www.madridiario.es

Sanidad, salud y pacientes

lunes 04 de septiembre de 2017, 14:14h

Ahora que está de moda ofrecer informes sobre lo bien o mal que están las cosas en materia de empleo, educación o sanidad, con datos que sirven para sacar pecho o para que te partan la cara, me acerqué al centro de salud o ambulatorio para que el médico de turno echase una ojeada a mis lunares por si el sol del verano hubiese dañado o alterado el estado de alguno de ellos. La respuesta del médico fue que lo mejor era que el especialista, dermatólogo, hiciese su trabajo y determinase cómo están mis lunares. Eso hice. Pedí cita y me dijeron que la fecha más cercana para atenderme era casi cuatro meses después de solicitar hora y día con el dermatólogo. Después de conocer cuándo la sanidad pública me atendería, lo único que se me ocurrió fue sentarme en la entrada de mi ambulatorio y contarle a todo el que entraba la anormalidad de una normalidad aceptada como es acostumbrarse a que lo lógico es la espera.

Una doctora amiga que me vio sentado en las escaleras del centro de salud me preguntó las razones del enfado en mi rostro y se mostró dispuesta a escucharme. Me dijo que los plazos de espera son una vergüenza y trató de calmarme señalando que a veces la petición de una colonoscopia ha sido respondida con una citación para doce o trece meses después. Y agregó que a veces envía al especialista de turno a pacientes sin realizar las pertinentes pruebas para reducir el tiempo de espera. Por esas mismas fechas, un empleado de la Asamblea se Madrid me llamó para contarme que su mujer llevaba dos días en un ‘box’ de urgencia por falta de camas en planta. Mi hija Leire, a la espera de una consulta con el médico de familia, veía con cierta normalidad que la cita fuese semanas después de pedirla porque el titular estaba de vacaciones y el suplente se había perdido en la burocracia de la Consejería de Sanidad, que repite a diario que las cosas están mejor y que no sé cuántos cientos de plazas ha sido convocadas, lo que sin duda endereza la situación de los anteriores gobiernos del PP que se dedicaron a recortar derechos con la recortada en la puerta de los presupuestos.

No es casualidad que la Consejería de Sanidad no lleve por nombre Consejería de Salud. La Sanidad, que es el conjunto de servicios gubernativos ordenados para preservar la salud del común de los habitantes de la nación, de una provincia o de un municipio, no es lo mismo que la Salud, que es el conjunto de las condiciones físicas en que se encuentra un organismo en un momento determinado. Me recuerda el doctor García Blanco, socialista y viceconsejero de la Consejería de Salud en la etapa del doctor Pedro Sabando al frente de este departamento, que el concepto de sanidad tiene más que ver con la burocracia y que el de salud se refiere a los pacientes. Esto es como la marcha de España y la de los españoles, muchos de ellos en paro o con contratos basura y que no sienten concernidos directamente por los aireados datos sobre el crecimiento económico y la buena marcha de España. Si la Sanidad se preocupase más de la Salud de los pacientes quizá los ciudadanos no seríamos impacientes crónicos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Sanidad, salud y pacientes

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    6372 | Zonia - 04/09/2017 @ 19:46:53 (GMT+1)
    Aquí en Argentina pasa otro tanto con los médicos pagos por los jubilados ,con los de una prepaga que prácticamente no existe y con los hospitales.públicos en la que todos pagamos a través de los impuestos que son muy oneroso. Solo se hacen propaganda y los médicos deben obedecer al "stablisment burocrático " par evitar gastos al máximo.Mientras que la gente aguante en el mejor caso que no muera.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.