www.madridiario.es

INVESTIDURA

Isabel Díaz Ayuso saluda a Ignacio Aguado bajo la mirada de Rocío Monasterio en el Pleno de investidura sin candidato.
Ampliar
Isabel Díaz Ayuso saluda a Ignacio Aguado bajo la mirada de Rocío Monasterio en el Pleno de investidura sin candidato. (Foto: Chema Barroso)

Ayuso afronta el último trámite para llegar como presidenta a La Paloma

martes 06 de agosto de 2019, 07:36h

La investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid es cuestión de días, aunque todavía no hay una fecha concreta. Sin embargo, sí se manejan con más entusiasmo unos días que otros: por los pasillos de la Asamblea de Madrid la combinación que más se repite es la del doce y el trece de agosto -dos días antes de que la "patrona popular" de los madrileños, La Paloma, celebre su fiesta-. Eso, al menos, es lo que deslizan fuentes conocedoras de la situación, que dan por imposible la celebración del Pleno de investidura a finales de esta semana. Además, las mismas recuerdan que el reglamento obliga al presidente de la Cámara, Juan Trinidad, a convocar la sesión entre tres y siete días una vez finalizada la ronda de consultas.

Con todo, las dudas se despejarán hoy. Tras recibir el lunes a los tres líderes con menor representación parlamentaria, el diputado de Ciudadanos se verá esta misma mañana con el portavoz de su partido, Ignacio Aguado; la del PP, Díaz Ayuso; y Ángel Gabilondo, candidato socialista. Después, se reunirá la Mesa, a la que el presidente comunicará su decisión.

A esa convocatoria, la candidata popular llegará con los apoyos garantizados para convertirse en lideresa regional en primera votación y por mayoría absoluta, algo que no consiguió en las otras dos veces que, a lo largo de más de sesenta días, se ha sentado en el despacho de Trinidad -lo que provocó, entre otras cosas, que los madrileños vieran por primera vez cómo se celebraba un Pleno de investidura sin candidato-. Y no ha sido fácil. Desde que las urnas hablasen el pasado 26 de mayo y dijesen que el PP podría mantener el control en el feudo en el que lleva reinando más de dos décadas, Ayuso ha mantenido una actitud presidenciable y negociadora con la que ha tenido que afrontar peleas continuas entre sus dos socios: quien la acompañará en el Gobierno -Ciudadanos- y quien les apoyará desde fuera -Vox-.

Con los naranjas mantuvo una serie de negociaciones que finalizaron el pasado 8 de julio, cuando presentó junto a Aguado dos pactos, uno programático con 155 medidas y otro de competencias que marcaba las consejerías que iban a recaer en las dos formaciones -al PP le corresponderán Presidencia, Interior, Emergencias y Desarrollo Local; Hacienda y Función Pública; Sanidad; Educación y Juventud; Justicia; Ordenación del Territorio y Vivienda; y Medio Ambiente, Agricultura y Sostenibilidad; y a Ciudadanos, Deporte y Transparencia; Economía, Ciencia, Competitividad y Empleo; Universidades e Innovación; Asuntos Sociales y Familia; Transportes; y Cultura y Turismo-.

Con eso firmado, quedaba lo más difícil: rebajar las altas exigencias de Vox, que hasta entonces pedía entrar en el Gobierno, derogar las leyes LGTBi, repatriar menores extranjeros no acompañados (MENAs) y reducir consejerías. No obstante, la presión de la cúpula nacional y una foto a tres provocó que, la pasada semana, Monasterio abandonase esas peticiones y se presentara en la sala de prensa de la Asamblea para confirmar su luz verde a Ayuso a sabiendas de que la celebración de unos comicios no beneficiarían al partido al que representa.

Así las cosas, ese apoyo lo volvió a confirmar ayer. Después de ver al presidente de la Asamblea, en la sala de prensa defendió su postura y la rebaja de sus exigencias porque "PP y Cs asumirán el programa de Vox". "Han pactado con nosotros y van a asumir nuestras ideas", dijo casi autoconvenciéndose la lideresa de la formación ultra, que además vendió como una ventaja estar en la oposición. "Estaremos vigilantes", avisó.

Errejón, a la oposición

Otro que no formará parte del gobierno -lo que no es ninguna sorpresa- será Íñigo Errejón, que tras reunirse con Trinidad optó por abandonar el pragmatismo que le caracteriza y disparar con dureza contra Ciudadanos. A los naranjas les acusó de haber elegido como compañeros de viaje a Vox pese a que Más Madrid llegó a ofrecer apoyar desde fuera un ejecutivo de estos con el PSOE: "Se les debería caer la cara de vergüenza por elegir a los de la Gürtel y la Púnica, ¿pueden poner la mano en el fuego por Ayuso?", exclamó el ex de Podemos.

Por su parte, la candidata de la confluencia de los morados junto a IU, Isa Serra, realizó un discurso similar para avisar de que sus siete diputados estarán "enfrente" del gobierno "de la involución y el retroceso".

Esquema del Pleno de investidura

El debate comenzará con la lectura, por parte de un miembro de la mesa, del nombre de la candidata, que será a todas luces Isabel Díaz Ayuso porque, pese a no ganar las elecciones, es quien ha cosechado los votos suficientes para gobernar. Así, la popular podrá exponer su plan de gobierno sin límite de tiempo. Cuando termine, el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad, deberá suspender la sesión hasta que pasen, al menos, 18 horas.

Al día siguiente, el turno será para los otros grupos. Primero, cada portavoz contará con treinta minutos que podrán ser replicados por Ayuso. Una vez hablen todos, se realizará otra ronda de intervenciones de 15 minutos que finalizarán con el discurso final de la candidata. Terminado el debate, se volverá a suspender la sesión para anunciar la hora de la votación, en la que Ayuso deberá recibir la luz verde de, al menos, 67 diputados de la Cámara -PP, Cs y Vox suman 68-. En caso de que esto no sucediese -algo improbable-, se debería convocar otra sesión pasadas 48 horas en la que a la candidata le valdría tener más 'síes' que 'noes'.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.