www.madridiario.es

El cigarrillo electrónico y su crecimiento en el mercado español

Por MDO
jueves 21 de diciembre de 2017, 09:04h

El cigarrillo electrónico es un sistema tecnológico bastante nuevo el cual tiene como objeto simular el consumo de tabaco, es utilizado como una manera de dejar de fumar o también para fumar sin recibir tantos efectos negativos. Su funcionamiento es bastante sencillo: se calienta una resistencia y mediante este calor se vaporiza la solución líquida.

En España el uso del cigarro electrónico ha crecido de manera bastante impresionante, incluso en el primer semestre de 2017 se han observado cifras muy parecidas a las del Boom que se presentó en nuestro país por allá en los años 2013 y 2014. Muchos de los conocidos del tema o profesionales en el sector hablan de que este crecimiento se debe a varias razones: el aumento de la técnica de los dispositivos, una mayor duración de la batería y sobretodo una mayor producción de vapor y todo esto junto mejora mucho la experiencia del cigarrillo electronico.

La diferencia con los cigarrillos electrónicos de hace tres años es muy grande, anteriormente no duraban ni un día y teníamos que estar cambiando de resistencia a cada momento, en la actualidad los nuevos cigarrillos electrónicos pueden durar un día completo fácilmente sin recargar la batería y las resistencias duran sin ningún problema varias semanas sin la necesidad de remplazarlas y todas estas mejoras generan obviamente una mayor cantidad de usuarios, ya que a un producto mejor, muchos más clientes felices.

Pero además de algunas diferencias en el uso, los nuevos cigarrillos electrónicos tienen una ventaja muy grande respecto a sus antecesores y respecto claramente al cigarrillo tradicional y es que existen cigarrillos electrónicos los cuales están legislados (es decir, deben cumplir con algunas leyes propuestas por el país) y esto le hace validarlo y nos demuestra a los usuarios que reduce en casi un 95% los daños que produce en el cuerpo el cigarrillo tradicional, algo que por ser controlado por el gobierno, debe ser verdadero y genera mucha más confianza en nosotros los usuarios.

Y es por todo esto que el cigarrillo electrónico se ha convertido en la mejor manera de dejar de fumar en España y en otros muchos países, ya que es un proceso mucho menos aparatoso y complicado, además la facilidad de este proceso genera que sean cada día más los fumadores que deciden cambiarse al cigarrillo electrónico con la esperanza de dejar de fumar (y un gran porcentaje de ellos lo logra y de no lograrlo igualmente es mucho más saludable).

Una de las “desventajas” que puede tener es que a nosotros tanto españoles como europeos se nos hace difícil acostumbrarnos a la cosa y se nos hace diferente ver estos cigarrillos en las manos de las personas, pero la verdad es que como día a día son muchos los usuarios que deciden usarlo para dejar de fumar, cada vez nos vamos acostumbrando al cigarrillo electrónico.

Es recomendable usar un cigarrillo electrónico y darnos cuenta de las mejoras que nos ofrece: una duración mayor de la batería, mucha mayor producción de vapor, un mejor sabor y una mejor estanqueidad en el momento frente a las fugas de líquido y además todo una mejor manera de dejar de fumar o en caso de querer seguir fumando una manera de fumar sin hacernos tanto daño.