www.madridiario.es
Alopecia y Minoxidil: ¿tiene solución la calvicie?
Ampliar

Alopecia y Minoxidil: ¿tiene solución la calvicie?

Por MDO
lunes 23 de enero de 2017, 12:44h
En pleno año 2017 todavía hay una gran parte de la población que piensa que la calvicie es un problema estético y no una enfermedad que padece ya un 35% de la población española. Es más común que la alopecia afecte a hombres adultos, pero se trata de una afección que puede comenzar desde temprana edad, incluso en plena adolescencia, y extenderse durante años hasta alcanzarse la caída del cabello completa.

Pero cuando hablamos de alopecia no hablamos de caída temporal del cabello ni de la famosa alopecia estacional que cualquier persona puede sufrir durante episodios de estrés, cambios hormonales o incluso al mantener una mala alimentación o tomar determinada medicación. La alopecia tradicional, la que conocemos como una afección propiamente dicha, es originada por causas patológicas y en la mayoría de los casos es de origen genético (alopecia androgenética). En este caso, la caída del cabello comienza por las sienes y la coronilla y suele heredarse del padre o abuelo.

Las mujeres tampoco se libran de la caída del cabello dado que existen lo que se conocen como alopecias postparto o incluso alopecias asociadas a problemas de tiroides o de estrés.

Lo normal en cualquier caso de alopecia, ya sea temporal o permanente, es acudir al médico especialista o dermatólogo para realizar un análisis y un estudio detallado que vierta las posibles causas de la caída.

Consejos para mantener un cabello sano

Además del uso de productos como minoxidil, un tratamiento para crecimiento del cabello disponible en su versión 2% y 5%, pueden aplicarse otra serie de consejos que permitan mantener un cabello sano y cuidado. Por ejemplo, los expertos del cabello señalan que resulta de vital importancia mantener una dieta equilibrada en la que el consumo de frutas, verduras y proteínas sea el adecuado para el organismo y, más concretamente, para el desarrollo del llamado folículo piloso.

También es importante cuidar el cabello de forma superficial y evitar la grasa, la caspa y la descamación que puede provocar un exceso de lavado o justamente lo contrario. Ante eso, utilizar productos como Minoxidil siempre es una buena idea, al igual que desechar productos de belleza que manchen el cabello o que empeoren la velocidad de la caída, como la espuma, gomina, tintes de pelo, alisados extremos o el uso excesivo de secadores, entre otros.

Los profesionales también recomiendan utilizar un champú acorde al tipo de cabello. De nada sirve aplicar un champú para pelo graso si tu pelo es neutro y no tiene grasa o aplicar un champú para cabello seco si tu pelo es graso. Simplemente, hay que saber elegir el cosmético adecuado para cada tipo de cabello y aplicarlo de forma correcta.

Por último, también es muy importante mantener un equilibrio psicológico que no se vea invadido por el estrés ni por los cambios hormonales porque la salud del cabello lo nota.

Minoxidil y su eficacia para la caída del cabello

Sea como sea, y dependiendo del tipo de alopecia que se padece, ya existen en el mercado productos farmacológicos que pueden desacelerar el proceso de caída del cabello y que, complementados con suplementos alimenticios adecuados, pueden mejorar el estado de salud de tu pelo. Es el caso de Minoxidil, un vasodilatador que comenzó a utilizarse en pacientes hipertensos y con el que se tuvo constancia de que se estaban produciendo cambios en el crecimiento del cabello de todos ellos. Concretamente, el vello creía más rápido y más fuerte y por eso comenzó a utilizarse este producto como una solución a la caída del cabello y se sigue utilizando hoy en día. De hecho, es uno de los productos más vendidos para frenar la caída del pelo y para estimular su crecimiento.

Minoxidil viene en formato líquido para aplicar directamente sobre el cuero cabelludo dos veces al día. La marca comercializadora más conocida es Rogaine y debe tenerse en cuenta que se trata de un medicamento de venta en farmacias y que resulta indispensable consultar con el médico especialista para su aplicación, sobre todo en el caso de personas con algún tipo de enfermedad o mujeres embarazadas.

En definitiva, por el momento no existe un tratamiento milagroso que pueda terminar con la alopecia androgenética de herencia familiar, pero sí es cierto que ya existen productos como Minoxidil que pueden ayudar a desacelerar el proceso y a estimular el crecimiento del cabello en los casos menos graves y en las alopecias que no son de origen genético, como las estacionales o las producidas por estrés.