www.madridiario.es

La declaración de la renta de forma segura: guía para el 2019

martes 30 de abril de 2019, 10:24h

La fecha para presentar la declaración de la renta en España ha llegado como cada año obligando a millones de ciudadanos a dar cuentas al fisco sobre el ejercicio pasado. Ahora bien, esta ventana es también aprovechada por ciberdelincuentes que andan al acecho de cualquier oportunidad de hacer negocio de forma fraudulenta, y es que la inmensa mayoría de los contribuyentes presentará su borrador de forma telemática a través de Internet.

La declaración de la renta de forma segura: guía para el 2019

La importancia de la seguridad

Sabemos que Internet es un sitio cada vez más seguro. Cierto, pero esta realidad no quita para que sigan produciendo ataques tanto a particulares como a empresas, por lo que nunca hay que relajar las medidas de seguridad.

Esto es especialmente relevante cuando se trata de una información tan delicada como la que acompaña a cualquier declaración de la renta. En ella quedan reflejados aspectos tan importantes como el estado de nuestras cuentas, su numeración completa, nuestros datos personales y, en definitiva, todo aquello que la agencia tributaria debe saber para conocer en profundidad nuestro estado financiero.

Dicho lo anterior, basta con imaginarse el problema al que nos enfrentaríamos si todo ello cae en manos de quien no debe. En una declaración de la renta están todos los ingredientes necesarios para que alguien con experiencia en hackeo no tenga ni el más mínimo problema en suplantar la personalidad digital del contribuyente que quede expuesto.

El pishing, como también se conoce a esta suplantación de la identidad, dejará en manos del ciberdelincuente los números de cuenta, la información personal y toda esa sensible información que le cedemos a Hacienda con el objetivo de hacer la declaración.

¿El resultado? Posibles compras con la identidad robada, traspaso de capitales a cuentas imposibles de rastrear y otros muchos que convertirán la vida del contribuyente en un problema por un simple problema de seguridad.

Antes de entrar de lleno en otros aspectos relacionados con todo lo anterior, lo cierto es que hay herramientas fáciles de usar, muy accesibles y que eliminan por completo el riesgo de perder la información que damos en la declaración de la renta. Son herramientas como los cifrados o las VPN seguras. Con todo, más tarde entraremos de lleno en este tipo de utilidades que pueden ahorrarnos más de un susto.

Las ciberestafas más comunes en la declaración de la renta

Por desgracia, de lo que estamos hablando aquí, los problemas de seguridad que pueden aparecer a la hora de presentar el borrador de la declaración de la renta, no son ni mucho menos situaciones teóricas. Al contrario, la Hacienda Española lanza alertas continuas cuando se inicia cada campaña, y es que los ciberdelincuentes idean cada año nuevas técnicas para obtener la información que desean.

Una de las más empleadas en los últimos ejercicios ha sido la de las aplicaciones móviles que se hacen pasar por la Agencia Tributaria. Estas se encuentran en los canales habituales de los que todos nos descargamos las apps que empleamos en smartphones o tablets. Su diseño está muy conseguido para inspirar el máximo de confianza haciéndose pasar por Hacienda.

Sin embargo, tras su apariencia de útil herramienta se esconde realmente un autor malintencionado que lo que desea es obtener toda la información personal que le daríamos a la Agencia Tributaria, por lo que estaría en posesión de datos tan delicados como el DNI, el número de nuestras cuentas y otros muchos datos sensibles con los que poder operar a través de la red en nuestro nombre.

Si las aplicaciones han sido las últimas en sumarse a esta lista, lo cierto es que el decano de todas las herramientas que los delincuentes despliegan en esta época es el correo electrónico. Los correos tienen, normalmente, la forma de un aviso oficial de Hacienda que nos insta a enviar nuestros datos para llevar a cabo la devolución de impuestos que nos corresponde sin ni siquiera haber pasado por el trámite del borrador digital.

Es más, el correo suele señalar que es imposible realizar el ingreso de la devolución por falta de datos personales instando al contribuyente a que los envíe cuanto antes para poder facilitar así el reingreso. En los últimos años, este sencillo engaño ha causado estragos en muchos contribuyentes, ya que han caído en el engaño cediendo toda la información personal que se les requería sin llegar a pensar en la posibilidad de estar siendo objetos de un fraude hasta que ya era demasiado tarde.

Sencillos consejos para mantener la seguridad

Nunca se debe menospreciar el valor de la seguridad cuando se navega por Internet. Esto lo saben perfectamente las grandes empresas y las no tan grandes y, por supuesto, debería calar entre los usuarios privados que, a fin de cuenta, son la inmensa mayoría y el blanco preferido de los delincuentes digitales.

Si la seguridad es importante en el día a día en tareas tan cotidianas como comprar algo en Internet o descargar un archivo de la red, en un momento tan delicado como el de subir información fiscal a la red debería serlo aún más.

Es decir, es posible que la presentación del borrador de la renta a través de Internet sea el momento más delicado del año para muchos usuarios, ya que es cuando van a transmitir una información más delicada a través de la red.

Los consejos deben ir en un primer momento por cerciorarse de la seguridad de las webs en las que se está trabajando. Todas deben contar con los protocolos de seguridad más alto, algo que se muestra en la barra del navegador mediante las siglas “https”. Esa “s” del final es la que nos dice que el cifrado que usa la página es el más seguro del momento y, por lo tanto, es en lo primero en lo que hay que fijarse.

Las páginas con protocolo https son las únicas seguras para que volquemos datos sin tener que preocuparnos por nada. Sin embargo, con ello no acaban los peligros, y es que muchas veces el riesgo se encuentra más en la red que usamos que en la página que visitamos.

Detalles sobre las redes a usar

Dicho de una forma muy sencilla, cuando nos conectamos a Internet desde un ordenador estamos enviando la información al router que está conectado al proveedor de servicios de Internet (ISP). El cifrado puede ser bueno o malo, pero lo cierto es que las redes que se crean son vulnerables por varios motivos.

Por ejemplo, la red local de casa o de la oficina, aquella que forman todos los conectados a un mismo router, puede tener debilidades si no se ha preparado a conciencia para evitar los posibles ataques de ciberdelincuentes.

Ni que hablar de las conexiones a red WiFi públicas, aquellas en bibliotecas o cafeterías, que resultan tremendamente inseguras para el envío de información comprometida, y de las que nunca se puede saber a ciencia cierta si hay alguien conectado con intenciones poco claras.

¿Hay alguna forma de conectarse a cualquier tipo de red con seguridad? Lo cierto es que sí. Esta forma no es otra que el uso de una Virtual Private Network o VPN, una herramienta que debería estar presente para todos los usuarios de Internet cuando se trata de compartir información comprometida en la red.

Estas funcionan como una capa extra de seguridad al cifrar de forma extrema todos los paquetes de información que salen de ella. Así, incluso si vas a mandar tu borrador de la renta por una WiFi de acceso público, usando una red de este tipo conseguirás mantener la seguridad óptima para evitar el robo de información.

En definitiva, contar con un servicio de Red Privada Virtual en el que se pueda confiar es esencial. No solo para llenar la declaración de la renta de forma segura, sino también para poder entrar a las cuentas de banco o para llevar a cabo todos esos trámites que nos obligan a compartir información comprometida en la red, la que nunca sabemos quién puede estar intentando conseguir.