www.madridiario.es

Tras la huella del QE: qué es y en qué ha consistido

martes 23 de abril de 2019, 12:50h
Hace cuatro años, en enero de 2015, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, anunciaba el inicio, dos meses después, de un programa de compra de deuda a razón de 60.000 millones de euros al mes, que luego se reducirían a la mitad. Comenzaba el QE (Quantitative Easing) o programa de flexibilización cuantitativa con el objetivo de dotar de liquidez al mercado, reflotando la economía y permitiendo respirar a las empresas más asfixiadas.
Tras la huella del QE: qué es y en qué ha consistido
Ampliar

Pero, ¿qué es y cómo surgió el QE? En la década de los 90, un profesor de origen alemán asentado en Japón fue el primero en hablar de la necesidad de inyectar liquidez en la economía como solución a la grave crisis económica que atravesaba el país asiático. Richard Werner planteaba que el banco central comprase de manera agresiva activos a largo plazo en manos de la banca privada.

En el año 2001 el Banco de Japón, inspirado en esta teoría, puso en marcha una política monetaria agresiva a la que se denominaría Quantitative Easing (QE), aunque en lugar de comprar activos privados se lanzó a comprar deuda pública.

Casi una década después, tras el estallido de la crisis financiera mundial, la Reserva Federal de EEUU implantó un ambicioso programa de QE comprando activos financieros en todo el mundo, incluidas las llamadas hipotecas basura que provocaron el estallido de la crisis.

El QE de Draghi

El Banco Central Europeo (BCE) puso en marcha un sistema parecido en 2015, incluyendo además compras de deuda pública de estados miembros de la zona euro, sobre todo de España, Italia y Portugal. Draghi, entre otras cosas, buscaba elevar la tasa de inflación hasta el entorno del 2% anual y despejar el riesgo de deflación.

¿Cómo? Bajando los tipos de interés de la eurozona: con tipos de interés bajos suben los préstamos y con ellos la inflación. El BCE ha mantenido el programa de compra de bonos hasta diciembre de 2018 -la factura asciende a 2,6 billones de euros- pero la política de tipos bajos continúa. De hecho, el Consejo de Gobierno de la institución ha dejado claro que no iniciará la normalización de la política monetaria hasta final de este año. Por ahora, la tasa de referencia para las operaciones de refinanciación se mantiene en el 0%, la facilidad de depósito en el -0,40% y la de préstamo en el 0,25%.

Antes de eso, el BCE ha anunciado nuevas medidas de estímulo consistentes en subastas de liquidez para las entidades financieras de la eurozona con el objetivo de que el crédito vuelve a fluir. Comenzarán en septiembre y está previsto que se alarguen hasta marzo de 2021.

Consecuencias en el mercado de divisas

Nada más anunciar la puesta en marcha del programa QE por parte del BCE en enero de 2015, el euro/dólar cayó 500 puntos, sin embargo desde entonces la caída se detuvo. En Reino Unido, donde el Banco de Inglaterra aplicó el QE en 2009, el cruce libra/dólar retrocedió 600 puntos aunque, como sucedió con el EURUSD, se normalizó después.

En el caso de EEUU, el programa empujó al EURUSD a ganar 2.000 puntos en su primera semana y volvió a su nivel original poco después. Comparado con el oro, el billete verde fue perdiendo valor entre 2007 y 2011 al convertirse el metal dorado en refugio inversor. Posteriormente se ha ido apreciando poco a poco.

En definitiva, en primer término la divisa reacciona a la baja tras el lanzamiento del programa de flexibilización cuantitativa pero poco a poco se vuelve a apreciar.