www.madridiario.es

El PSOE necesario

martes 15 de mayo de 2018, 12:30h

Si. España necesita a un partido como el PSOE. Algo de lo que deberían darse cuentas sus dirigentes, que parecen ignorarlo. España necesita al PSOE pero lejos de “podemizarse”. Los socialistas han sido importantes en la creación de este país y lo siguen siendo, para garantizar un futuro equilibrado, libre, democrático y de progreso.

Aquel PSOE que representaron Felipe González y Alfonso Guerra es más necesario que nunca. Un partido lejos de postulados radicales, próximos a los nacionalistas, que hemos vivido durante los mandatos de Zapatero y que ha sido un paso atrás en las aspiraciones socialistas. Un socialismo capaz de arropar a otras fuerzas políticas, al margen de Podemos, contra la delincuencia de todo tipo, contra las okupaciones que hacen peligrar la convivencia, contra la implantación de las mafias y contra otros radicalismos que poco a poco se están instalando en nuestra sociedad y que amenazan con destruir una convivencia que ha costado mucho tiempo, esfuerzo y sangre.

Desde aquella frase famosa del ex Presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas, invitando a Cataluña a ser lo que dijera su parlamento, han pasado muchas cosas en el partido y muy pocas han sido positivas.

Lo primero que se detecta, desde el exterior, es que se han reducido las expectativas de voto, mucho más de lo deseado. El PSOE ha perdido apoyos de la sociedad y eso no tiene discusión. A medida que los socialistas se han ido acercando a posturas nacionalistas y radicales de izquierdas, los votantes se han ido alejando. Tanto que de aquellos diez millones de votos y doscientos dos escaños de 1982, han pasado a una perspectiva en la que no cabe una victoria socialista. De aquellos éxitos se ha pasado a mendigar el apoyo de populismos, como el que representa Podemos, más interesados en destruir un estado que funciona y en quitarle votos al PSOE que de crear un futuro general para el país.

Una situación de empobrecimiento del partido socialista que no beneficia a nadie, salvo a quienes pretenden que el Estado deje de tener la fuerza necesaria para mantenerse en pie y convertir a España en otra cosa con más clientelismo y subvenciones en un ambiente sectario y empobrecido.

El PSOE ha pasado de ser un partido de gobierno indiscutible a perder votos por la izquierda y la derecha. Como ciudadano próximo a las ideas que mantenía aquel PSOE y votante en muchos momentos de la historia, me cuesta trabajo entender que sigan manteniendo un gobierno municipal de estas características, con errores tan graves como los vividos en Lavapiés. Una decisión, esta, que resta credibilidad y confianza en sus antiguos votantes. Es difícil aceptar que un grupo político como Podemos reciba el apoyo de excentricidades que se exhiben como victorias particulares en el ayuntamiento de Madrid y en el Congreso de los Diputados. Una postura cercana y entendible desde Nacionalismos excluyentes, ERC o IU, pero jamás desde un partido de gobierno como ha sido el PSOE. Antes se decía que IU vivía al ritmo que marcaba el PSOE y hoy da la sensación que es el socialismo el que está bajo el paraguas de Podemos.

Un futuro gobierno socialista no puede estar condenado a seguir instrucciones del populismo radical, ni siquiera a pactar determinadas imposiciones que desfigurarían un mandato en libertad.

Hoy hay una duda instalada en las filas de Ferraz, consideran imposible una victoria electoral. Los votantes socialistas no confían. Los ciudadanos dejan de votarlo por miedo a esos pactos no deseados.

Por eso la fractura y el desierto están servidos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.