www.madridiario.es

Europe is sexy

martes 28 de marzo de 2017, 16:49h

El éxito que alcance la Unión Europea en su consolidación es la mejor noticia que puede tener España a medio y largo plazo. Estamos acostumbrados a que muchos de nuestros políticos les invada el cortoplacismo de las confecciones de las listas electorales. El gran futuro de España depende del gran futuro de la Unión Europea.

España es pequeña en relación a lo grande que puede ser dentro de una Unión Europea fuerte. Europa no es la suma de países, es mucho más que esa adición de pueblos, regiones y comunidades europeas. Juntos somos mejor que nuestras individualidades.

El pasado fin de semana se celebró el 60º aniversario de la firma de los Tratados de Roma que iniciaron lo que hoy conocemos como la Unión Europea. Tal y como ha sido recogido en distintos medios, una delegación de UPYD compuesta por su portavoz nacional Cristiano Brown, la Eurodiputada Maite Pagazaurtundúa y algunos miembros de la directiva del partido, junto con afiliados nos desplazamos hasta Roma. De este modo, ha sido el único partido con esa representación en la Marcha por Europa que ha tenido lugar en la capital italiana.

La Unión monetaria que disponemos algunos países europeos forma parte de esa primera fase de construcción. Aspiramos a tener una unión social, con derechos y deberes similares. Hoy podemos comprar cualquier producto o servicio con la misma moneda, pero tenemos que conseguir que los trabajadores, que nos proveen de ese mismo producto, o servicio, y las empresas que lo ofrecen, tengan unas condiciones sociales y tributación similar.

A esta Unión Europea le falta el desarrollo de la vertiente social y entender, en todos los sentidos, que tenemos una única frontera. Los países juntos debemos de tejer una red social que haga ver que La Unión no es solo tener una moneda común y un Europarlamento, donde hay personas que no saben muy bien qué se hace dentro.

En el Parlamento Europeo se debate y se regula absolutamente todo. Desde la calidad del agua que bebemos, como la calidad de los alimentos, la eficiencia de la Energía que consumimos y la seguridad de los vehículos con los que desplazamos, entre otras temáticas. Si no estuviéramos en la Unión nuestros edificios se seguirían construyendo como en el siglo pasado, no tendríamos la aplicación del Código Técnico de la Edificación (CTE), ni los jueces europeos nos hubieran salvado de las desgracias de nuestras leyes e injusticias, como por ejemplo las cláusulas suelo.

La Unión Europea, ante recientes desafíos migratorios, no ha estado a la altura porque no hay un desarrollo de plan claro y unitario. Los populismos, en todos los países, han intentado sacar tajada de ello. Afortunadamente Grecia nos ha dado una lección de realidad. Su partido populista no ha hecho nada de lo que prometió y ha dejado a sus escuderos españoles a los pies de los caballos.

Cristiano Brown y Maite Pagazaurtundúa afirmaron, el pasado sábado, que la Unión Europea debe de relanzar el proyecto europeo a nivel social y todo lo que ello implica. De este modo los ciudadanos veremos claramente lo positivo que es pertenecer juntos en la Unión Europea. Hemos tenido 60 años de paz que han costado mucho esfuerzo y no han sido gratuitos

Moneda única, derechos y deberes similares. Esfuerzo fiscal y coste social homogéneos. Una política común en agricultura, defensa, inmigración, en definitiva, actuar como si fuéramos un único país con una gran diversidad y riqueza cultural.

Construyamos una Unión Europea que nos atraiga. Ganemos el debate del enamoramiento, sobre todo a los jóvenes que son los que tienen que apoyar firmemente esta construcción de la Catedral Europea. Se trata de largo plazo, eso que para algunos no existe. Como dijeron en los debates previos a la Marcha: una Europa Sexy a sus 60 años de edad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios