www.madridiario.es
¿Te gustaría vivir un videojuego?
(Foto: BDI)

¿Te gustaría vivir un videojuego?

Por MDO
martes 28 de marzo de 2017, 19:13h
Creados en principio para consolas y ordenadores, los juegos de escape se pueden disfrutar en vivo. La experiencia es absolutamente espectacular.

El grado de realismo que han alcanzado algunos videojuegos, hace que cada vez sea más difícil distinguir entre la fantasía y la realidad. La Realidad Virtual, la Realidad Aumentada y los gráficos hiper-realistas que se muestran en nuestras pantallas lo demuestran. Sin embargo, no hace falta estar conectado para vivir la emoción de un videojuego. De hecho, algunos juegos han dado el salto a la vida real, convirtiéndose en una opción de ocio y entretenimiento perfecta para todo tipo de eventos festivos, como cumpleaños, despedidas de solteros o reuniones de amigos más allá de lo convencional.

Los juegos de escape, una aventura que se vive entre cuatro paredes y que está llena de retos para quienes participan, tuvieron su origen en las consolas y los ordenadores. Evidentemente, allí el número de pantallas que hay que sortear puede ser infinito. Pero muchos prefieren experimentar en vivo la emoción del videojuego.

¿Qué es un juego de escape?

Básicamente, la idea es tener que superar una serie de acertijos y enigmas para salir de una habitación cerrada. Por ello se le conoce como escape room a nivel internacional. Para lograr el objetivo y darle un poco más de emoción, el tiempo en el que hay que lograrlo está marcado, además de encontrar escenarios de mayor o menor nivel de dificultad en función de la experiencia. Se pueden encontrar ejemplos de juego de escape Madrid y otras grandes ciudades.

Las pruebas pueden ser muy variadas. Desde los clásicos puzzles y las pruebas de lógica, hasta otras más físicas, donde la fuerza o el equilibrio juegan un papel fundamental en el desarrollo del juego. Toda una experiencia que de un modo u otro puede disfrutar cualquiera, tanto de forma individual como en grupo. Incluso hay desafíos grupales o competiciones en las que cada jugador lucha contra el resto para ser el primero en lograr su objetivo.

Algunos ejemplos de juegos de escape

La imaginación de los organizadores es el límite en esto de los juegos de escape. Aunque en todos hay una serie de factores que se repiten. Todos los juegos se hacen en una sala en la que solo hay una salida, sea esta visible o no.

Teniendo esto como base, imagina despertar en un laboratorio, donde un científico loco quiere experimentar con tu cerebro. Para escapar, tienes que encontrar algunas pistas que te llevarán a dar con la clave de acceso a la puerta, siempre antes de que el doctor se dé cuenta de que has despertado y comience con sus experimentos.

También te puedes encontrar en una casa embrujada donde un ser extraño que cambia de forma se dedica a aumentar el número de víctimas. ¿El problema? Que no sabes ni quién es ni cómo hacer para acabar con él y salir indemne de la mansión.

Sea como sea, la dinámica del juego es frenética, sobre todo porque el tiempo juega en contra y las claves no son precisamente sencillas de encontrar. Si aún no has probado lo que se vive en este tipo de juegos, bien en persona o en el mundo virtual, entra en alguna de las habitaciones misteriosas y verás cómo el sonido de una puerta al cerrarse no volverá a dejarte indiferente.