www.madridiario.es
¿Qué ha cambiado en el terreno sentimental?
Ampliar
(Foto: BDI)

¿Qué ha cambiado en el terreno sentimental?

El terreno sentimental se ha visto invadido por las nuevas tecnologías y por las nuevas “creencias” e intereses de los más jóvenes que, obviamente, ya no piensan igual que lo hacían sus padres o sus abuelos. El mundo evoluciona y la nueva tecnología social y la nueva mentalidad de la gente inciden en la forma de encontrar el amor o de conocer gente nueva. Pero, ¿te has parado a analizar qué ha cambiado en los últimos tiempos en el terreno sentimental?

La forma de conocerse

Atrás quedaron los locales de baile. Conocer gente y buscar pareja a través de internet se ha convertido en tendencia en el mundo del amor. Redes sociales, aplicaciones para citas como Hotcitas y otra serie de páginas web enfocadas a ayudarte a encontrar el amor de tu vida triunfan en estos días.

No solo la gente joven utiliza este tipo de tecnología amorosa, sino que los más adultos también se han rendido al poder de internet a la hora de ligar y conocer gente nueva.
¿Significa eso que las relaciones se han vuelto más frías? Para nada. Los que defienden estas aplicaciones de citas para intentar encontrar a esa persona especial están convencidos de que es la mejor forma de hacerlo dado que previamente visualizas una foto, lees sus intereses e incluso chateas con la persona. Si no te interesa, no quedas. Fácil.

Y en el caso de que llegues a quedar, no hay ningún tipo de compromiso. Si no te gusta, lo dices y quedáis como amigos o no os volvéis a ver más en la vida.
También hay otra ventaja que mucha gente “single” valora. Y es que puedes conocer gente que está buscando junto lo mismo que tú. Por ejemplo, hay mucha gente que no busca el amor de su vida en estas aplicaciones, sino pasar un rato agradable, tener relaciones sexuales esporádicas o conocer gente con sus mismos gustos. Las opciones son muy variadas así que, ¿por qué no intentarlo?

Las bodas

La existencia de un mayor número de jóvenes que se declaran ateos y el bajo presupuesto con el que cuentan a la hora de casarse ha supuesto la eliminación de ciertas tradiciones católicas y sociales que suponían un coste adicional para la boda. A pesar de que mucha gente sigue contratando un fotógrafo de bodas en Madrid para obtener unas imágenes únicas y profesionales del día más feliz de su vida, la gran mayoría opta por confiar su reportaje de boda a un amigo o familiar que cuente con una buena cámara y que esté en disposición de realizar las fotos de bodas del resto.

Evidentemente, el resultado no es el mismo. Por eso es mejor dejar una parte del presupuesto para pagar a fotógrafos de bodas profesionales e intentar ahorrar de otras partes de la ceremonia. Querrás recordar cada momento de la forma más nítida posible y ya solo por eso contratar un fotógrafo en Madrid, o en la ciudad que residas, merece la pena.

Lo que sí puedes hacer es solicitar diferentes presupuestos para comparar entre unos estudios fotográficos y otros, incluso entre unos fotógrafos freelance y otros.

El romanticismo

¿Son románticos los jóvenes de ahora? Probablemente no podemos generalizar, pero lo que es seguro es que la forma de ver el amor y de comportarse ante él cambian y evolucionan. Atrás quedaron las cartas de amor. Con las nuevas tecnologías los mensajes de amor se envían a través de un “Whatsapp” y cualquier sentimiento que fuera escrito en las cartas de amor antiguas ahora se enviarán a través de soporte digital o directamente se trasmitirá en persona.

Pero no podemos decir que las parejas de ahora sean menos románticas que las de antes. El amor puede entenderse de muchas formas diferentes e, igualmente, puede expresarse de otras tantas. Quizás el ramo de flores o la caja de bombones ya no forman parte del nuevo romanticismo juvenil, pero hay muchas formas de demostrar el amor a la otra persona y no tiene que ser necesariamente con este tipo de complementos. Por ejemplo, si a tu pareja le gusta Extremoduro, ¿por qué no regalarle 2 entradas para el próximo concierto?

Puede ser el regalo más romántico del mundo solo por el simple hecho de que has tenido en cuenta sus gustos personales. A ese tipo de cosas nos referimos.

Las creencias

En este caso, estamos convencidos de que la cosa no ha cambiado tanto. Las enseñanzas de padres y abuelos siguen estando muy presentes y, a pesar de que ahora los jóvenes tienen más libertad a la hora de expresas sus sentimientos respecto a otras personas, se conservan creencias como la consulta a videntes profesionales. A pesar de que encontrar tarotistas buenas y sinceras no es tarea fácil, sí existen sitios como www.videntes.pro en los que los jóvenes confían a la hora de realizar consultas sobre amor.

Es evidente que el tarot no va a resolver los problemas amorosos de nadie, pero a nivel psicológico sí es un servicio muy importante para mucha gente que realmente tiene sus creencias y confía en lo que las cartas tienen que decir sobre su suerte en el amor, así como en otras facetas de la vida.

Otro tipo de creencias sí han evolucionado bastante. Por ejemplo, si hablamos del terreno sexual es evidente que los jóvenes de ahora se lanzan al precipicio del placer a más temprana edad, y sin necesidad de pasar por la iglesia previamente.

También ha evolucionado la forma de ver el amor para toda la vida. La mujer es independiente y ya no depende del varón para mantenerse y vivir feliz. Por eso, el aumento de roturas amorosas se ha incrementado y es más complicado ver parejas que llevan muchos años juntas y se mantienen hasta el final. Hoy en día, lo que prima es la individualidad de cada uno y es cierto que se “aguanta” menos a la persona que tenemos al lado y que debería ser, antes que marido/mujer, novio/novia, nuestro compañero/a de viaje.