www.madridiario.es
Consejos para cuidar tu hogar y vivir mejor
(Foto: BDI)

Consejos para cuidar tu hogar y vivir mejor

Por MDO
sábado 14 de abril de 2018, 20:49h

Tener un seguro de hogar no garantiza que todo vaya a funcionar bien. Hay que dedicar tiempo al cuidado de la casa y el bienestar de la familia.

Cuando nos instalamos en una vivienda, lo hacemos con la clara intención de convertirla en un hogar. La seguridad y la comodidad de los ocupantes es un asunto fundamental, y por eso lo normal es elegir un seguro con el que atender determinados imprevistos. Es más bien un asunto de bienestar, ya que al hacerlo sentimos que no habrá ningún problema demasiado grande.

Sin embargo, el hecho de tener un seguro no nos exime de atender el mantenimiento de nuestra casa, así como crear un espacio en el que nos sintamos confortables. He aquí unos cuantos ejemplos.

La temperatura ideal

Uno de los factores que determinan el grado de bienestar en una vivienda es contar con una temperatura agradable, en la que no se note ni demasiado frío ni un calor extremo. De hecho, la temperatura tiene mucho que ver en el mantenimiento de una casa, más de lo que puedes imaginar.

Por ello es importante contar con un equipo de calefacción adecuado, como emisores térmicos que ayudan en invierno tanto a mantener una temperatura agradable como a eliminar el exceso de humedad en el ambiente. En misemisorestermicos.com puedes encontrar el modelo que mejor se ajusta a tus necesidades.

Revisión y cuidado de las tuberías

La fontanería es uno de los principales focos de problemas cuando no hay un buen mantenimiento. Un atasco suele ser lo habitual si no revisamos el estado de estas, por no hablar de la posibilidad de que haya una fuga, que cause daños a otros vecinos y que además pueda ser la causa de que gastemos más agua de lo normal. Por no hablar de lo tedioso que puede llegar a ser desatascar wc cuando por falta de mantenimiento no se ha prestado atención a los sanitarios.

Si quieres prevenir este tipo de incidencias, revisa más o menos cada 6 meses tus tuberías. Y usa algún producto para el mantenimiento con cierta frecuencia. No esperes a notar que los desagües van lentos o que se produzca un atasco.

Presta atención a la seguridad

Una vivienda segura es mucho más que tener bien cerradas puertas y ventanas o instalar una cerradura nueva. Hay ciertos puntos a los que se les debe dar atención, como marcas en las paredes que podrían indicar que tu casa está siendo vigilada para entrar a robar. A veces la policía publica avisos en los que se muestran estas marcas, que son sutiles pero muy eficaces para quienes las saben identificar.

Si quieres mejorar tu seguridad, nada como la ayuda de un cerrajero Madrid que estudie los puntos débiles de la vivienda y te ofrezca soluciones. Porque a veces no es suficiente con cerrar una ventana para evitar que alguien la pueda abrir sin problema. Ni poner una cerradura en la puerta pensando que así nadie la podrá forzar.

Cuenta siempre con profesionales

Si no tienes tiempo de prestar atención al mantenimiento de tu hogar, o el bricolaje no es tu fuerte, lo mejor es dejar en manos de expertos estas tareas. En especial cuando se trata de elementos delicados como la instalación eléctrica, el gas o una revisión en profundidad de las canalizaciones de agua. Así tendrás la garantía de que todo lo que se hace está bien, y si hay algún fallo podrás pedir que lo vuelvan a repasar para que esté perfecto.

Todo esto no evitará que alguna vez ocurra algo en casa, para lo que tienes el seguro. Pero sí que puedes tener la confianza de que serán mucho menores que si no prestas atención al mantenimiento.