www.madridiario.es
El Ayuntamiento habla de 'normalidad' respecto a los cortes pero admite la existencia de retenciones
Ampliar
(Foto: Kike Rincón)

El Ayuntamiento habla de "normalidad" respecto a los cortes pero admite la existencia de retenciones

Por MDO
lunes 05 de diciembre de 2016, 16:54h

El Ayuntamiento de Madrid ha evaluado los resultados del primer fin de semana sin coches en la almendra central de la capital,mediante un estudio que está siendo llevado a cabo por un grupo especial operativo compuesto por representantes de Ayuntamiento de Madrid, CRTM, y de forma específica Metro, EMT y Madrid Calle 30, Agentes de Movilidad y Policía Municipal. Según las evaluaciones, se han realizado 6.500 accesos menos a las zonas residenciales y ha aumentado el tráfico en la M-30.

Según los datos de circulación del Ayuntamiento de Madrid, correspondientes al fin de semana y a este lunes, el Consistorio afirma que la aplicación de la planificación especial de movilidad en la zona centro está discurriendo de acuerdo a la normalidad.

Las previsiones de ocupación de la M30 para este lunes eran de unos 200.000 vehículos menos con respecto a un lunes laborable habitual, debido a su cercanía con el Puente de la Constitución. Contando con estos cálculos, el grupo encargado de analizar los cortes ha observado un aumento del uso de la vía de circunvalación M-30 para rodear y atravesar la ciudad con respecto a lo esperado, lo cual habría cumplido uno de los objetivos de este ejercicio de movilidad: evitar el uso de la Gran Vía como itinerario de paso para cruzar Madrid.

Por otra parte, tras la evaluación del fin de semana, los accesos a las Áreas de Prioridad Residencial confirman que la ciudadanía madrileña ha hecho un menor uso del vehículo privado con respecto al fin de semana pasado: un total de 6.500 accesos menos a estas áreas hablan de la concienciación de vecinos y visitantes.

El Puente de la Constitución reduce los efectos de las retenciones

Con respecto al primer día de aplicación de la medida, el Ayuntamiento asegura que, salvo los cortes en los dos extremos de la calle Gran Vía que provocaron retenciones esperables como consecuencia de la implantación, el resto de las restricciones no han ocasionado grandes afecciones al tráfico. Durante el primer fin de semana de restricción al tráfico como consecuencia de la campaña de Navidad, no ha habido afección reseñable, salvo en la tarde del sábado en que se celebró una manifestación por la calle Gran Vía.

En la mañana de este lunes, primer día laborable que coincide con la aplicación del plan y los cortes previstos, a pesar de que la circulación en la gran mayoría de la ciudad ha sido fluida como consecuencia del Puente de la Constitución, los ejes que confluyen con los principales cortes han sufrido retenciones. A primera hora de la mañana se han producido algunas en la zona de la Cuesta de San Vicente, en los desplazamientos del tráfico habitual de hora punta, y se ha procedido a activar el protocolo habitual para estas ocasiones, no exclusivo a este plan de movilidad, consistente en el corte del túnel de entrada desde la A-5 hacia la Cuesta de San Vicente a aproximadamente las 11:00 de la mañana. Puntualmente se han realizado también desvíos de los vehículos hacia el Paseo de la Florida y Puente de los Franceses.

Otras zonas que se han visto afectadas a primera hora con mayores retenciones de lo habitual han sido el Paseo del Prado y San María de la Cabeza, esta última afectada también por un incidente entorno a las 8:30 de la mañana, resuelto en un tiempo breve.

No se ha considerado tener en cuenta la comparación interanual, entendiendo que los datos absolutos del 5 de diciembre de 2015 no pueden calificarse como referencia, ya que en aquella ocasión no fue día escolar, y el tráfico no fue de día laborable tipo.

Con este Plan especial de movilidad, el Ayuntamiento de Madrid pretende mejorar la movilidad peatonal, aportando una solución a la saturación del espacio peatonal en fechas de especial presión; mejorar la movilidad ciclista, al calmar el tráfico de toda la vía; mejorar la movilidad en transporte público en superficie, al reducir la intensidad del tráfico y al ampliar el espacio de espera en las paradas, disminuyendo las fricciones con el intenso flujo peatonal; mejorar la calidad del entorno urbano, de manera que su atractivo desde un punto de vista estético favorezca la movilidad a pie, en bicicleta y/o la estancia; mejorar la calidad estancial del espacio público desde un punto de vista funcional, es decir, mejoras que favorezcan el uso de ese espacio para la estancia; mejorar la actividad comercial como consecuencia de las anteriores, al reducir el nivel de estrés del viandante.

Este Plan Especial de Movilidad está siendo evaluado de forma continua desde su implantación el pasado viernes, con un grupo especial operativo compuesto por representantes de Ayuntamiento de Madrid, CRTM, y de forma específica Metro, EMT y Madrid Calle 30, Agentes de Movilidad y Policía Municipal que han evaluado hoy el resultado de las primeras horas de aplicación

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios