www.madridiario.es

ENTREVISTA

Calvo: 'Queremos llevar proyectos de zona 30 a todo el ensanche de Madrid'
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

Calvo: "Queremos llevar proyectos de zona 30 a todo el ensanche de Madrid"

jueves 26 de enero de 2017, 16:20h
El Gobierno de Manuela Carmena llegó al palacio de Cibeles con el mandato de practicar un urbanismo más sostenible y menos especulativo. El delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, explica en esta entrevista su apuesta por la reducción del tráfico en la ciudad y la actualidad de las principales operaciones urbanísticas de la ciudad.



¿Cómo va a ser el diseño de la Gran Vía?

Está prácticamente definida la sección que tendrá la calle. Dos carriles por sentido, uno para transporte público, otro para transporte de mercancías y residentes; y la posibilidad de incorporar un carril bici, un itinerario ciclista segregado del resto de carriles en sentido subida. Es una calle con mucha pendiente donde los ciclistas más experimentados pueden subir a buen ritmo, pero queremos que un ciclista aficionado pueda utilizarla de una manera cómoda y sin verse en una situación comprometida. Ese es el proyecto que se va a plantear. La mejora del transporte público tendrá que ver finalmente con cuántas líneas pasen por Gran Vía y cuál sea la capacidad de esos vehículos de EMT. Todo eso se está concretando en estos momentos.

El Colegio de Arquitectos (COAM) pidió al Ayuntamiento tener claro un esquema de movilidad antes de intervenir en la Gran Vía. ¿Cuál sería ese esquema?

El Colegio de Arquitectos sabe que el Ayuntamiento tiene claro su proyecto de movilidad. Lo hemos dicho desde el principio, tenemos que invertir esa pirámide en la que el vehículo privado ocupa el centro de la movilidad y ahora queremos que el peatón, la bicicleta y el transporte público sean los que ocupen el papel central. A partir de este modelo se plantean todas las medidas, como esa gran área de prioridad residencial (APR) de Centro, una medida que se está trabajando en este momento y esperamos poner en marcha en paralelo a la finalización de las obras de la Gran Vía. Y también se está trabajando fuera del distrito Centro, con proyectos de zonas 30, como en Chamberí, que queremos extender por todo el ensanche. En fin, estamos apostando por una movilidad más verde y más sostenible. Eso lo saben todos los madrileños, porque además ha sido uno de nuestros compromisos electorales. Siempre dijimos que en Madrid había que hacer tres cosas: rehabilitar, abordar con rigor y con intención de mejorar las grandes operaciones urbanísticas de la ciudad y una movilidad sostenible.

En ese cambio de la movilidad que se plantea con el Plan de Calidad del Aire, se recoge una reducción de entrada de vehículos al centro. Si no se dan alternativas, ¿no va a haber más atascos?

Lo que sabemos es que la solución contraria no funciona. En los años ochenta, se decía que si tenías atasco en una calle con tres carriles y ampliabas reducías el atasco; pero hoy sabemos que si amplías los carriles, amplías el atasco. Este tipo de criterios está muy extendido en cualquier teoría urbanística, pero todavía no son asumidos por determinados grupos de la oposición, fundamentalmente por el PP. Evidentemente, a la gente no la puedes dejar sin alternativas. ¿El Ayuntamiento de Madrid qué está haciendo? En primer lugar, trabajando con el Consorcio Regional de Transportes para que esto sea así. El Consorcio y la Comunidad de Madrid tienen un papel importante. También hay que trabajar con el Ministerio de Fomento, con Renfe y con Adif. Pero ¿qué ha hecho el Ayuntamiento dentro de sus capacidades y competencias? El año pasado 200 nuevos autobuses para la EMT, este año si aprobamos presupuestos otros 250. Y en el conjunto de los cuatro años habremos incrementado la flota de EMT con 1.000 autobuses que nos permitirán por un lado eliminar los obsoletos y por otro lado ampliar tanto líneas como capacidad de servicio. Las alternativas tienen que ser tener un buen transporte público en la puerta de casa y en la puerta de tu centro de trabajo. Así garantizaremos que no hay atascos.

¿Y tienen la complicidad de Comunidad y el ministerio? Sin ellos va a ser difícil hacer este cambio de movilidad.

El Ayuntamiento está decidido a apostar por ese modelo. Aunque a veces nos hemos sentido poco acompañados en esta voluntad. Cuando la Comunidad de Madrid saca a concurso público un protocolo de calidad del aire mucho menos ambicioso que el que tiene el Ayuntamiento de Madrid cuando además no tiene competencias para hacerlos y cuando da la sensación de que lo hace como una medida meramente publicitaria para hacer la contra al Ayuntamiento, pensamos que ese tipo de comportamientos no son rigurosos y no se corresponde con lo que tiene que ser lealtad institucional. Esperemos que este tipo de actitudes no se repita y que contemos con la lealtad de otras instituciones porque la apuesta por el transporte público tiene que ser una medida de sentido común.



En el Plan de Calidad del Aire se apuesta por intervenir en algunas calles de entrada a Madrid. ¿Por cuáles ser va a empezar?

Las grandes arterias, la prolongación de las radiales, que son calles estructuras donde hay que remodelar todas esas secciones, esos espacios viarios. Ahí están ya previstas actuaciones en la calle de Alcalá, en Santa María de la Cabeza, en el paseo de Extremadura… Por estas hemos empezado. Evidentemente, nuestro objetivo sería que las grandes arterías de entrada y salida de la ciudad se reformulen en el sentido de facilitar la salida frente a lo que ocurre ahora de facilitar la entrada y colapsar el centro de Madrid de vehículos.

Esta forma de mejorar la calidad del aire a través del urbanismo parece un poco lenta. ¿Con qué plazos se está trabajando más allá de la reforma de la Gran Vía?

En materia de urbanismo todo es muy lento. Las tramitaciones son terribles, son de meses o de años, pero en esta materia en concreto es donde más rápido podemos avanzar. Fíjate que solamente con la medida de Gran Vía de un mes hemos reducido un 13 por ciento las emisiones a lo largo de ese mes. Precisamente, cuando se toman medidas de reducción del tráfico los resultados en términos de calidad del aire se producen de manera casi inmediata. Por eso, son tan beneficiosas para la gente y por eso la urgencia de tomarlas, porque no podemos esperar, no podemos seguir manteniendo esos altísimos índices de contaminación, porque la salud de los madrileños es lo primero.



Fomento ha prometido abrir la estación de O’Donnell


El Ayuntamiento ha apostado por recuperar la construcción de carriles bici y se está encontrando con la oposición de parte del colectivo ciclista. ¿Por qué se apuesta por los carriles bici? ¿Qué datos hay que digan que son mejores?

El Ayuntamiento apuesta por la bici en calzada, eso es lo primero. Nosotros hemos planteado una serie de itinerarios ciclistas, que no son carriles bici, son soluciones donde se mejora la capacidad de la vía para usar la bicicleta en dos sentidos. O bien a través del ciclocarril, porque el carril 30 ha funcionado muy bien y seguimos apostando por ello. Por ejemplo, en los 32 primeros kilómetros que se han construido el 68 por ciento son ciclocarriles, es decir, nos parece que ha funcionado bien. Pero hay una serie de vías, como puedan ser los bulevares, vías rápidas o calles con mucha pendiente, que necesitan, sobre todo para aquellos usuarios menos experimentados, un espacio propio. Eso no quiere decir que el usuario experimentado tenga que ir por el carril bici, sino que puede ir por el carril conviviendo con el coche. La normativa lo permite. Entonces las soluciones de itinerarios ciclistas combinan las dos opciones y apuestan mayoritariamente por el ciclocarril, pero en aquellas calles que por criterios técnicos no son idóneas para el ciclocarril, pues, evidentemente, tenemos que plantear soluciones alternativas.

Uno de los grandes ejes en los que se está trabajando es el de Atocha-Castellana. ¿Tienen ya alguna idea de cómo va a quedar?

Se está redactado un estudio para todo el eje para insertar una serie de actuaciones. Algunas de ellas ya están en marcha como la remodelación de Azca, lo que será la remodelación del entorno del Santiago Bernabéu o como el paseo del Prado. Tenemos que revisar ese paseo para mejorar el espacio para los peatones. No puede ser que tengamos situaciones como las que se producen en el Thyssen o en determinados lugares del Paseo del Prado. Yo creo que la gente quiere un paseo para caminar, para disfrutar, para pasear y tenemos que revisarlo en esa línea. Y también por supuesto la remodelación de la calle Atocha que es un proyecto que ya está redactado, que está en marcha, y que también mejorará significativamente la movilidad en el distrito centro.

En la negociaciones de la operación Chamartín parece difícil llegar a un acuerdo. ¿Sobre qué base se está trabajando?

Yo no creo que sea difícil llegar a un acuerdo. Creo que evidentemente es una operación muy compleja donde los intereses que hay que conjugar son muchos y en algunos casos opuestos, pero la clave está en la voluntad del Ministerio de Fomento y del Ayuntamiento para llegar a un acuerdo. En ese sentido, yo pienso que el cambio de ministro y el cambio de responsable de la empresa Adif, que es Juan Bravo, ha facilitado mucho el diálogo y la negociación. Se ha abierto una mesa técnica, que está funcionando bien. Se están cerrando progresivamente acuerdos que van a ir conformando las líneas estratégicas. Nos hemos dado seis meses. Estamos en el primero, o sea, creo que tenemos margen para alcanzar ese acuerdo.

¿En qué se está trabajando? El Ayuntamiento había pedido menos edificabilidad.

La edificabilidad va a ser un punto clave de la negociación. Se están evaluando la posibilidad de, en vez de entender el ámbito como un ámbito homogéneo, plantear diversos ámbitos porque la verdad es que estamos hablando de una zona enorme. No tiene nada que ver lo que ocurre al sur de la M-30 con lo que ocurre al norte, incluso de lo que ocurre al norte cerca la M-30 o de la M-40. Entonces, hay que apostar por un modelo de ciudad sostenible y por un plan de etapas creíble, y ahí habrá que intentar acompasar los intereses de todos los actores con el objetivo fundamental del Ayuntamiento, que es velar porque la ciudad sea una ciudad racional, sea sostenible y que resuelva problemas y no genere más. No queremos encontrarnos con situaciones como las que hoy tenemos con el desarrollo del sureste o con otros cadáveres urbanísticos que se fueron quedando a raíz del pinchazo de la burbuja. Lo que hay que hacer es modelo de ciudad que sea creíble, que sea razonable, que sea sostenible y en esa línea también entiendo que a los propios promotores privados como al Ministerio de Fomento les debe interesar que eso sea así.

Ya que salen los desarrollos del sureste. El Ayuntamiento ha hecho una propuesta para modificar la planificación. ¿Qué acogida ha tenido?

Hemos abierto una mesa para replantearnos todo ese ámbito. Hay que recordar que los desarrollos del sureste ocupan una superficie como la del interior de la M-30 o como la que ocupa la huella de la ciudad de Barcelona. Estamos hablando de la mayor operación urbanística en metros cuadrados o de hectáreas de toda la ciudad. Entonces, esos desarrollos respondían a unos modelos absolutamente insostenibles, con una Gran Vía del sureste que tenía el ancho de la Castellana, y sin la complejidad ni los usos ni la ocupación que tiene la Castellana. Entonces, en su momento se tomaron decisiones muy equivocadas. Esos desarrollos no responden a un modelo sostenible, hay que revisarlos. En esa línea lo que hemos hecho es lo que hacemos siempre, vamos a abrir una mesa con los sectores implicados y vamos a tratar de consensuar soluciones y estrategias para abordar uno de los grandes retos de la ciudad de Madrid, que es qué vamos a hacer con esos desarrollos y qué viabilidad pueden tener.

Otra cuestión, la Plaza de España. Los madrileños van a elegir el proyecto, pero el Ayuntamiento lo tiene que poner en marcha. ¿Qué plazos hay?

Cuando vote la gente en febrero, inmediatamente se le encargara al equipo ganador que prepare un proyecto de ejecución, más o menos son unos tres o cuatro meses, y luego el proceso de licitación habitual. Es decir, espero que en último trimestre del año estemos en disposición de empezar las obras de remodelación de la Plaza de España.

Cuando todos estos proyectos comiencen a salir a la vez, el Ayuntamiento va a necesitar bastantes recursos para invertir.

Bueno, hay mucha inversión, quiero decir, todo el proyecto de reparación de aceras y calzadas, la remodelación del anillo ciclista que están en marcha, el proyecto de la calle Atocha o los jardines del arquitecto Ribera son proyectos muy potentes que están consumiendo en este momento mucha inversión. Tenemos otros en camino, que son los proyectos propios de este Gobierno, que evidentemente tenemos que hacer un proceso para ponerlos en marcha, redactarlos, licitarlos y ejecutarlos.



Una ciudad no se transforma en cuatro años, pero se pueden poner las bases


¿Hay algún avance en las mejoras de la infraestructuras de movilidad en La Peineta? Parece que el estadio va a estar en unos meses pero no habrá más transporte público.

Sí, estamos trabajando con el ministerio de Fomento para terminar de ajustar las soluciones de enlace con la M-40 y también en todo el proyecto de urbanización de los accesos al estadio; pero desde luego al principio va a haber una carencia importante de transporte público, por eso hemos instado a la Comunidad de Madrid a que amplíe la línea 2 de Metro en dos estaciones, con parada en Peineta y en La Rejas para mejorar la movilidad en toda la zona. También el Ministerio de Fomento ha prometido abrir esa estación de O’Donnell. No son cuestiones del Ayuntamiento de Madrid, aunque siempre lo hemos dicho, estamos dispuesto a asumir el liderazgo de todo este tipo de actuaciones para que la Peineta cuando entre en funcionamiento genere los menores problemas posibles a todo el entorno de San Blas, que es algo que nos preocupa muchísimo.

¿Hay respuesta de la Comunidad?

La Comunidad en una rueda de prensa se pronunció diciendo que no pensaba hacer ninguna ampliación del metro. Yo espero que reconsidere esta situación. Nosotros estamos en contacto con el consejero responsable y desde luego seguiremos insistiéndole en que es imprescindible que la Comunidad haga estas inversiones porque va a llegar mucha gente al estadio. Estamos hablando de una situación muy nueva para los vecinos de San Blas, estamos hablando de que es una infraestructura que necesita un soporte de movilidad pública que hoy no tiene. La Comunidad ahí no puede lavarse las manos y mirar hacia otro lado.

Junto al estadio está el centro acuático que se quedó a medio hacer. ¿Qué solución se le va a dar?

De momento, queremos ir paso por paso y primero vamos a ver si conseguimos que el estadio pueda entrar en funcionamiento, que pueda tener una mínima adecuación de infraestructuras tanto en coche como en transporte público para que genere los menores problemas posibles. Y, luego, ya seguiremos hablando de lo que viene. No tendría sentido que siguiéramos abriendo infraestructuras sin tener resueltos los accesos y sin tener soluciones de movilidad ajustadas al volumen de personas que se van a desplazar a ese lugar. Vamos a hablar del estadio, vamos a resolver la movilidad y luego hablaremos del centro acuático.

Parece que el Atlético está interesado en el centro acuático.

Sí, nos lo han trasladado. Sería mediante un modelo de concesión, de alquiler para poder utilizar esa infraestructura que quedó a medio hacer también de la etapa del proyecto olímpico frustrado de Gallardón; pero siempre se lo hemos dicho, primero vamos a intentar que el estadio entre en funcionamiento y lo haga de manera adecuada y luego hablaremos del resto de temas.



¿El paseo de la Dirección, en qué punto está y qué quiere hacer el Ayuntamiento en los terrenos que tendrá?

