www.madridiario.es

La magnetoterapia: la terapia de los campos magnéticos

martes 11 de junio de 2019, 11:12h

La fisioterapia es una disciplina que implica técnicas manuales naturales para aliviar las dolencias del cuerpo, y al igual que esta, la magnetoterapia se caracteriza también por ser beneficiosa para la salud, pero haciendo uso de una metodología diferente.

Su nombre se debe a que esta práctica se realiza mediante el uso de campos magnéticos estáticos. Con el gran progreso de la ciencia se ha podido confirmar que al exponer algunas partes del cuerpo a estos campos se logran efectos como la regeneración de los tejidos óseo y muscular, entre otros.

La magnetoterapia: la terapia de los campos magnéticos
Ampliar

Como bien indica su nombre, la magnetoterapia es la aplicación precisa de campos magnéticos generados por imanes estáticos o cualquier otro dispositivo electromagnético de baja intensidad. Las líneas del campo magnético son capaces de atravesar la superficie del organismo hasta llegar a lo profundo del cuerpo, incluso alcanza a los huesos y órganos internos.


Los equipos para la práctica de este tipo de terapia por lo general están presentes en los hospitales y las clínicas, sin embargo también se pueden comprar o alquilar para su uso en el hogar o en cualquier otro lugar. Son colocados directamente en la zona afectada del cuerpo para su tratamiento. La aplicación de este proceso de curación puede durar aproximadamente 30 minutos, aunque depende también si la dolencia es muy grave o leve. Si es grave, entonces podría prolongarse hasta por una hora o más.


Efectos del magnetismo en el cuerpo humano

Entre los efectos beneficiosos de la aplicación de campos magnéticos pueden mencionarse:

  • Aumento de la circulación, que tiene como resultado la regeneración de los tejidos.
  • Vasodilatación, que ayuda a incrementar el oxígeno en los tejidos.
  • Efecto antiinflamatorio, que elimina los productos tóxicos de los tejidos.
  • Incremento del colágeno, un elemento que compone al menos veinte por ciento del tejido óseo y ayuda también a la cicatrización de heridas.
  • Efecto analgésico, que reduce inflamaciones y dolores.

Ventajas y contraindicaciones de la magnetoterapia

Una de las principales ventajas es que puede ayudar a sanar una gran cantidad de patologías, tal como las quemaduras, el asma bronquial, la osteoporosis, las migrañas, la sinusitis, las contusiones, la ciatalgia, el síndrome del túnel carpiano, y muchos otros males. Otra ventaja es que tiene pocas contraindicaciones. Entre muchas otras de estas ventajas pueden destacarse:

  • Su aplicación no es dolorosa, de hecho es relajante y fácil de hacer.
  • Se complementa con la fisioterapia y sus métodos de sanación.
  • Puede ser aplicada por un terapeuta o por el mismo paciente.
  • Los resultados conseguidos son excelentes y de larga duración.
  • No requiere uso previo o posterior de fármacos.

En cuanto a las contraindicaciones, algunas son relativas, es decir, que antes puede consultarse con un terapeuta si debería aplicarse la magnetoterapia o no, como en los casos de las personas con hipotensión, estados de pre infarto, hemorragias, tuberculosis, enfermedades infecciosas o neurológicas, placas metálicas, marcapasos o micosis.


Sin embargo, hay otros efectos que sí son perjudiciales, y por tanto no se deberá bajo ninguna circunstancia someter al paciente a la magnetoterapia, como en los casos de las personas que hayan sufrido embolia, angina de pecho, claudicación intermitente, patologías tumorales, angiopatía diabética e insuficiencia coronaria. Tampoco es indicada para mujeres embarazadas.

Otros beneficios que ofrece la magnetoterapia

Un beneficio que se descubrió recientemente es el hecho de que los microcorrientes producidos por la magnetoterapia también ayudan a eliminar ciertas células que pertenecen al cáncer, de forma que en la membrana celular puedan entrar los nutrientes que esta necesita, y aparte pueda eliminar sus desechos, con lo que se logra el óptimo funcionamiento de la membrana con rapidez. Esto aplica sobre todo al cáncer de pulmón, de próstata y de mama.


La magnetoterapia también sirve para adelgazar, cosa que no muchas personas saben. Pero para que esto funcione, se tienen que mejorar ciertos hábitos, como el consumo de los alimentos. La forma en la que este método funciona para quemar calorías es a través de la regulación de la circulación de la sangre y el incremento del consumo de oxígeno. De esta manera es posible bajar de peso en poco tiempo.


No hay duda de los beneficios de la magnetoterapia hoy día. La forma en la que actúa en el organismo genera un buen cambio en la salud de manera notoria y veloz, pero no debe aplicarse sin antes consultar a un especialista, ya que si no se conoce con precisión el funcionamiento de este método de sanación, los resultados puede que sean distintos a lo esperado.