www.madridiario.es

80 años del golpe de estado del 18 de julio

lunes 18 de julio de 2016, 10:00h

El 18 de julio de 1936, se produjo un golpe de estado militar en España dirigido contra el gobierno de la Segunda República Española surgido democráticamente de las elecciones de febrero de aquel año, golpe de estado que condujo a la Guerra Incivil Española y tres años después, derrotada la República, a la dictadura de Francisco Franco, que se mantuvo en el poder hasta su muerte el 20 de noviembre de 1975.

He estado leyendo estos días alguna cosa sobre este golpe de estado del 36 en España. Por cierto a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Lo del “Alzamiento” como decían y aun dicen algunos libros de texto, es una denominación benévola para lo que ocurrió en aquellas fechas.

Entre otras, en este caso releyendo, un librito de Justo Vila Izquierdo titulado “Extremadura: La guerra civil”, una obra de Universitas Editorial, editada en 1983, en la que se relata de cómo se gesto el golpe de estado a raíz de de la formación del Frente Popular y su posterior triunfo electoral en las elecciones del 16 de febrero de 1936. Elecciones que como todo el mundo sabe gano las izquierdas con 269 diputados, una mayoría suficiente para gobernar, ya que los partidos de centro y derecha alcanzaron los 205 diputados. Dicho sea de paso el partido falangista de José Antonio Primo de Rivera obtuvo 5000 votos en Madrid pero ni un solo diputado.

Terminar las elecciones y empezar las reuniones conspirativas todo fue uno. Las fuerzas reaccionarias trataron de dar un golpe de estado, incluso antes de formar gobierno los ganadores en las elecciones de febrero y así burlar los resultados de las urnas.

No me voy a detener en los detalles pero todo esto está documentado por prestigiosos historiadores de la talla de Tuñón de Lara, por ejemplo. Por tanto la versión que algunos historiadores pro franquistas están dando de que la sublevación militar fue debido al caos y al desorden reinante en España, no se tiene de pie. Esta más que demostrado que la decisión definitiva de intervenir militarmente se tomo a raíz de las elecciones de febrero de 1936. Lo recalco por los infames reportajes de algunos medios de comunicación de la “Caverna Mediática”.

Las causas reales que ocasionaron el golpe del 18 de julio fueron

principalmente la cerril intransigencia de la oligarquía financiera y los señoritos terratenientes, que rechazados del poder desde 1931 por los votos, con su afán de aniquilar la democracia y la republica recurrió a los generales “africanistas” como fuerza de choque para desencadenar el golpe de estado, golpe que después se convirtió en guerra incivil. Y la gota de agua que colmo el vaso de su “antidemocrática paciencia” fue el triunfo de las izquierdas en las elecciones de febrero del 36.

También el hecho que Italia y Alemania estuvieran gobernadas por

dictaduras fascistas, empujaron y ayudaron a los reaccionarios españoles a levantarse en armas contra la Republica. En fin que a pesar de la buena voluntad de la gran mayoría de las masas obreras españolas la situación no era buena para los que vivieron aquellos acontecimientos.

Por supuesto el libro de Justo Vila profundiza con muchísima claridad en todo lo que cuento y mucho más y sobre todo se detiene en lo que ocurrió en Extremadura, comarca por comarca y pueblo por pueblo. Un libro que hoy por hoy, porque se esté distorsionando todo por la “caverna mediática” es recomendable leer.

En lo personal y referido a mi familia, jornaleros extremeños, poco se a ciencia cierta de aquellos años. Solo alguna cuestión que con cuentagotas me contaba mi padre. En aquellos tiempos de la Dictadura Franquista se hablaba lo imprescindible. Y lo poco que se hablaba se dulcificaba.

Recuerdo que mi padre me contó que a él lo movilizaron en el 36, varios años después de ir a la mili y comenzó la guerra con los republicanos y termino con los nacionales en cuestión de días.

Hay que tener en cuenta que mi padre era un jornalero del campo extremeño, sin estudios y de un pueblo pequeño: Esparragalejo, (Badajoz). Fue reclutado por las fuerzas democráticas republicanas, con varios chavales del pueblo, les dieron unas escopetas y víveres, jamón, queso, etc , y los mandaron a un camino de entrada al pueblo por donde podían venir los “nacionales”. A unos cinco kilómetros del pueblo cavaron una zanja y montaron la “defensa” del pueblo por ese camino.

Pero por allí no venia nadie. Al cabo de dos semanas, ya prácticamente sin víveres, llego mi abuelo y les pregunto qué coño hacían allí. Pues defendiendo al pueblo contestaron. Anda ya, veniros para casa que ya ha tomado el pueblo el bando nacional. Después de una discusión, más por los pocos víveres que quedaban, que ideológica, volvieron y se entregaron a las fuerzas golpistas.

Después de un par de semanas encerrados en los calabozos, les propusieron entrar a formar parte del ejército nacional si se portaban bien. Aceptaron y mi padre los tres años que duro la guerra se lo pasó en las cocinas de los frentes de Talavera y Navalcarnero. Por eso digo que mi padre estuvo en los dos bandos. En él, como otros muchos, primó más el sobrevivir que la ideología. Reconocía que le gustaba más la republica que la dictadura, pero había que comer y vivir y eso era lo que había hecho a lo largo de su vida.

Esta es mi aportación al 80 aniversario del 18 de julio. Día que los grandes propietarios agrarios, el poder financiero, la iglesia y los militares, se unieron para intentar acabar con la democracia y la republica a través de las armas al no conseguirlo en las urnas. A pesar de tener todo a su favor les costó tres años y miles de muertos.

No digo más, solo que desearía que los jóvenes de este país conocieran de verdad lo que paso entonces y años después, en la Dictadura Franquista, en nuestra querida España. Con ese deseo cumplido me conformaría, pues como dice muy bien el poeta Marcos Ana, para “pasar página”, primero hay que leerla. Pues eso.

FRANCISCO NARANJO LLANOS
Director Fundación Abogados de Atocha

Francisco Naranjo

Director de la Fundación Abogados de Atocha y sindicalista de CCOO

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios