www.madridiario.es

Un viaje de la espiritualidad ancestral al modernismo extremo

martes 22 de enero de 2019, 08:54h

Este artículo puede ayudar a organizar un viaje de placer a un lugar sublime y especial en el que se podrán tener experiencias inolvidables de principio a fin.

Un viaje de la espiritualidad ancestral al modernismo extremo
Ampliar

Se invita a conocer Japón, un destino excéntrico entre los espacios de espiritualidad y la tecnología de punta por la que es tan conocido este país en todo el mundo, en el que se puede apreciar su sociedad altamente educada y algunos de los paisajes más hermosos antes vistos. Legado de una cultura fascinante y en contraste, un respeto por el otro que adorna sus calles de las tradicionales geishas y jóvenes que visten como avatares de videojuegos.

¿Cuándo viajar a Japón?

Cualquier fecha podría ser buena para emprender este disfrute de los dioses, Japón cuenta con las cuatro estaciones, cada una con sus particularidades, y permiten escoger según el clima con que al turista le guste para conocer nuevos destinos. A continuación se recomiendan las épocas en las que este país ofrece los mejores paisajes para convertir el viaje en inolvidable.

Primavera-Otoño:

Es recomendable hacer el viaje a Japon entre los meses de marzo y abril, al inicio de la primavera, considerando que para estas fechas se puedan encontrar con el evento natural más hermoso que tiene este país, el Hanami. Es esta época la ideal para admirar las bellezas de la flores, y cuando se premia con el primer lugar de esplendor al cerezo, que deja caer sus flores para pintar el paisaje de un rosa pálido que transporta a los sueños más sublimes.

Para viajar a Japón en esta época, se recomienda planificar y reservar el alojamiento con anterioridad porque la reserva tiende a tener precios un poco más elevados en estas fechas y a agotarse rápidamente, dado que reciben turistas de todas partes del mundo que desean admirar el majestuoso evento.

El Hanami es un fenómeno natural que no dura muchos días, una maravilla que ofrece la naturaleza, y en él inciden muchos factores meteorológicos, por lo que se recomienda revisar las previsiones que hacen los japoneses desde los meses anteriores y las dan a conocer en sus páginas de Internet. De ese modo se pueden conocer las fechas probables y así hacer que coincida la visita con la hermosura de la floración.

Invierno:

Esta época puede parecer un poco fría, sabiendo ya que en Japón tiene estaciones climáticas muy marcadas, pero su ambiente es bondadoso, con temperaturas soportables para los turistas, y en esta temporada presenta unos paisajes nevados sin desperdicio para el ojo.

El alojamiento en estas fechas es un poco más flexible y los precios pueden encontrarse hasta por menos de 50 € por una calidad de 3 estrellas con todas su comodidades en espacios pequeños, pero cálidos y confortables.

¿Qué conocer de Japón?

En principio, lo más sorprendente o en contraste lo más cómodo para algunos al llegar a Japón puede ser la tecnología punta. Allí están preparados con lo último en información y comunicación, por lo que es recomendable planificar el viaje haciendo una exploración desde Internet de las formas en las que su población ofrece servicios desde las plataformas más avanzadas.

Una vez ambientados con el tema tecnológico, se recomiendan los lugares más emblemáticos y que no se pueden dejan de visitar:

  • Tokio: puede parecer una ciudad interminable. En ella se engrana la espiritualidad de templos antiguos con rascacielos de los más altos del mundo. Sus calles permiten ver desde tradiciones milenarias hasta los vestuarios más extravagantes que puedan imaginarse donde el común de la gente es genuino y original, educado y hospitalario.
  • Kioto: esta ciudad de espiritualidad e historia permite admirar a las famosas geishas y las maikos en su entorno cultural real y al recorrer la ciudad pueden verse los templos y santuarios más antiguos del mundo.
  • Nara: fue la capital de Japón en los principios de su historia y en el recorrido por sus distintos templos, se encuentra el Todai-ji con la imagen del Buda entre los más hermosos jardines y santuarios.
  • Miyajima: es una isla mágica en la que se pueden admirar santuarios construidos parcialmente sobre el mar y varios monumentos que se fueron construyendo a lo largo de la historia japonesa.
  • Sirakawa-Go: es el pueblo del Río Blanco formado por una aldea histórica muy pintoresca que transporta a episodios ancestrales por su conservación cultural.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.