www.madridiario.es

Se avecinan cambios para el Skoda Yeti

Por MDO
lunes 10 de abril de 2017, 13:55h

El Skoda Yeti siempre ha sido tratado por Skoda como lo que es, una apuesta rompedora en el segmento de los SUV que pretendía introducir algo nuevo en el mercado. Skoda trató de aprovechar una oportunidad que detectó en el segmento de los SUV en los que prácticamente todas las marcas estaban desarrollando vehículos muy similares. Skoda quiso aportar algo nuevo al sector y la apuesta a pesar de no ser todo lo exitosa que le hubiese gustado al fabricante checo, no ha salido mal del todo.

El Yeti, un SUV poco habitual

Desde su lanzamiento el Yeti dejó bien claro a través de su rompedor diseño que era un SUV que iba a dar mucho que hablar. Desde Skoda no quisieron lanzar el típico SUV, sino que quisieron darle una vuelta de tuerca al concepto de SUV y tratar de hacerlo atractivo también para personas que estaban más acostumbradas o que se sentían más atraídas por las furgonetas tradicionales, es por ello por lo que cuando nos piden describir un Yeti nos cuesta definirlo como un SUV pero también nos cuesta definirlo como una furgoneta u otro tipo de coche, se trata de un interesante híbrido que se enmarca dentro de la categoría de SUV para apoyarse en el tirón de esta categoría en términos de ventas.


¿Cómo ha ido el experimento?

Lo cierto es que en términos de ventas este experimento que Skoda ha puesto en marcha no ha dado todos los frutos que esperaban, el fabricante pretendía introducir un concepto rompedor en el segmento de los SUV que generase un buen número de ventas pero lo cierto es que no lo han conseguido. Skoda es una marca que se encuadra dentro del Grupo Volkswagen por lo que el lanzamiento del Skoda también tiene mucho sentido si lo analizamos desde la perspectiva de pertenecer a un gran grupo de automoción, que se puede permitir este tipo de iniciativas porque pueden compensar pocas ventas de un determinado modelo con más ventas de otro modelo de ese fabricante o de algún otro fabricante del grupo, es por ello por lo que los movimientos de Skoda en este sentido han sido muy inteligentes, poder experimentar y probar qué es lo que pretende encontrar el mercado es más que recomendable en un sector que suele cambiar mucho.


¿Habrá novedades para el Yeti?

Todo apunta, sobre todo tras el lanzamiento del Skoda Kodiaq, un SUV puro y duro que Skoda ha lanzado recientemente, a que habrá cambios también para el Yeti, en este sentido el lanzamiento del Kodiaq ha supuesto toda una declaración de intenciones en lo que a irrupción en el segmento SUV se refiere por parte de Skoda, han presentado un modelo que reúne todas las características para convertirse en un superventas y todo hace indicar que desde Skoda aprovecharán el tirón y cierta relevancia que ya tiene el Skoda Yeti, para incluir bajo esta marca otra oferta de SUV que pueda resultar complementaria a lo que ya hay en el mercado y en cierta manera plantar cara a modelos que ya se encuentran muy asentados en este poderoso segmento que parece que no va a parar de crecer.