www.madridiario.es

El largo camino de la independencia económica: cómo solicitar un préstamo personal

jueves 26 de abril de 2018, 12:22h
La independencia económica el uno de los anhelos que más se comparte ni bien se alcanza una edad madura. Con la idea de no depender de ayudas externas ni gastar nuestro tiempo en trabajos que no nos apasionan del todo, trabajar en un proyecto personal se vuelve una puerta vital para cumplir nuestras metas.
El largo camino de la independencia económica: cómo solicitar un préstamo personal
Ampliar

. Para ello, solicitar un préstamo personal puede ser la solución que tanto buscábamos: una pequeña ayuda económica puede ser el primer paso para un futuro más que prometedor. A continuación, te comentamos todo lo que debes saber para acceder a esta herramienta financiera que tanto puede servirte.

Luego de los primeros años de trabajo, una idea empieza a cobrar más fuerza en nuestras cabezas: lograr la independencia económica. Ya sea porque tenemos un gran proyecto en mente que nos permitirá ser nuestros propios jefes o simplemente no queremos desperdiciar nuestro tiempo en trabajos que no nos apasionan, la idea de romper las relaciones de dependencia es inevitable en cierto momento de la vida. Para ello, hace falta dos elementos claves: una clara determinación al respecto y contar con los recursos necesarios para dar un paso tan importante.

La determinación es algo que deberás trabajar de manera interna, mentalizándote en cuál es tu sueño y qué es lo que quieres lograr a mediano y largo plazo. Ahora bien, en relación a los recursos, puede que no baste con tu poder de voluntad, por lo que lo mejor será buscar ayuda en otros lados. Allí es donde entran en juego los préstamos personales: ayudas financieras que pueden acelerar los tiempos y determinar que el futuro ya no es una idea abstracta, sino aquello que acaba de comenzar hoy mismo gracias a las decisiones que has tomado. ¿Suena arriesgado? Claro, pero qué no lo es en la vida.

Préstamos personales: un turbo para tus proyectos

Si eres de ese tipo de personas creativas, sabrás que para una buena idea no hay nada mejor que acompañarla con los recursos necesarios para que esta pueda materializarse de la mejor manera. En ese sentido, las startups son un claro ejemplo de ello: muchas de las pequeñas empresas y marcas que hoy están en boca de todos los medios de comunicación, nacieron de una idea original y del coraje de solicitar un préstamo personal en el momento oportuno para dejar de postergar un sueño.

Hoy en día existen muchas subclases de préstamos personales, por lo que no va a costar mucho que encuentres aquello que estabas buscando de acuerdo a tus necesidades. Te recomendamos aprovechar las opciones que te ofrece la web al respecto, como las páginas que te permiten comparar las diferentes empresas y servicios que se ofrecen. Además, podrás ver la experiencia de otros usuarios como tú, por lo que la información será completa y podrás escuchar a los dos lados del mostrador. Esta herramienta web permite resolver en minutos lo que antes podía llevar días y días de investigación. ¿Qué empresa cobra menos intereses? ¿Cuál ofrece más dinero con menos requisitos? ¿Qué firma tiene mejor reputación? Con un par de clicks podrás saberlo.

Otro factor que debes tener en cuenta es que existen bancos y firmas prestatarias que tienen planes especiales para pequeños desarrolladores y emprendedores, donde los intereses son menores y los plazos de devolución del dinero suelen extender más que los préstamos tradicionales. Te recomendamos que tengas en cuentas esas opciones y averigües qué es lo que cada firma tiene para ofrecerte. Quién dice, quizás termines cerrando un trato mucho más beneficioso que el que pensabas a priori.

Todo lo que debes saber para acceder a un crédito personal online

Si eres de esas personas que resuelven todo a través de una computadora, seguramente te estés preguntando cuáles son las condiciones para obtener un préstamo online. Esta opción financiera se caracteriza por ser más ágil en su aprobación, ya que por lo general se opera con montos de dinero no muy elevados -el promedio es de 1000 euros, por ejemplo-. Con un par de clicks, en 15 minutos puedes obtener ese dinero que resulta vital para tu proyecto personal y quedar a las puertas de tu independencia económica.

Ahora bien, ¿qué requisitos debes cumplir para acceder a un crédito personal online? No son muchos, pero son de vital importancia. En primer lugar, debes ser mayor de edad de acuerdo a las leyes locales. Luego, debes comprobar que resides de manera legal en dicho país, algo que a muchos inmigrantes o turistas puede dificultarle las cosas. Algunas firmas tienen planes especiales para aquellos casos o algunas normas más flexibles, pero por lo general, demostrar la residencia legal -sobre todo en países europeos como España, Francia e Italia- es un punto clave a cumplir para las empresas prestatarias.

Luego de esos aspectos legales, la empresa prestataria corroborará tu solvencia. En otras palabras: se asegurará que puedas devolver el dinero prestado más los intereses generados durante el tiempo del préstamo. Si bien esto suele ser menos severo que en los casos de los préstamos tradicionales, las empresas se aseguran que sus clientes puedan devolver el dinero para proteger sus intereses y evitar posibles problemas judiciales a futuro. En muchas ocasiones, esto suele resolverse -en caso de que surjan dudas- con entrevistas personales o con un formulario online donde se te realizan unas preguntas breves que ayudan a tomar una decisión final.

En relación con ello, hay dos factores claves para demostrar solvencia de manera rápida: una es no poseer deudas contra empresas prestatarias o servicios como el cable, telefonía celular o la factura de luz eléctrica. Además de no tener deudas -o al menos grandes deudas-, otro aspecto que las empresas suelen revisar es el de comprobar algún tipo de ingreso fijo: sueldos, cobros por trabajos freelance, ayudas familiares, etc. De esa manera, se aseguran que posees recursos para devolver el dinero a futuro.

Las ventajas de los préstamos online

Esta herramienta financiera vía web tiene más ventajas de las que parece: además de darte la posibilidad de obtener ayuda económica desde la comodidad de tu casa, mientras bebes un café, te permite tomar decisiones sin la presión de un vendedor o trabajador de la empresa en una entrevista personal. ¿Acaso habías soñado con dar un paso clave para tu futuro profesional y personal sentado en tu living y en pijamas? Hoy es posible. También cabe mencionar que, al tratarse de sumas de dinero pequeñas, los préstamos personales online son una excelente opción para ahorrar tiempo de trámites, papeleríos y entrevistas personales. Si estás en ese momento de tu proyecto en el que cada minuto vale oro, esta forma de préstamo es la ideal para ti.

Otra de las ventajas que debes considerar: los préstamos personales online, en muchos casos, pueden adaptarse a las distintas necesidades que tengas, customizando de esa manera algo que en otras instituciones puede ser rígido e impersonal. Así, puedes modificar las sumas preestablecidas, los plazos de devolución y ver los distintos intereses que cada opción genera para tomar la decisión más acertada. Después de todo, no querrás dar el primer paso de tu emprendimiento personal tomando una mala decisión por culpa del apresuramiento o la falta de experiencia.

Por último, al ser solicitados online, el dinero se te acredita en tu cuenta corriente, caja de ahorro u otra plataforma, lo cual te permitirá disponer de él de manera casi inmediata para que hagas lo que quieras. En ese sentido, una ventaja es que puedes comprar las divisas que necesites en el acto, como puede ser transformar tus euros a libras esterlinas o yuanes, sin la necesidad de retirar el dinero de un lugar y llevarlo a una casa de cambio.

En definitiva, tal como has visto, en tu teclado puedes tener todas las herramientas que necesitas para lograr tu independencia financiera o, al menos, acercarte un poco más. Solo depende de que tomes el coraje necesario

El largo camino de la independencia económica: cómo solicitar un préstamo personal