www.madridiario.es

La almendra central de Madrid

martes 21 de noviembre de 2017, 19:02h

A los distritos situados dentro del perímetro de la Calle 30, antigua M-30, se les llama “almendra central” de Madrid. En esa superficie urbana se localiza el casco histórico de la ciudad y las sucesivas ampliaciones urbanísticas que se practicaron en los siglos XVIII, XIX y XX. Me refiero, ustedes me entienden, al centro de la capital. En ese territorio se desarrollan principalmente los proyectos más audaces ideados por nuestro Excelentísimo Ayuntamiento.

En otros tiempos, los vecinos que vivían en esa zona privilegiada, preguntados por algún prójimo curioso, desvelaban orgullosos la dirección de su casa. ¡Qué suerte tiene usted, amigo, vive en el centro! Hoy en día, la reacción del interpelante no es la misma. Aunque le pueda la envidia, dispone ahora de argumentos suficientes para fastidiar al presunto afortunado: “Aquello ya no es lo que era. Seguro que andan ampliándole las aceras, cortándole el trafico y colocándole carriles bici por todas partes. Será muy céntrico su domicilio, de acuerdo, pero cada día que pasa resulta más incomodo”. Así es, señor, así es.

Comparto y aplaudo la cruzada medioambiental que nuestro Ayuntamiento capitalino ha emprendido contra la contaminación. Sin embargo, mucho me temo, que las medidas adoptadas hasta ahora palíen la polución que padecemos. Por el momento, solo afectan a los madrileños que habitan o trabajan en la dichosa “almendra central”. A los aparcamientos controlados y vigilados se suman ahora los estrechamientos de calzadas, las limitaciones de velocidad , la peatonalización caprichosa y alocada de vías fundamentales y la instalación masiva de travesías para los ciclistas. Cuando el clima se estanca y se disparan los niveles de basura en el aire, en esos lugares se multiplican las trabas a la libre circulación de vehículos.

Cualquiera diría que los residentes en esas zonas y los que transitan por ellas son los principales responsables de tan peliagudo problema. ¿Acaso cree la Señora Alcaldesa que los centenares de miles de coches que circulan cada día por los distritos periféricos de Madrid, que son los más grandes y populosos, no expulsan gases tóxicos? ¿Acaso cree la Señora Alcaldesa que los millones de vehículos que van y vienen de los polígonos industriales y empresariales de Fuenlabrada, Leganés, Getafe, Coslada, San Sebastián de los Reyes y Collado Villalba, por citarle solo los núcleos más activos, no emiten malos humos? Les invito a consultar los mapas de sobre el pronóstico de calidad del aire que publican diversos organismos privados y públicos, como el de CALIOPE, desarrollado por el centro pionero de la supercomputación en España. ¿Acaso piensa, Señora Alcaldesa, que las calefacciones de carbón, que aún existen no ennegrecen también la boina contaminante que flota sobre Madrid?

Por muy buena voluntad que ustedes inviertan en el empeño, parcheando aquí o allá, siempre en el centro, donde más se ve por cierto, no se resolverá el mal global que sufrimos. Solo un acuerdo a tres bandas – Ayuntamiento, Comunidad de Madrid y Gobierno de la Nación – puede enfrentarse a la cuestión con ciertas garantías. Lo demás es pura filfa populista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.