www.madridiario.es

Colectivos animalistas denuncian de nuevo la tradición de decapitar gansos

sábado 27 de julio de 2019, 14:08h

Con motivo de la celebración del Apóstol Santiago, en Carpio de Tajo (Toledo) continúan con una cruel tradición que consiste en decapitar mientras se va montado a caballo un total de 21 gansos que se encuentran colgados de las patas entre dos postes.

Es una "fiesta" que se celebra todos los 25 de julio y que desde Madrid denuncian los colectivos animalistas La Tortura No Es Cultura y Animal Guardians. Estas protectoras se colaron en los festejos y consiguieron grabar la barbarie que tiene lugar en este municipio todos los años. Las organizaciones consideran que, aunque los animales hayan sido sacrificados previamente, "esta cosificación de los animales desensibiliza y brutaliza a las personas y no tiene lugar en el siglo XXI".

Lo que comenzó como un entrenamiento militar con el uso de animales vivos se ha convertido en una fiesta que cada año reúne a los fieles de esta práctica.

Carmen Ibarlucea, presidenta de la Plataforma La Tortura No Es Cultura, afirma: “En 2016, 80.000 personas pidieron que se acabase con este espectáculo dantesco que cosifica a los animales y enseña a los más pequeños a utilizar la muerte como método de diversión. En 2017 se entregaron 135.000 firmas, pero las autoridades siguen sin hacer nada. A veces parece que aún vivamos en la Edad Media, pero por nuestra parte seguiremos sacando a la luz estos espectáculos, invitando a la reflexión y exigiendo su fin”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios