www.madridiario.es

¡El 17-M a defender las pensiones!

jueves 15 de marzo de 2018, 09:12h

La presión en las calles ha llevado a Mariano Rajoy a convocar un pleno sobre pensiones con la intención de cubrir el expediente. Pero ni ese objetivo se ha alcanzado con una intervención parlamentaria del presidente del Gobierno, especialmente decepcionante, en la que no ha dado respuesta a la demanda social que hay sobre la concreción de medidas que garanticen el futuro de las pensiones. Medidas, como la mejora de ingresos, que sean la base para modificar la reforma de 2013, que es la que está impidiendo a día de hoy que las pensiones se revaloricen.

El Gobierno tiene que aclarar y concretar las medidas que vayan a tener impacto presupuestario y el presidente -como insiste Unai Sordo, secretario general de CCOO- debe explicar si de verdad va a haber una fórmula de mejora de los ingresos del sistema y si va a avanzar en la separación de fuentes de éste, que es una de las formas de mejorar la situación.

Este pleno convocado por Rajoy ha terminado siendo una provocación: Mariano Rajoy ha vuelto a ser el mejor activista para que el próximo sábado se llenen las calles de España reclamando pensiones dignas hoy y en el futuro. No es de recibo un “debate” sin votación y que limitaba a diez minutos las intervenciones de los grupos, con cinco minutos de réplica. Sin votación, cualquier declaración de Rajoy ha sido un brindis al Sol, y sin intervenciones, el debate se convierte en papel mojado.

Es imprescindible un verdadero debate político que elimine la reforma del año 2013, culpable de incorporar el nuevo índice de revalorización y el factor de sostenibilidad, porque no es de recibo una revalorización del 0,25 por ciento, que año a año empobrece a pensionistas presentes y del futuro. De no impedir los efectos de esta reforma, la relación media entre pensión y último salario (tasa de sustitución) caerá desde el 80 por ciento a menos del 50 por ciento, empobreciendo a los futuros pensionistas. No somos alarmistas, el derecho a pensión no va a desaparecer en el futuro, pero sí se puede perder poder adquisitivo de una forma dramática, abriendo una nueva puerta a la pobreza y la exclusión.

Respecto a la región de Madrid, mientras los beneficios empresariales se disparan y los regalos fiscales a los más pudientes siguen aumentando; el 9,3 por ciento de personas mayores de 65 años (alrededor de 100.000) son pobres en la región más rica de España. Cifra que se eleva al 10,4 por ciento cuando nos referimos a mujeres de esta franja de edad. Por ello, reivindicamos unas pensiones dignas y unos servicios sociales de atención a las personas mayores que respondan a sus necesidades.

Hay que recomponer el consenso sociopolítico para que se garantice la viabilidad del sistema en las próximas décadas. Hay que buscar fórmulas para equilibrar la Seguridad Social porque actualmente, diez de cada cien euros de riqueza se destinan a las pensiones.

En resumen, este es el clamor social que nos llevará a las calles en múltiples manifestaciones apoyadas por CCOO y UGT, como las del próximo sábado, 17 de marzo, que recorrerán las calles del centro de Madrid en un día de lucha por las pensiones. A pesar de los llamamientos y esfuerzos de los sindicatos, no ha sido posible unificar las convocatorias en una sola manifestación por la poca generosidad, el sectarismo y la instrumentalización de mesas y plataformas que están surgiendo en este momento al calor del malestar en este terreno.

El sindicalismo de clase, CCOO junto a UGT, hemos venido manteniendo la movilización permanente en defensa de la dignidad de las pensiones. El pasado 9 de octubre, aunque acallada por el ruido mediático promovido por el independentismo catalán, la Puerta del Sol se desbordó por miles de personas que durante dos semanas recorrieron la geografía española. Desde Málaga, Santiago, Gijón, Santander y Catellón partieron columnas de personas que dieron el pistoletazo de salida a una movilización que no ha hecho más que crecer como estamos viendo en estos días. Movilización que, como la del pasado 8 de marzo, requiere de unidad, generosidad de las organizaciones convocantes y transversalidad, porque el asunto de las pensiones incumbe a toda la ciudadanía, especialmente a las personas más desprotegidas.

Las Comisiones Obreras llamamos a la movilización de pensionistas actuales y futuros para asegurar el poder adquisitivo de las pensiones; para erradicar el déficit de la Seguridad Social; para garantizar el futuro y el presente de las pensiones; porque hay que eliminar las subvenciones con cargo a la Seguridad Social, cuyo coste debe asumir el Estado; porque hay que conseguir que los gastos del sistema se paguen con los Presupuestos Generales del Estado y no con cotizaciones; porque hay que mejorar los ingresos del sistema, tanto los derivados de cotizaciones como de ingresos fiscales.

Es el momento de que el PP haga alarde de constitucionalismo y defienda con la misma fuerza que los asuntos símbolicos el artículo 50 de la Constitución, según el cual “los poderes públicos garantizarán mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas, la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad….”

Sin embargo, esta derecha española se ha convertido, sin ningún rubor, en cómplice de los grandes sectores financieros que intentan la desaparición del sistema público de pensiones y que se rebaje su cuantía para que los ciudadanos contraten planes y fondos privados. Algo que además es imposible para una clase trabajadora que, con unos raquíticos salarios, es incapaz de ahorrar para complementar su pensión.

El próximo día 17 hay que volver a llenar las calles porque tenemos que defender otro derecho que nos quieren robar a los pensionistas de hoy y a las generaciones futuras.

Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios