www.madridiario.es

Tu perfume: un elemento a conocer en profundidad

Por MDO
martes 24 de julio de 2018, 08:48h

Es común que los olores se asocien a recuerdos, incluso lejanos. Los distintos aromas y fragancias pueden transportar a las personas a otras épocas y lugares que conoció en su pasado. De hecho, un perfume puede ser una de las más certeras marcas para identificar a una persona.

Tu perfume: un elemento a conocer en profundidad
Ampliar

El olor que desprenda una persona puede tener un papel trascendental a la hora de conocer a alguien, o llegado el momento de presentarse a una entrevista de trabajo. De ahí que la importancia del perfume sea mayor que la que en un principio se le podría atribuir. Por ello, es fundamental probar sus olores en la propia piel antes de decidirse a comprar uno.

Quienes ya cuentan con un perfume “de cabecera”, pueden comprarlo sin necesidad siquiera de desplazarse a una tienda. Comprándolo en perfumerías online como https://www.pacoperfumerias.com lo recibirán en su casa dentro del tiempo de entrega acordado. Los que no, deben antes oler en persona los distintos perfumes que en principio le puedan llamar la atención, para conocerlos bien antes de decidir.

Un olor es tan importante como tu cerebro quiera que lo sea

Cuando la mente recibe el olor de un perfume, deja guardado ese dato. Es por ello que pasado el tiempo, esta asocia ese aroma a un determinado recuerdo. El cerebro tiene la capacidad de reconocer y clasificar todos y cada uno de los olores que han pasado por la nariz de la persona. Esta es una función del sistema límbico, que es el encargado de unir recuerdos y sensaciones, al encontrarse íntimamente relacionado con el eje emocional del ser humano.

Los colores se encuentran igualmente unidos a este sistema. Cuando se observa un color, se experimenta una serie de sensaciones, como por ejemplo un estado de ánimo mejor. Por esto, las personas encargadas de guardar el perfume en frascos tienen en cuenta igualmente el color del perfume a la hora de combinar los distintos elementos que dan lugar al líquido.

Dime qué color te va, y te diré qué perfume eres

Según se prefiera uno u otro color, se seleccionará una u otra fragancia. Por ejemplo, aquellos a los que les guste el color rojo suelen preferir olores especialmente excitantes. Sin embargo, los tonos verdes se asocian a personas que buscan aromas más equilibrados. El azul se utiliza para aquellos que optan por perfumes románticos y un tanto elegantes.

¿Qué tiene que ver el tipo de piel con el perfume?

Son varios los niveles de acidez que se pueden encontrar en la piel humana. Es de este aspecto de lo que depende que los ingredientes que conforman un perfume puedan reaccionar de una u otra forma en la misma. En ocasiones, algunas personas sienten que su perfume no huele en su piel, pero esto no es así realmente.

Lo que ocurre es que el olfato se ha acostumbrado a este olor, y por ello no lo percibe de igual manera. No obstante, este problema tiene solución, ya que tan solo hay que recurrir a aromas más intensos, por ejemplo el café, para que el olfato se “resetee” y pueda disfrutar plenamente del aroma que ya no era capaz de distinguir.