Se ha completado a mediados de enero la resolución de la concesión con Dragados en este caso, es decir, hemos cumplido todas nuestras obligaciones y también el concesionario. También hemos redactado en paralelo a este proceso de liquidación un nuevo proyecto para el barrio, que sirva de base para hacer un proceso participativo, porque la gente en Tetuán reclama decidir sobre su barrio. Y vamos a poner encima de la mesa una propuesta, como hicimos con Mahou-Calderón, para que la gente opine y proponga alternativas. Otro de los retos que tenemos y cuya solución está muy próxima es el problema que tienen los expropiados con derecho a vivienda en el paseo de la Dirección respecto a lo que les cuesta la nueva vivienda.

¿Cuál es la propuesta que va a hacer el Ayuntamiento?

Recoger buena parte de las demandas que vienen haciendo históricamente los vecinos, es decir, el proyecto en su momento era bastante desafortunado en su entendimiento con el parque. Planteaba una serie de bloques de borde que eran una especie de barrera entre el parque y el barrio, y lo que vamos a hacer es abrir el parque al barrio. Seguramente revisar esa edificabilidad, revisar la ubicación de algunas de esas edificaciones y ampliar las dotaciones públicas, que nos parece que en su momento estuvieron infradimensionadas, yo creo que el barrio necesita más dotaciones, las está demandado y vamos a intentar que el nuevo proyecto cumpla las expectativas de los vecinos y vecinas de Tetuán.

La gestión del urbanismo madrileño ha recibido críticas del PSOE, que dice que se está haciendo lo mismo que el Gobierno anterior del PP, y el PP asegura que se trata de un urbanismo ideológico…

Yo creo que la política a veces es demasiado rehén de la actualidad mediática y de los eslóganes o de las frases grandilocuentes. En la pregunta se ve la incoherencia de algunos de estos planteamientos. Evidentemente, si el PP dice que hacemos urbanismo ideológico es porque lo hacemos con nuestra ideología que no tiene mucho que ver con la suya. Y si el PSOE dice que estamos haciendo lo mismo, entiendo que lo hace para situarse en un contexto de oposición con dos grupos que nos atacan por el otro lado. Nosotros lo que estamos haciendo es, en primer lugar, actuar con sentido común. En segundo lugar, por supuesto, ser rigurosos con el cumplimento de la ley. Y, por último, dar un enfoque de cambio de modelo.

La operación Canalejas se ha revisado y se ha reformulado, fundamentalmente en la movilidad y el impacto del edificio; la operación Chamartín, para nosotros Puerta Norte, en la que estamos en un escenario distinto porque estamos negociando un plan diferente y se ha anulado el anterior; la operación Mahou-Calderón también es un proyecto diferente al anterior y pactado con todos los actores; el paseo de la Dirección, donde hemos recuperado la iniciativa pública y hemos revisado el modelo de desarrollo. Es decir, yo creo que estamos haciendo un nuevo modelo de ciudad, evidentemente con todos los problemas y dificultades que supone gestionar una herencia de 26 años de modelo neoliberal que han construido esta ciudad a golpe de un gran acuerdo fundamentalmente económico. Hay que entender que este es un proceso a medio y largo plazo, que una ciudad no se transforma en cuatro años pero, desde luego, se pueden poner las bases y lo estamos haciendo. Se pueden poner las bases de un desarrollo urbano alternativo, que esté basado en la racionalidad, en la sostenibilidad y en el interés general.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Calvo: "Queremos llevar proyectos de zona 30 a todo el ensanche de Madrid"

    Últimos comentarios de los lectores (6)

