www.madridiario.es

EFEMÉRIDES

Banco Mercantil e Industrial, actual Consejeria de Cultura de la Comunidad de Madrid y sala de exposiciones conocida como Alcalá 31.
Ampliar
Banco Mercantil e Industrial, actual Consejeria de Cultura de la Comunidad de Madrid y sala de exposiciones conocida como Alcalá 31. (Foto: Kike Rincón)

Fallece uno de los artífices de Madrid: Antonio Palacios

sábado 27 de octubre de 2018, 09:00h
La importancia histórica del arquitecto Antonio Palacios en la ciudad de Madrid es evidente. Tanto, que si camina por sus céntricas calles es probable que se tope con alguno de sus decenas de obras. Tal día como hoy en 1945 falleció en uno de los edificios que él había construido en El Plantío.

Antonio Palacios fue un arquitecto visionario que transformó el Madrid tradicional de principios del siglo XX en una gran ciudad europea, moderna y avanzada. Falleció el 27 de octubre de 2018, cómo no, en la capital, mientras se encontraba en uno de los edificios que había construido en El Plantío.

Nació en Porriño, Pontevedra, el 8 de enero de 1874. Desde temprana edad comenzó a trabajar como ayudante de Obras Públicas en el ferrocarril que unía Guillarey con Valença do Minho.

A pesar de mostrar una fuerte gusto por la pintura y la escultura, decide en con 18 años trasladarse a Madrid para comenzar sus estudios de arquitectura. Durante sus años de formación se empapó de las obras de Viollet le Duc, Otto Wagner, Ricardo Velázqiez Bosco -del que fue alumno- y de su compañero de universidad Joaquín Otamendi, con quien comenzó a elaborar su trayectoria profesional.

Su salto a la fama llegó en 1904, cuando ganó el concurso para la construcción del Palacio de Comunicaciones, una de las obras madrileñas más representativas.

Su fuerte personalidad, motivo del éxito

Desde sus inicios, Palacios destacó por su marcado carácter arquitectónico. Su capacidad para absorber y sintetizar estilos, la búsqueda incesante de la expresividad a través de los materiales utilizados o el tratamiento racional de las estructuras llevaron al arquitecto a lo más alto.

En 1919 ocupó el puesto de arquitecto de Correos. Por este trabajo, comenzó a relacionarse con la burguesía y el sector de la construcción, cóctel que le permitió colaborar con la Compañía Metropolitana Alfonso XIII; diseñó vestíbulos, pasillos y bocas de entrada de la estación de sol, así como la totalidad del edificio auxiliar de la estación eléctrica de Pacífico.

A partir de entonces, edificó la Casa Comercial Palazuelo, el edificio Matesanz -donde se encuentra la redacción de Madridiario-, el Círculo de Bellas Artes, el Banco Mercantil o la Nave de Motores.

Falleció en 1945 en una modesta casa que él construyó en El Plantío.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios