www.madridiario.es

Conseguir que nuestros hijos hagan lo que les pedimos

martes 18 de diciembre de 2018, 09:27h

Los beneficios de la lectura en niños y jóvenes son inacabables, desde el aprendizaje hasta el fomento de la creatividad y la imaginación. Sin embargo, estudios recientes demuestran que muchos adolescentes ya no leen por placer.

Conseguir que nuestros hijos hagan lo que les pedimos
Ampliar
(Foto: Pixabay)

Como padres, esta información puede doblar nuestra motivación en enseñar a nuestros hijos la importancia de la lectura, entre otras conductas. ¿Y si supieras que hay una fórmula infalible para que tus hijos lean? ¿Y si además supieras que esa fórmula puede también crear cambios de hábitos de alimentación, responsabilidad o higiene, entre otros aspectos?

El mundo se cambia mediante el ejemplo, no la opinión

Como padres el mejor modo de inculcar un nuevo hábito, sea la lectura o colocar los zapatos en el lugar correcto, es predicar con el ejemplo. Es decir, se puede decir lo que queremos que hagan, pero no hay nada como llevarlo a cabo primero, para mostrar que ése es el camino.

Así, cuando los niños ven a sus padres con un libro en las manos de forma habitual, es más probable que se conviertan en lectores ellos mismos. Esto se debe a que es más probable que nuestros hijos sigan nuestro ejemplo que nuestra opinión o consejos. Los adultos, en cambio, podemos sacar provecho de consejos para padres haciendo click aquí. Un aprendiz no sólo aprende lo que el maestro le enseña, sino que hace lo que hace el maestro.

Los padres son los arquitectos de la familia: marcan la pauta, especialmente cuando los niños son pequeños. Los niños, especialmente los niños pequeños, aprenden con el ejemplo. Quiénes somos y lo que hacemos les habla más fuerte a nuestros hijos que cualquier otra cosa que digamos. El aumento de la capacidad de recuperación transformadora en los niños requiere mostrarles que los adultos en sus vidas son capaces de recuperarse constantemente frente a los contratiempos. Esa es una actitud y comportamiento que también van a adoptar y que complementarán con una buena educación fuera de casa.

Enseñar a los niños a enfrentar desafíos y encontrar soluciones establece precedentes importantes y cultiva habilidades a las que recurrirá durante toda su vida. Para hacerlo, como padres podemos ayudarles a entender las conexiones entre las elecciones que hacen y los resultados, así como a ser responsables. Si bien pueden tener dificultades con las consecuencias de no estudiar para un examen a tiempo, se les puede enseñar que tienen la capacidad de asumir responsabilidades y tomar decisiones diferentes en el futuro. Cuando sienten que tienen los recursos físicos y psicológicos para enfrentarse a los desafíos, es más probable que participen, asuman responsabilidades y contribuyan, en lugar de evitarlos. Una regla de oro es: no hacer por los hijos lo que éstos pueden hacer por sí mismos.

Si queremos que nuestros hijos tengan un día de descanso, deben vernos descansando. Nuestra propia conducta modela la de nuestros hijos de una forma que apela a los sentidos, porque desde pequeños nacen y crecen observándonos atentamente. Todo cuenta en ese sentido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.