www.madridiario.es
Remodelación de la calle Hernán Cortés dando más espacio a los peatones, ensanchando las aceras y quitando los aparcamientos de turismos en linea.
Ampliar
Remodelación de la calle Hernán Cortés dando más espacio a los peatones, ensanchando las aceras y quitando los aparcamientos de turismos en linea. (Foto: Kike Rincón)

El fin de las obras de Chueca, sin fecha concreta

domingo 10 de septiembre de 2017, 16:30h
La reforma de la calle Hernán Cortés ya se ha completado y, actualmente, se están realizando obras en otras tres calles pero el proyecto de Chueca incluía un total de once y ponía como fecha límite este año. A falta de cuatro meses para 2018, que se cumplan los plazos de las reformas que pretenden dar más espacio al peatón en el barrio es algo casi inverosímil.

Hace un mes, finalizó la reforma de la calle Hernán Cortés. El Ayuntamiento explicaba que el resultado de esta vía era el “modelo real” de los arreglos que se realizarán a diez calles más del barrio. A parte de la ya finalizada, se remodelarán Santa Brígida, Farmacia, Augusto Figueroa, San Marcos, Infantas, Reina, Costanilla de los Capuchinos, San Bartolomé, Barbieri y Libertad, pero todo apunta a que lo harán fuera de plazo.

Cuando la propuesta fue presentada, en abril de 2016, José Luis Infanzón, director general del Espacio Público, Obras e Infraestructuras del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, dijo que estarían terminadas para el “otoño del próximo año”, es decir, este otoño. Jorge García Castaño, concejal-presidente del distrito Centro, por su parte, fue más prudente y explicó que esperaban que las obras estuvieran ejecutadas “en 2017”.

En cualquier caso, parece que ninguna de las dos fechas se cumplirá. Las obras comenzaron con retraso -se esperaba que lo hicieran después del verano pasado y arrancaron en abril- y sufrieron un parón durante el World Pride, por lo que es muy difícil que se logre cumplir con los tiempos previstos.

Además, actualmente se está trabajando en tres calles -Reina, Infantas y Farmacia- por lo que quedarían siete vías por reformar en apenas cuatro meses, un reto casi inverosímil.

Aceras más anchas, bancos y arbolado

El proyecto establece la renovación completa de pavimentos de acuerdo al nuevo diseño de plataforma única, con aceras más anchas y mayores espacios para el peatón. Su objetivo es favorecer las condiciones de habitabilidad residencial del barrio, que próximamente se convertirá en Área de Prioridad Residencial (APR).

En todas estas calles se eliminarán las barreras arquitectónicas y se reducirá al mínimo la presencia de bolardos. Se plantarán árboles que proporcionarán sombra y contribuirán a la calidad ambiental del entorno, nuevas farolas de bajo consumo, alumbrado más uniforme y calidad lumínica no contaminante, nuevos bancos, papeleras y horquillas para el aparcamiento de bicicletas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios