www.madridiario.es

Feliz Año del Perro

Por Pedro Montoliú
miércoles 21 de febrero de 2018, 09:03h

Madrid parece haber encontrado el escenario ideal para una fiesta como la del Año Nuevo chino. Este fin de semana Usera se ha convertido en nuestra Chinatown, a pesar de que en el distrito solo viven 6.000 oriundos de ese país, es decir la décima parte de los 60.000 que viven en la capital y el 3,5 por ciento de los 172.000 que vivían en la Comunidad el año pasado. Y digo vivían porque posiblemente a estas alturas esta cifra haya rebasado ya los 230.000 si nos atenemos a la progresión que la población china está experimentando. Solo entre 2015 y 2017 la cifra de madrileños de origen chino en la Comunidad se triplicó y alcanzó el segundo lugar por detrás de la población de origen rumano.

Lo que vivió Usera este fin de semana puede ser calificado como un éxito total. Según el Ayuntamiento más de 400.000 personas acudieron al centenar de actos programados para saludar al Año del Perro, lo que supone un 15 por ciento más de asistentes que el año pasado en que se celebró el Año del Gallo.

Ver el domingo pasado a riadas de madrileños saliendo por las bocas del metro de Usera y contemplar a miles de personas portando orejas de papel y caretas de perro agolpados a ambos lados de las calles Marcelo Usera y Rafaela Ybarra para aplaudir el paso de dragones y leones hechos con plumas, papeles y lentejuelas, rodeados de músicos, niños vestidos de pandas y madrileños de distintas procedencias vestidos con los trajes tradicionales chinos fue la mayor prueba de que Madrid sigue teniendo ese carácter abierto e integrador del que siempre ha hecho gala y que cuantos han pasado por ella han reconocido.

Aquellos inicios de la fiesta en Lavapiés a principios de este siglo, el posterior traslado de la celebración a equipamientos como el rockódromo o el Madrid Arena o el intento de difundirla llevándola al centro de la ciudad como se hizo en 2010 no consiguieron dar a esta festividad el carácter popular del que ha gozado en los tres años que se lleva celebrando en Usera. Lo mismo que la semana pasada reivindicaba la vuelta del Carnaval al centro de donde no debía haber salido, manteniendo celebraciones paralelas en los barrios, creo que Usera ha demostrado ser el mejor escenario permanente de este festejo que, año tras año, se afianza en el calendario festivo madrileño.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios