www.madridiario.es

La doble vara de Podemos

Por Alfonso Serrano
miércoles 21 de junio de 2017, 08:49h

Uno de los elementos que dotan de mayor rigor a un proyecto político es la coherencia. Coherencia entre lo que se dice y se hace, coherencia en defender lo mismo con independencia del foro o de la audiencia y coherencia entre los actos propios y lo que se exige a los demás.

De PODEMOS se pueden criticar muchas cosas, pero la falta de coherencia es un elemento indispensable para justificar sus acciones, “cabalgar entre las contradicciones” lo llamó Pablo Iglesias a la hora de justificar que un régimen opresor y que persigue a gays financie parte de su proyecto político/mediático.

Pero cuando se habla de ética y responsabilidades políticas o libertad de prensa, PODEMOS es una contradicción en sí mismo. Lo estamos viendo esta misma semana.

El mismo partido que días tras día se posiciona como justiciero, fiscal, policía y juez y exige todo tipo de responsabilidades a sus adversarios en base a indicios, publicaciones y a veces sí, imputaciones, mira para otro lado cuando no aplaude y jalea comportamientos similares en sus propias filas. Este martes un juzgado ha decidido imputar a dos concejales de AhoraMadrid (marca local de PODEMOS) los delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación y delito societario, delitos que vienen claramente tipificados en su Código Ético como motivo de renuncia al puesto. Lejos de la dimisión no sólo lo justifican sino hay quien lo aplaude al mismo tiempo que cuestiona la decisión judicial. Conviene aclarar las cosas. A los concejales no se les imputa por denunciar nada, o por hacer su trabajo como tratan de convencernos de manera rallando el patetismo algunos compañeros suyos en la Asamblea de Madrid. Los hechos están ahí. Para tratar de atacar al Partido Popular, éstos concejales piden un informe a los técnicos municipales que justifiquen su premisa: algo raro hay en el convenio del Open de Tenis de Madrid. Pero los técnicos dijeron que estaba todo ok. ¿Lo respetaron? No, lejos de ello pidieron un segundo informe a los técnicos a ver si a la segunda… ¿Y qué dijeron los técnicos? Que no había irregularidades. Nada satisfechos, estos cocnejales decidieron pedir un informe externo ¿saben ustedes lo que dijo ese informe? Exacto, que estaba todo correcto ¿Siguiente paso? Partir un contrato de consultoría para no tener que someterlo a concurso y adjudicarlo a una entidad que ¡oh sorpresa! Esta vez sí decía lo que PODEMOS quería. Esos son los hechos imputados y no otros. Y ahí siguen.

Lamentablemente poco podemos esperar de un partido que tampoco sancionó a Rita Maestre por un comportamiento contrario también a ese Código Ético, un partido que hace peregrinajes a la cárcel para homenajear a un delincuente como Bódalo, agresor de mujeres y adversarios políticos, el mismo partido que justifica que Errejón cobre una beca por no ir a la universidad otorgada por una persona al que luego convirtieron en Diputado, los mismos que defraudan la Seguridad Social de sus asistentes sociales (Echenique) y culpan de ello al trabajador, o los que se suman a manifestaciones y portan camisetas de apoyo a #AlfonLibertad condenado por la típica conducta de llevar explosivos a una manifestación. Pura coherencia.

Lo mismo pasa con la libertad de expresión. Se trata de un concepto que para PODEMOS sólo es viable desde el control puro de los medios de comunicación por parte del aparato del Estado y la no existencia de medios privados. Es curioso cómo PODEMOS pretende dar lecciones, señalar a los “buenos periodistas” o erigirse como adalides de la libertad cuando cada día se suman nuevos casos a su cruzada contra quienes no piensen como ellos. Si ya la APM se pronunció al respecto, si hemos visto como intentaban ridiculizar a periodistas, señalar a otros, marcar a mujeres por su vestimenta o incluso soñar con ver sangrar a alguna, el lunes dieron un nueva vuelta de tuerca organizando un desayuno “off the record” en el que dejaron fuera expresamente a 6 periodistas de diferentes medios, por cierto la mayoría mujeres. La excusa era presentar nuevos portavoces y generar “espacios de confianza” con esos periodistas (me pregunto yo que pensarán esos periodistas agraciados con esa confianza).

Parafraseando a Ruben Amón, el concepto de libertad de prensa ha sido reinterpretado por PODEMOS, pensando que era libertad de prensar, de aplastar. No es lo normal, pues una vez más sorprende la chulería y tranquilidad con la que PODEMOS ataca a la libertad y señala a medios, sin que apenas se oigan voces señalando tan antidemocrático comportamiento.

Todo ello en definitiva es marca de la casa, cabalgar en una contradicción permanente, mientras se huye hacia adelante en una carrera por deslegitimar todo y a todos de y así justificar su proyecto totalitario, sectario y excluyente.

Es cierto que la incoherencia, o tener una doble vara no es algo especialmente grave en una escala de valores, pero en cambio sí define claramente cuál es el verdadero compromiso de quien predica tan altas cotas de exigencia y no se las aplica. Y por lo tanto, en el caso de PODEMOS, no cabe sino concluir que su compromiso regenerador es pura fachada (el nepotismo en ayuntamientos donde gobierna así como sus ejemplos de gestión darían para 10 artículos más) y en cuanto a libertad de expresión y prensa, más que una garantía son una amenaza.

Alfonso Serrano Sánchez-Capuchino
Secretario General del Grupo Popular en Asamblea de Madrid

Alfonso Serrano

Vicesecretario de Sectorial del PP de la Comunidad de Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios