www.madridiario.es
La Noche en Vivo, IX Premio Madrid Iniciativa Cultural
Ampliar
La Noche en Vivo, IX Premio Madrid Iniciativa Cultural

Madrid, de noche y 'en vivo'

Por MDO
La necesidad de proteger y reconocer las salas de música en directo les motivó para iniciar una carrera que ya dura diez años. Hoy día, programan más de 10.000 conciertos al año solo en la capital. El jurado de los Premios Madrid, que organiza Madridiario, ha querido reconocer el esfuerzo de la asociación cultural La Noche en Vivo para la sostenibilidad de una red de espacios escénicos de pequeño y mediano formato lo que les ha valido el premio a la mejor Iniciativa Cultural.

"Casi todos los artistas del panorama nacional han pasado por alguna de nuestras salas", afirma contundente Darío González, presidente de La Noche en Vivo, la asociación cultural que engloba a varias salas de música de pequeño y mediano formato de la Comunidad. De su expresión se desprende el orgullo con que pronuncia esas palabras, sentimiento que comparte con el gerente de la organización, Javier Olmedo.

La Noche en Vivo surgió de una reivindicación: el reconocimiento de las salas de conciertos como un referente cultural. Bajo esa premisa, se aunaron los esfuerzos de un grupo de salas que pasó de las seis pioneras al medio centenar que la asociación agrupa actualmente. "Recogemos este premio con muchísimo orgullo porque entendemos que es un reconocimiento al esfuerzo de nuestros asociados", reconoce González, que califica a los miembros de este selecto grupo de "verdaderos héroes".

Entre ellos, se encuentran nombres emblemáticos de la vida nocturna madrileña como 'El búho real', 'Galileo Galilei', 'Caracol' o 'Siroco'. No obstante, la organización establece unos requisitos a los asociados que no siempre son fáciles de cumplir. Todos deben acatar un código ético que, entre otras medidas, dispone que cada sala debe mantener una programación estable de cien conciertos al año. "Hablamos de cuatro conciertos semanales para poder entrar a la organización", afirma Olmedo, consciente de que las salas pequeñas tienen que hacer un 'esfuerzo extra' para mantener ese ritmo. "Si quieres formar parte de La Noche en Vivo es porque consideras que el fin principal de tu sala es la programación de música en directo", sentencia.

Nuevos públicos

Si hay que señalar algún rasgo característico del programa general de La Noche en Vivo este sería su eclecticismo. El estilo de cada espacio se respeta y potencia, de forma que salas especializadas en funky puedan coexistir con otras más 'poperas' o 'jazzeras', por ejemplo. Los organizadores reivindican la necesidad de este asociacionismo recordando que los esfuerzos individuales de cada sala se han visto recompensados con un gran nombre como La Noche en Vivo y que, gracias al proyecto común, han alcanzado un "gran logro": llegar a mucha más gente con la distribución del calendario de conciertos de todos los socios, que ha permitido un 'trasvase' de público entre salas.

"La gente conoce a un artista en la radio o en la televisión, pero no sabe de dónde parte su carrera. Nosotros queremos transmitir el gusto por la música en directo y potenciar una relación más estrecha entre el artista y su público", dice González. Según recuerda, La Noche en Vivo nació en un momento en el que el panorama musical estaba muy disperso y el consumo de música en directo poco estandarizado. "A los conciertos iba una calse minoritaria muy cercana a la universidad y con ciertas inquietudes culturales. Lo más gratificante es que hoy podamos seguir contactando con ese público joven manteniendo a ese público que puede llegar a los cincuenta", asegura.

No obstante, y pese a la intensa actividad de una asociación que programa más de 10.000 conciertos al año en la Comunidad, la crisis hace mella en un sector que ya arrastraba las 'heridas' de la crisis general de la industria discográfica. Los modelos de ocio han cambiado y, en esta conyuntura económica, el ocio y la cultura no parecen considerarse artículos de primera necesidad. "Notamos esta crisis más que las anteriores porque ese diez o quince por ciento de público que hace diez años asistía asiduamente a las salas ya no existe", explican los organizadores. "Jugamos con un porcentaje muy pequeño de público, pero por lo menos defendemos una opción de ocio de calidad", concluyen.

Nuevos artistas

Desde La Noche en Vivo no solo reivindican el matiz cultural de las salas de conciertos, sino también su función de 'plataforma' para los nuevos artistas. Ciclos como 'Alternativas en concierto' consiguen llenar los locales gracias a un cartel ecléctico que une en el escenario a artistas noveles y consagrados. "Es un proyecto maravilloso", dice Olmedo, que asegura que "estos conciertos más íntimos despiertan la creatividad y el 'gusanillo' de la gente por la música. Estamos muy orgullosos de haber tenido de público durante años a artistas que ahora anunciamos en cartel".

En este aspecto humano, dicen, está la razón de su existencia. Por ello, hacen un llamamiento a las salas para que se unan a la asociación ya que, recuerdan, "es una lucha de todos" . Por ahora, sus esfuerzos se centran en que el Ayuntamiento de Madrid reconozca estos locales como Bienes de Interés Cultural para que los madrileños puedan seguir disfrutando de sus noches 'en vivo'.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios