www.madridiario.es
Autopista, autovia o carretera M45 a la altura de San Fernando de Henares.
Ampliar
Autopista, autovia o carretera M45 a la altura de San Fernando de Henares. (Foto: Juan Luis Jaen)

La construcción de la M-45 se "ajustó a la normativa de la época"

martes 03 de octubre de 2017, 14:54h
Jesús Mora de la Cruz, exsecretario general técnico de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras en 1997, ha respondido este martes a las preguntas sobre el procedimiento de construcción de la M-45, en la Comisión de Estudio sobre la Auditoría del Endeudamiento y la Gestión Pública. La carretera de circunvalación tendrá un sobrecoste a la Administración regional de 2.000 millones de euros.

Después de que el jefe del Área de Concesiones de la Subdirección General de Planificación de la Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid, Carlos Millán Urra, asegurara que la M-45 costaría 2.000 millones a los madrileños, la Comisión de Estudio sobre la Auditoría del Endeudamiento y la Gestión Pública de la Comunidad de Madrid ha invitado este martes a la comisión a Jesús Mora de la Cruz, exsecretario general técnico de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras en 1997.

Mora ha explicado que la construcción de la vía está perfectamente "ajustada a la normativa de la época". La M-45 fue una vía planteada en el año 1997. Aunque no figuraba en el Plan General de Carreteras, ante el bloqueo de la M-40 se aplicaron los artículos 24.5 y el artículo 25 (bis) de la Ley de Carreteras y se tramitó su construcción a través de un procedimiento extraordinario.

Una vez se aprobó la creación de esta vía se pasó al estudio de los tramos para poder emitir los pliegos para su posterior aprobación. En torno a febrero de 1998, se procedía a la apertura del concurso de licitación. Esta mesa de contratación recibe propuestas que superan en el doble el precio de referencia establecido por la Administración, por lo que el concurso se establece desierto.

A continuación, se aplica el artículo 140 de la Ley de Contratos del Sector Público de 1995, que establece que el concurso público pasa a ser un negocio sin publicidad entre la Administración y todas las empresas que se presentaron al concurso público.

Tras la negociación entre la mesa de adjudicación y las empresas, se adjudica la construcción del los tres tramos en mayo de 1999. El compareciente ha defendido el proceder de la Administración en este asunto, indicando "sin hacer la ola a nadie" que las ofertas que les llegaron apuntaban un precio que, tras la negociación, fue la mitad de lo que finalmente se fijó. "Si no hubiera hecho esto la Administración, estaríamos pagando el doble de lo que se pagó", ha precisado. Con la negociación sin publicidad se llegó a un ahorro entre los 61 mil millones y los 79 mil millones de euros, ha asegurado el exsecretario.

Sobrecostes en las expropiaciones

Según a explicado el exsecretario, la Comunidad de Madrid pagó unos 200 millones más en expropiaciones de terrenos para la construcción de la M-45 que los fijados primeramente en los pliegos, que determinaban un coste en expropiaciones de 11 millones de euros.

Jesús Mora de la Cruz ha dicho que hubo una diferencia de hasta el 60 por ciento entre el precio estipulado por metro cuadrado de los terrenos expropiados a lo que finalmente tuvo que pagar tras recurrir los propietarios de las fincas a la Justicia. Según ha explicado el compareciente, las expropiaciones son orden de la Consejería de Transportes pero corresponde a las empresas concesionarias de la vía registrar los terrenos, cuya propiedad corresponde a la Comunidad de Madrid.

La diferencia "abismal", ha dicho, se encuentra en que en el primer tramo de las obras, el Gobierno regional fijó entre 1,59 y 3 euros el coste de la expropiación, cuando posteriores sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) y del Tribunal Supremo (TS) en casación establecieron un precio de 38,51 euros, 18 veces más. En el segundo tramo, pasó del precio de 1,06 euros de la Administración a 43,40, 18 veces más; mientras que en el tercer tramo la hoja de aprecio fijó un precio de 0,74 euros el metro cuadrado frente a un margen de 46,82 y 51,92 euros, 66 veces más.

De la Mora ha indicado que las sentencias del TSJM y TS consideraban que esos terrenos eran suelo urbanizable cuando la Consejería de Transportes "entendían que eran un secarral en medio de la nada". "Se valoraba de acuerdo a su destino. Entiende el Supremo que la M-45 constituye una auténtica vía urbana, que configura el desarrollo de una vía de conexión entre varios municipios de la capital, integrado en la malla urbana de Madrid. Y esto ha supuesto un desvío de hasta 60 veces más el precio y hay que pagarlo a la concesionaria", ha dicho.

Así, el exsecretario general técnico ha indicado que ya se incorporaron unos sobrecostes de 30,8 millones de euros por expropiaciones en 2002 y luego las concesionarias han reclamado y ganado en vía Contencioso Administrativas sentencias para que les abonen el sobrecoste que soportaron en su momento a los dueños de la fincas, incluidos los intereses. Todo ello ha supuesto una reclamación de 97 millones de euros en el primer tramo, 32 en el segundo y 47 en el tercero, una sentencia que se recurrió por parte de la Consejería y que está pendiente de casación en el Supremo, aunque el compareciente ha augurado que también la perderán por la doctrina del Supremo.

Eso sí, De la Mora ha aclarado que de los 897 expedientes expropiatorios, el 20 por ciento afectó a empresas y que, de ellos, el 9 por ciento a empresas relacionadas con la inmobiliaria y la construcción. "En total, hubo 39 empresas expropiadas dedicadas a la construcción en todo el ámbito de la M-45 y en ninguna de ellas tiene la más mínima relación con las constructoras de la carretera", ha zanjado, respondiendo así a algunas críticas de posibles connivencias por parte de diputados de la oposición.

Preguntas de la comisión

Preguntado por el escaso margen entre la publicación de la convocatoria para adjudicar los contratos de las obras de la carretera en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), que salió el 3 de marzo de 1998, y la fecha límite para recepción de ofertas es el 3 de julio de ese año, el compareciente ha indicado que eso fue cuestión de los técnicos e ingenieros de caminos.

Jesús Mora también ha destacado que la Administración puso un tope máximo a lo que tenía que pagar por el uso de la carretera con la fórmula de peaje en sombra "para evitar que el límite no fuera infinito". "Teniendo la frecuencia de más de 100.000 vehículos, el coste sería mucho mayor y por eso se limitó el coste máximo de las empresas. Fue una buena decisión", ha considerado.

Por último, el compareciente ha confirmado que "desde hace meses" la Comunidad está analizando las concesiones de esta carretera, al igual que el de otras obras, "para ver cómo se puede ahorrar, como es obligación de la Administración. "Hay alguna concesión donde se han reducido algunos gastos y en algunos más se hará", ha concluido.

El testificante se mostró abierto a colaborar con la Comisión al ofrecerle la lista de empresas que se personaron durante la negociación sin publicidad, una petición que hizo el grupo parlamentario Podemos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios