www.madridiario.es

PROGRAMA ECHEGARAY

Selectividad en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense.
Ampliar
Selectividad en la Facultad de Odontología de la Universidad Complutense. (Foto: Carlos Maisanaba Romero)

Casi 100 nuevos profesores contra la endogamia universitaria: llega el Programa Echegaray

domingo 21 de octubre de 2018, 09:00h

La Comunidad de Madrid ultima su golpe definitivo a la endogamia universitaria que ha lastrado el sistema en los últimos años. Entre finales de este año y principios del siguiente, el Consejo de Gobierno aprobará el Programa Echegaray, un sistema que propondrá nombres con "altura de miras internacional" para los tribunales de selección de catedráticos y profesores. Se prevé que beneficie a 90 docentes en el primer año, que obtendrán un 'sello de calidad'.

La Universidad Pública Madrileña pierde terreno año a año. Su número de profesores -15.895- supone un 17 por ciento del total de las facultades españolas, casi a la altura de comunidades como Andalucía o Cataluña. Eso sí, este potencial no se ve traducido en un liderazgo claro que ha sido recurrente pero que ya no es imbatible.

Así lo demuestran varias cifras de distintas convocatorias nacionales e internacionales de proyectos de investigación como, por ejemplo, el programa Severo Ochoa y el María de Maeztu: entre 2011 y 2016, el 47 y el 30 por ciento de ambos han sido obtenidos por instituciones catalanas, frente a un 15 y un 14 de las madrileñas. En la misma situación está el Programa Europeo Horizon 2020, del que casi la mitad de los fondos fueron obtenidos este año por Cataluña y tan solo un 15 por ciento, por la Comunidad.

En este escenario, los dos grandes problemas que afloran en el sector y a los que se enfrenta la Administración regional son la falta de movilidad del profesorado y la dificultad para retener talento. Así, aunque fuentes del Gobierno reconocen la competitividad de los procesos de contratación delegados en las universidades, destacan que, en la mayoría de casos, las plazas del profesorado se adjudican a personas cercanas al propio centro, lo que se traduce en una desmotivación continua entre otros aspirantes.

Además, las mismas fuentes también señalan la escasa tasa de reposición del personal permanente, lo que provoca que en, en los concursos para acceder a la plaza, se peque de un posible proteccionismo de las instituciones en aras de la promoción de personal propio altamente cualificado.

Para paliarlo, el Consejo de Gobierno aprobará, a más tardar, el primer trimestre del año 2019 un Decreto que pretende potenciar la movilidad del profesorado y la atracción de talento mediante sistemas de concursos abiertos donde las personas que integran las comisiones evaluadoras pertenezcan a un universo que vaya “más allá del entorno próximo de la universidad que convoca la plaza”.

El programa, llamado Echegaray por el profesor, político y matemático madrileño José Echegaray y Eizaguirre, está dotado con 3.380.000 euros y se prevé que beneficie a 90 docentes madrileños en su primer año.

Tal y como explica el texto al que ha tenido acceso Madridiario, el funcionamiento es el siguiente: en un primer momento, se crea el “Comité Echegaray”, dependiente de la Consejería de Educación y compuesto por entre cinco y diez profesores “de reconocido e indiscutible prestigio internacional” nombrados a propuesta del Consejo Universitario de la Comunidad de Madrid. Una vez realizado este trámite, la pelota cae en el tejado de las universidades. En su mano está seguir optando por la selección tradicional o probar el nuevo método con un límite máximo de dos veces al año.

Si la universidad decide ofertar la vacante, el Comité comprueba que “el ámbito docente o investigador es lo suficientemente amplio para la existencia de una concurrencia real y efectiva” y, después, oferta a la institución un listado de tres nombres “idóneos” para formar parte del tribunal de selección. En estos términos, se convoca a los aspirantes y al seleccionado se le otorga el sello Echegaray.

Eso sí, como no es obligatorio, la Comunidad incentivará con ayudas a la universidad que lo practique y, además, podrá otorgar este reconocimiento a un catedrático del propio centro. En ambos casos, se pondrá encima de la mesa una dotación económica: 50.000 euros durante tres años por una nueva incorporación y la mitad -en el mismo tiempo- en el caso de selección interna.

“Se trata de abrir el sistema madrileño para ser más competitivos y poder atraer y retener talento”, explica José Manuel Torralba, director general de Universidades. En una conversación con Madridiario, cuenta que la selección “ya es buena” pero que este método ayudará a “traer gente de fuera que lo mejore”. Sobre el incentivo económico, reconoce que es necesario puesto que, de momento, los profesores Echegaray ocuparán plazas que quedan libres por jubilación o abandono. Eso sí, no descarta poder contar con más huecos: “Sería lo ideal”.

Fijarse en Cataluña para superar a Cataluña

Como ya se ha resaltado en un primer momento en la información, Cataluña es una de las comunidades que ha logrado arrebatarle el liderazgo universitario a Madrid. Es por eso que los ‘padres’ del Programa Echegaray se han basado en uno similar que ya funciona allí: el de los concursos Serra Hunter organizados en tierras mediterráneas desde 2012.

Eso sí, con diferencias: mientras que ese sistema se centra en las plazas de acceso al sistema universitario, el propuesto en la Comunidad lo hace en los puestos indefinidos. Además, la Consejería remarca que “acentúa en esta norma el respeto a la autonomía universitaria”: en Cataluña forman parte del tribunal de selección dos vocales elegidos por el Serra Hunter, el Comité Echegaray aquí se limita a proponer un listado de candidatos, “siendo ajena a los procedimientos de propuesta y nombramiento de tribunales”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.