    3952 | Manu H - 29/01/2017 @ 19:24:50 (GMT+1)
    Claro que sí, CarabanchelAlto, ¿para qué quejarse a la gente que lo puede hacer si puedes quejarte de la gente que no tiene nada que ver? Si es que a quién se le ocurre ¿cómo se atreven a ocuparse de lo que se tienen que ocupar y no arreglar todo lo que está mal? Salud bucodental, el metro, el aeropuerto, tratados de libre comercio, el hambre en el mundo... todo eso es culpa de Ahora Madrid, que no lo soluciona porque no le da la gana. Esta muy bien esa táctica, cuando no tengas razón, niega la realidad. Así se consigue todo. Salvo tener razón, claro.
    3935 | CarabanchelAlto - 28/01/2017 @ 15:48:19 (GMT+1)
    Manu H creía haberte explicado, que el que no se entera de nada eres tú, que el ayuntamiento tiene Madrid Sulud, y puede dotar de medios para saludbucodental si quiere, en cuanto al transporte, el ayuntamiento puede promover y facilitar, e incluso financiar con dinero municipal, parte de las infraestructuras que pasan por el termino municipal de Madrid, que estas ciego, o es que no quieres ver, o las 2 cosas.
    Por cierto, el culpable que no exista un gobierno de izquierdas en España es Podemos, que estaba muy preocupado por las carteras de interior, cni, etc.
    Maldita hemeróteca.
    3933 | Manu H - 28/01/2017 @ 12:19:12 (GMT+1)
    CarabanchelAlto, creía que ya te había explicado que el metro y Adif eran competencia de la Comunidad y del Gobierno, respectivamente. Luego dices que no es cosa de siglas, pero sigues en tus trece echando las culpas al Ayuntamiento de cosas que no son de su competencia. Como lo de la salud bucodental ¿adivinas de quién es esa responsabilidad? Pues sí, a la Comunidad. Estaría bien que, si tanto te importan esos temas, te quejaras a quien corresponde. O si la cosa va de criticar al Ayuntamiento por todo, al menos busca algo que sea culpa suya de verdad. Sería más coherente.
    3931 | CarabanchelAlto. - 28/01/2017 @ 11:30:30 (GMT+1)
    Se van a gastar dinero en obras sin ninguna necesidad, cuando los barrios del sur como por ejemplo Carabanchel Alto carece de un transporte decente, tiene un metro que no lleva "a parte ninguna", no tiene cercanias, cuando hay espacio suficiente para que lo comuniquen con las lineas de ADIF que pasan muy cerca, malos servicios, envejecimiento de la población, en los solares del ayuntamiento que iban destinados a zonas verdes, no hay parques, la limpieza es escasa, está todo lleno de deyecciones de perros y nadie hace nada, solo saben multar a los conductores, a los que ensucian no, y como eso todo.
    Y por cierto, tienen Madrid Salud, allí pueden dar asistencia bucodental a las personas con pocos recursos, parados de laragas duración etc, que eso si es necesario.
    Que no puede ser que arreglarse la boca, sea como pagar 1 año entero de alquiler.
    3912 | Ana Sánchez - 27/01/2017 @ 18:24:22 (GMT+1)
    Mucho "gobierno neoliberal de 26 años", pero la realidad es que se están comportando como ellos en muchas cosas. ¿Para cuándo una Operación Villaverde-Usera? ¿Acaso en los distritos del sur no hay lineas de tren que pasan por todos los barrios? ¿Acaso no hay problemas urbanísticos gravísimos? ¿Acaso no hay terrenos de ADIF, como los de logística de Butarque, que dividen y fraccionan todo un distrito? Pues de todo eso, ni mu en la explicación del Sr. Calvo. Igualitos.
    3911 | Manu - 27/01/2017 @ 15:25:46 (GMT+1)
    Varios comentarios : 1. Reducir el número de carriles en entrada no funciona o pedir a los parisinos que lo están experimentando desde hace años. No solo no reduce los atascos que tampoco mejora la calidad del aire. Paris ha tenido que tener que activar la circulación alternada varías veces este año cuando nunca había ocurrido 2. Sigo diciendo que la Plaza de Esoaña no necesita una remodelación como la que plantean sino solo un buen mantenimiento y no son los vídeos caricatirakes que no lo demuestran. Dedicar este dinero a arreglar las calles de Madrid que están en un estado desastro o dedicarlo a contratar personal para la limpieza (ya se Carmena nos trata de mentirosos cuando decimos que las calles están sucias pero seguramente que limpian tres veces al día cerca de su casa) 3. Por fin un punto con el que estoy de acuerdo y que me parecía una barbabaridad al principio es lo de los carriles compartidos para las bicis. Al final bicis como coches son más atentos y hace que el número de accidentes sea menor

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.