www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Aceite de colza
Ampliar
Aceite de colza (Foto: Policía de Alcorcón)

El aceite de colza envenenado se cobra su primera víctima

martes 01 de mayo de 2018, 08:00h

Tal día como hoy arrancó una historia de terror para miles de españoles. Jaime Vaquero, de 8 años, se convirtió en la primera víctima oficial por el Síndrome Tóxico que provocó el adulteramiento de unas partidas de aceite de colza que afectaron a casi 30.000 personas. Más de tres décadas después, lesiones y efectos irreversibles todavía siguen presentes en la vida de muchos.

Hoy, 1 de mayo, se cumplen 37 años de la primera víctima oficial que se cobró el aceite de colza adulterado. Jaime Vaquero, un niño de tan solo 8 años y natural de Torrejón de Ardoz, murió de camino al hospital despues de que le hubiesen diagnosticado erróneamente una 'neumonía atípica'. Enseguida se conocieron nuevos afectados y fallecidos, lo que generó un gran desconcierto en las autoridades sanitarias, en los médicos y entre la población.

La gran mayoría de las víctimas pertenecían a la clase trabajadora, sobretodo habitantes de localidades madrileñas. Al no encontrarse el nexo común entre todos los casos, las principales investigaciones no apuntarían, hasta un año después, que la causa más probable era el consumo de aceite de colza desnaturalizado con anilina.

Dicho aceite tenía únicamente un uso industrial, pero se distribuyó para uso humano por algunas empresas después de extraerle la aniliana a alta temperatura. Este proceso, según los expertos, dio lugar a la creación de compuestos tóxicos que causaron la grave intoxicación conocida hoy como síndrome del aceite tóxico. Las garrafas de aceite se vendieron a la población ilegalmente a través de puestos de venta ambulante en diferentes lugares de España.

Los almacenes clandestinos que desmantelaba la policía no dejaron de aumentar y un año después ya se habían recogido más de 750.000 litros de producto presuntamente tóxico. Eso sí, el jucio a los culpables no llegó hasta el 30 de marzo de 1987 en el que estaban acusados ante la Audiencia Nacional 38 empresarios aceiteros. Se pidieron penas de más de 10.000 años de prisión para los ocho principales acusados y el proceso judicial se prolongó hasta 1989.

Indemnizaciones tardías

El Tribunal Supremo amplió las condenas a varios de los aceiteros. Sin embargo, estos se declararon insolventes debido al cuantioso importe de las indemnizaciones, que alcanzaba el medio billón de pesetas. El Estado, como consecuencia, tuvo que ser el encargado de indemnizar a los afectados que tuvieron que esperar para recibir su indemnización más de 16 años. A día de hoy, las víctimas que quedan siguen reivindicando no caer en el olvido y una mayor dignidad en sus vidas.

La Plataforma de las Víctimas Enfermas por el Síndrome del Aceite Tóxico “Seguimos Viviendo”, viene reivindicando un centro de referencia estatal para este síndrome. El Hospital 12 de octubre en Madrid es la única ubicación donde existe una consulta específica dentro del pabellón de Maternidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios