www.madridiario.es

Los bonos de bienvenida de las casas de apuestas

miércoles 29 de mayo de 2019, 12:13h
Como forma de darse a conocer y atraer nuevos usuarios, las casas de apuestas y otros páginas de juego online como tragaperras o bingo, ofrecen distintos bonos de bienvenida. Los bonos no son solo para nuevos jugadores, también los veteranos pueden obtenerlos al recargar, o al cumplir ciertos requisitos, en este caso funcionan como instrumentos de fidelización, que nos motivan a volver a jugar en la misma web.
Los bonos de bienvenida de las casas de apuestas
Ampliar

Bonos con y sin rollover

Un bono es una cantidad de dinero que se añade a nuestra cuenta, y que podemos utilizar para jugar o apostar. Cuando en las condiciones del bono se especifica que existe rollover, es que se exige que para poder retirar las ganancias obtenidas con ese dinero, hayas apostado como mínimo una cantidad determinada. Normalmente, esa cantidad debe ser apostada dentro de un plazo establecido en las condiciones del bono.

El concepto de rollover suele calcularse como un multiplicador del bono recibido. Por ejemplo, en el caso de que un bono de 100 euros aplique un rollover de 3x, quiere decir que para poder aprovecharlo, tendríamos que apostar un total de 300 euros. Si cumplimos con esa condición, podríamos retirar las ganancias obtenidas con los 100 euros del bono. En esa suma total se incluye también, normalmente, el importe del bono.

Bonos sin depósito y freebets

Lo habitual en los bonos, especialmente los de bienvenida, es ofrecer una cantidad a cambio de que el usuario realice una recarga mínima. Sin embargo, existen también los bonos sin depósito, en este caso se trata de un ingreso que la casa de apuestas ofrece al usuario, sin necesidad de que este realice ninguna recarga. En este caso, es frecuente que para poder retirar las ganancias, se establezcan una serie de condiciones.

También existen los freebets, que son las apuestas libres. Ofrecen la posibilidad de realizar apuestas sin arriesgar dinero. En el caso de ganar la apuesta, lo que se obtiene es la diferencia entre el valor de la apuesta realizada y la cantidad conseguida con el acierto. Otra forma en la que no arriesgamos dinero es con los denominados bonos seguros, que lo que hacen es devolverte el importe de tu primera apuesta, en el caso de que la pierdas.

La cuota mínima y los plazos

Otro concepto que se debe conocer en relación a los bonos es el de cuota mínima. Esta cantidad es la mínima que deberemos apostar cuando utilicemos el bono, y nos obliga a apostar a una cuota igual o superior a la especificada, si queremos aprovecharlo. Es una forma en que las casas de apuestas se aseguran de que no vamos a utilizar el bono para apostar a las cuotas más bajas.

Debemos tener cuidado con los plazos, todos los bonos tienen un plazo límite tras el cual caducan, y en ese caso lo perderemos. Además, no solo se pierde el importe del bono, también los beneficios obtenidos con el mismo. Tenemos, por tanto, que estar muy pendientes de plazos, condiciones, y todos los requisitos de estas ofertas, para poder aprovecharlas en nuestro beneficio y salir ganando.