www.madridiario.es
Natural de Javier Cortés
Natural de Javier Cortés

Goyesca del 2 de mayo: oreja de peso para un heroico y torerísimo Javier Cortés herido grave

miércoles 02 de mayo de 2018, 22:09h
Son seres superiores. Triunfarán o fracasarán, pero son seres superiores. Los toreros, digo/escribo. Capaces de actuar heridos, sangrando como un 'ecce homo' y volviéndose a jugar la vida. Como un Javier Cortés que en esas codiciones bordó una emocionante y torera faena a su segundo, al que cortó una oreja épica y de enorme peso. Como Gonzalo Caballero, en situación similar pero que falló con las armas toricidas en el que cerró la tradicional goyesca del 2 de mayo en Las Ventas. Con un encierro de enorme trapío de Joselito, Iván Vicente dejó detalles de su gran clase pero se le escapó un toro de Puerta Grande.

Resumen corrida 2 de mayo from Plaza de Toros de Las Ventas on Vimeo.

Salvo los destellos artísticos de Iván Vicente ante el que abrió plaza, que supieron a poco pero en los que cascabeleó toreo a ráfagas 'der güeno', la función transcurría plúmbea y escasa de emoción, también con alguna mínima excepción de interés, por la flojera rayando la invalidez de los bicornes de El Tajo y La Reina, propiedad de Joselito. El espectáculo parecía irse hasta su final por el derramadero de la decepción.

Y en esto Javier Cortés nos despertó con ese morlaco de 655 kilos que hizo quinto, no con muchas más fuerza que sus hermanos pero con un punto de casta que le hizo cumplir en el caballo y venirse arriba en banderillas -donde se lució Antonio Molina-. Su matador le dio distancia y le embebió en un emocionantísimo natural citando de frente, al que siguieron varias series de redondos, al cierre de una de las cuales, el bicorne lo revolcó e hirió en la pierna izquierda.

Pero Cortés, a pesar de los consejos de su cuadrilla no sólo no se arredró, sino que arrastándose a duras penas volvió a lucirse en un par de series y en remates de trincherillas antes de jugarse de nuevo la femoral al atracarse con el estoque, aunque éste quedó mal colocado. No importó, ya que la verdad y dureza de la fiesta había calado en los tendidos y al coletudo le llevaron una oreja de mucho peso a la enfermería.

Otro morlacón fue el sexto y Gonzalo Caballero, del que tras haber mostrado su valor fuerla del ruedo al enfrentarse con la empresa por la injusticia de dejarlo sin paseíllo en San Isidro, se temía una actuación a revientacalderas y sin medida, estaba deleitando con su poso y relajo capotil cuando también fue herido, cayendo de mala manera y siendo trasladado inconsciente a la enfermería con susto entre resto de compañeros y espectadores.

Pero poco después, cojo, disminuido y con un torniquete en la pierna izquierda, el madrileño salió de allí para otra faena breve, pero reposada y ligada sobre todo en redondo, que le hubiera valido un trofeo de haber acertado al matar. Ni él ni Cortés habían tenido opción de lucimiento con sus respectivos primeros enemigos por su flojera rayando la invalidez. Pero los dos coletudos piden paso en los ruedos, casi los mismos que les restan en los despachos, aunque Cortés sí tiene ua oportunidad en el ciclo isidril.

Un serial en el que también veremos al veterano Iván Vicente, uno de los coletudos actuales de mayor calidad, que dejó su sello y vitola con un magnífico burel, el único encastado de verdad, que fue su primero. Lo toreó de maravilla con ambas manos y en los remates, pero no hubo pasión ni determinación para hacer méritos de un triunfo de Puerta Grande -o de una cornada, claro- y en la segunda parte de su labor el diapasón artístico bajó. Como sus compañeros de terna nada pudo desarrollar con su otro enemigo por su falta de fuerza.

FICHA

Torros de LA REINA y EL TAJO, 1º y 4º, un conjunto de excelente presentación con variedad de capas, mansos en general aunque nobles y manejables, destacando 1º y 5º; todos blandos en diversa catadura. IVÁN VICENTE: vuelta; ovación tras aviso. JAVIER CORTÉS: silencio; oreja. GONZALO CABALLERO: silencio tras aviso; ovación. Plaza de Las Ventas, 2 de mayo. Corrida goyesca. Poco más de media entrada.

Partes médicos

Javier Cortés: Herida por asta de toro en el tercio medio de la cara posterior del muslo izquierdo con una trayectoria ascendente de 20 centímetros que produce destrozos en músculos isquiotibiales, contusión en nervio ciático y alcanza el fémur. Es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza de toros. Se traslada al hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico grave.

Gonzalo Caballero: Herida por asta de toro en tercio superior cara lateral de muslo izquierdo con una trayectoria hacia dentro de 5 centímetros que produce desgarro de la fascia lata y músculo vasto interino. Contusión cervical pendiente de estudio radiológico. Es intervenido quirúrjicamente en la enfermería de la Plaza y se traslada al Hospital San Francisco de Asís con cargo a la Fraternidad. Pronóstico: Menos grave.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios