www.madridiario.es

Majaderías, S. L.

jueves 07 de diciembre de 2017, 14:14h

Manuela Carmena parece haber subcontratado su gestión en la ‘acupuntura urbana’ del municipio en una empresa: Majaderías, S.L. La última actuación en la ciudad, donde los pájaros visitan al psiquiatra y las niñas ya no quieren ser princesas, es la imposición de sentido a las calles Preciados y del Carmen.

Hablo en primera persona, el otro día fui a pasear por la zona; en esta época del año me encanta comprar unas castañas asadas y mientras calentarme las manos; viví como una horda de policías municipales -no de mongoles- aseguraban que nadie fuera por el sentido equivocado según la última majadería de Manuela Carmena.

La actual alcaldesa me hizo sentir como un auténtico borrego. Al agente que con el que me topé le dije que por qué no me dejaba pasar para ver qué sandez de directriz les habían dado a los funcionarios, esta fue su respuesta: ‘porque no’.

Creo ser una persona abierta de mente: no comparto las políticas de prohibición de vehículos privados en las calles; no las comparto, pero puedo llegar a entender que un político cortoplacista prefiera que los vehículos entren a la ciudad bajo el criterio de matrícula par o impar y no por lo que contaminen, ya saben lo de la lucha de clases de Carlos Marx y Federico Engels. Tampoco entiendo que Valdemingómez, para el gobierno de Ahora Madrid, haya dejado de ser una ‘incineradora’ para convertirse en una ‘planta de tratamiento de residuos’.

Me gustaría ver Madrid lleno de obras para crear una gran red de carga ultra rápida de vehículos eléctricos; un gobierno que apueste de verdad por los residuos cero y que elimine ese gran foco de contaminación que es la incineradora de Valdemingómez. Sin embargo, imagino cómo fue la aprobación de la propuesta de obligar a los ciudadanos a caminar en un sentido: un viernes a las 14:58, con ganas de llegar a casa y el ambiente del despacho cargado de tanto Cannabis Sativa.

Majaderos en el gobierno de la ciudad de Madrid hay unos cuantos, por ejemplo, el concejal de los distritos de Chamberí y Centro, Jorge García Castaño dijo en un tuit aquello de ‘Compañeras, creo que llegó la hora de empalar a Toni Cantó’. Otros, como Pablo Soto proponía torturar y matar a un exalcalde de Madrid. Como ven, propuestas ‘brillantes’ no les faltan a estos majaderos. Resulta increíble que a su jefa le molesten algún que otro deseo de agentes de policía municipal y no el exceso de verborrea escrita de sus concejales. Deseos en chats privados frente a propuestas en tuits públicos, de verás no sé qué es peor.

Dentro de no mucho, el equipo de Manuela Carmena regulará el acceso a Casa Labra, San Gines, o el nuevo Doña Manolita. Espero que nunca sea así, pero si la Ley de Capitalidad les diera competencias sobre la fiscalidad del impuesto de Sucesiones no aplicarán la tercera medida del manifiesto comunista: la ‘abolición del derecho de herencia’ necios e imprudentes no les faltan.

Con la de regalos y detalles que tenemos que hacer estas fiestas, si no se les ocurre nada contraten a Majaderías, S.L. Serán noticiables las propuestas, que sean útiles no se lo aseguro.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios