www.madridiario.es

Amor 2.0: Aplicaciones para ligar en Internet

La Era de la Comunicación ha facilitado mucho el contacto entre personas, pero muchas siguen estando necesitadas de cariño. La sensación de querer y de sentirnos queridos llena más que cualquier otra cosa en el mundo, genera energía positiva, predispone a vivir las experiencias del día a día con buen humor y con el deseo de disfrutar.

Amor 2.0: Aplicaciones para ligar en Internet
(Foto: (Pixabay))

Puede parecer que hablemos solo del plano emocional, pero lo cierto es que hay puntos de vista fisiológicos que explican las sensaciones que alguien siente cuando está enamorado. Al parecer, y según el campo de la psiquiatría, el amor es un conjunto de reacciones químicas. Genera endorfinas, hormonas neurotransmisoras que aumentan cuando alguien vive momentos de placer y satisfacción. En las fases más avanzadas del amor, incluso, el vínculo emocional y sexual que se tiene con la otra persona hace que se genere una sustancia que también está presente en el chocolate. Da la razón hay quienes creen que el amor es una droga, que genera adicción.

Así pues, el cuerpo humano predispone a la búsqueda del amor para dar respuesta a sus instintos primarios, entre otras cosas, el deseo de perpetuar la especie. Es un proceso muy diferente, pero similar al celo que sufren los animales. Entender lo que explicábamos en el párrafo anterior hace más comprensivo que haya quien no pueda estar sin pareja.

Aplicaciones para ligar

Sin embargo, encontrar la pareja ideal es mucho más difícil para los seres humanos de lo que es en el reino animal. Tiene que ver con que la otra persona es mucho más que el otro elemento indispensable para la cópula.

No hablamos de tener una noche de sexo con alguien sino, lógicamente, de encontrar a tu media naranja, alguien que sea compatible a ti, que comparta gustos y aficiones y con quienes sean llevaderas las necesarias diferencias. Un compañero o compañera para el viaje, alguien que esté ahí en los buenos y malos momentos, la mejor compañía posible en cada uno de ellos. Tu otra mitad.

Lo bueno de los teléfonos inteligentes, en lo que se refiere al plano sentimental, es que ahora se puede encontrar el amor con el móvil. Basta con descargar una app para ligar y comenzar a buscar pareja desde tu iPhone u otro dispositivo móvil, con sencillos pasos que deben llevarte hasta la otra persona.

Esta forma de relacionarse con los demás presenta no pocas ventajas. En primer lugar, conserva un cierto anonimato (al menos al principio) que hace superar la timidez. Permite también buscar a la persona ideal por filtros (gustos, aficiones…), lo que evita cientos de conversaciones banales en el mundo offline que, en muchas ocasiones, acaban cansando. Y, además, permite marcar poco a poco el ritmo de la relación. Al no sentir una atracción física tan fuerte como si se estuviese viendo a la otra persona “en carne y hueso”, se puede ir con más cautela.

Está claro que para tener buenas aplicaciones en el móvil también hace falta eso precisamente, un buen smartphone. En la web http://smartphones-baratos.com realizan útiles comparativas entre smartphones baratos que permiten al usuario valorar la mejor opción, ahorrando mucho tiempo. Recomiendan también móviles libres baratos que son herramienta indispensable.

La literatura siempre ayuda

En esto del amor cada uno vive sus propias experiencias. Lo bueno de tener un alma gemela es que va a quererte y aceptarte tal como eres, porque, además, en cierto sentido es parecida ti. Así pues, lo mejor siempre es mostrarse tal y como uno es, sin deseos de aparentar. Todo el mundo tiene rasgos en su personalidad que pueden encandilar a otra persona.

Esto en la teoría parece fácil, sí, pero lo cierto es que las personas pueden verse superadas por su timidez o por su miedo al rechazo, entre otras cosas. Esto juega en contra de relacionarse sanamente con los demás, de ir poco a poco conociendo a la otra persona y de que, en definitiva, la relación vaya fluyendo. También juega en contra el haber sufrido malas experiencias con anterioridad.

En cuestiones de amor, también se han recopilado un gran número de herramientas y consejos que pueden ayudar a conquistar a otra persona. En esta web, por ejemplo, puedes encontrar un libro en PDF bastante ilustrativo, que puede ayudar a quien lo lee. No se trata más que de ganar en seguridad en uno mismo, y eso puede facilitarlo mucho la autoayuda.

Los viejos recursos

Mostrarse con confianza y tal y como uno es no es óbice para tener un bonito detalle con la otra persona, a la que se trata de demostrar lo que importa para ese alguien. A veces, no viene mal una ayuda extra para que se entere, si le está costando captarlo.

Cuando una relación comienza todo es ilusionante, sobre todo si va bien. Pero también es un proceso lleno de incertidumbres, en el que no se sabe si llegará a buen puerto, si seréis finalmente compatibles, si habrá alguna posición insalvable que haga que sea mejor romper. Es mejor vivir el momento y no pensar en el mañana, quedarse con lo positivo si la relación no fluye porque, al menos, habremos conocido a alguien que merece la pena.

Para conocerse, lo mejor es hacer cosas juntos. Las citas son un clásico, desde cenar en un restaurante hasta ir a un concierto juntos, pasando por largos paseos o una escapada de fin de semana. Y, como decimos, los detalles cuentan.

No se trata de “comprar” a la otra persona, así que te sugerimos que, para comenzar, sean solo detalles. Un calendario personalizado que recoja bonitas imágenes sobre algo que le guste (la naturaleza, los deportes, lugares del mundo…), una tarjeta postal con una bonita dedicatoria, un marcapáginas si le gusta leer… algo que demuestre que tienes presentes sus gustos y aficiones.

No es difícil si puedes recurrir a un buena imprenta online. Con solo unos pocos clics puedes encargar ese pequeño detalle porque, a diferencia de las físicas, la imprenta online evita costes de desplazamiento y tiempo. No solo pueden ayudarte a hacer un regalo, sino también en tu día a día, en tu trabajo. También se trabajan las tarjetas de visita, sobres, folletos, etc.

Son muchas las herramientas que se ponen a disposición del usuario para buscar esa química especial, y que vienen a facilitar la necesidad humana de relacionarse con los demás.