “La mejor obra”, en esta edición celebrada en el año 2018.

Un poco de historia

La edificación fue construida entre los años 1926 y 1934. Debido a su cercanía con el campo de batalla, sufrió daños considerables en el transcurso de la Guerra Civil. Esto tuvo como consecuencia muchas modificaciones e intervenciones que no respetaban el modelo de la construcción original.

Propuesto como centro de ocio y teatro

Desde el año 1976 el edificio estuvo abandonado, lo que ocasionó mayor deterioro y preocupación de los entes responsables porque esta infraestructura está incluida en el Catálogo General de Edificios Protegidos del Plan de Ordenación Urbana de Madrid, en la categoría de Monumento.

Desde el año 2015 fue aprobada su transformación en un teatro. Esta rehabilitación no llegó a concretarse, debido a los altos costes e imposibilidad de financiación.

Un nuevo uso: de teatro a estación

Debido a múltiples presiones fue solicitado al UTE optimizar la construcción mediante un nuevo uso: una estación de tren, acorde con la normativa vigente.

Con ese propósito se realizó un estudio exhaustivo para adaptar el teatro a esta nueva funcionalidad, con el resultado conocido que llevó a Solurban a alzarse con este galardón.