www.madridiario.es
Mercedes-Benz Clase E Estate
Ampliar
Mercedes-Benz Clase E Estate

Mercedes-Benz Clase E Estate, capacidad familiar

martes 14 de junio de 2016, 08:23h

La firma de la estrella acaba de dar a conocer la variante familiar de su nueva Clase E en el marco marco del torneo de tenis de Stuttgart y con Roger Federer, como maestro de ceremonia. En su sexta generación, se trata de un modelo que con el sobrenombre de Estate, se le ha sometido a una profunda actualización y revalorizando con una mayor calidad en su interior, aunque también su aspecto exterior es completamente diferente y se ha puesto al día su equipamiento con numerosas innovaciones técnicas que aportan, por ejemplo, un mayor nivel de confort y seguridad en la conducción y nuevas dimensiones en la asistencia al conductor. También los sistemas de infoentretenimiento y de manejo ofrecen asimismo una experiencia desconocida hasta ahora en la marca alemana.

Mercedes-Benz Clase E Estate
Ampliar
Mercedes-Benz Clase E Estate

Por lo que este familiar, que toma el relevo a la edición de 2013, se convierte en uno de los familiares más “inteligentes” del mercado. Con 4,92 metros de longitud, tracción a las ruedas traseras o total, una habitabilidad para cinco personas y opcionalmente, dos asientos más que se despliegan del piso del maletero destinados para niños y dispuestos en sentido opuesto a la marcha, ofrece además el mayor maletero del mercado, con 670 litros de capacidad (25 menos que el Estate anterior) pero que puede alcanzar hasta los 1.820 litros si se abaten totalmente los asientos traseros. Con algunas novedades mecánica, inicialmente la oferta estará compuesta por dos de gasolina: el E 200 (184 CV) y el E 250 (211 CV) y un Diesel, el E 220 d (194 CV), todos unidos a una caja de cambios automática de 9 velocidades (9G-TRONIC). Posteriormente, en el cuarto trimestre del año, la familia crecerá con otras dos versiones Diésel, los E 200 d (150 CV) y E 350 d (258 CV) y las variantes más potentes de gasolina: el E 400 4MATIC (333 CV) y el deportivo AMG E 43 4MATIC (401 CV). Con un precio aun por definir, estará a la venta en septiembre.

Como la berlina, el frontal pone de manifiesto su estatus como familiar de representación. Según la línea de diseño y equipamiento elegida presenta diferentes configuraciones. La versión básica lleva la parrilla clásica de Mercedes con la estrella en el capó, al igual que la línea Exclusive, si bien ésta tiene una configuración más sofisticada. Y las líneas Avantgarde y AMG Line se distinguen por la parrilla de estilo deportivo con la estrella de la marca de gran tamaño en el centro. Además, los voladizos cortos, una batalla larga y ruedas de formato grande determinan sus dinámicas proporciones. Y las ventanillas bajas y estilizadas hacen que el vehículo parezca más alargado en combinación con la elevada línea de cintura. También el estrechamiento en el cuerpo del habitáculo y la convexidad de las líneas en las paredes laterales dirigen la mirada del observador hacia la zaga. Y por primera vez, las barras longitudinales del techo de serie están plenamente integradas, lo que acentúa el carácter atlético del modelo, que en combinación con las líneas de equipamiento, las barras son de color plata aluminio.

También el sugestivo perfil de la parte trasera con hombros anchos sobre los pasarruedas remata el estético diseño. El portón trasero, ancho y funcional, limita en la parte superior con un spoiler de techo en el que se integra la tercera luz de freno LED. Y las líneas marcadamente horizontales de la zaga y la luneta trasera refuerzan visualmente la anchura, al igual que los grupos ópticos traseros divididos con listón cromado, dispuestos asimismo en horizontal. Los reflectores LED, perfectamente integrados en la forma de la carrocería, añaden un toque vistoso tanto de día como de noche y subrayan el carácter del vehículo. Además, en el portón trasero destaca especialmente el ancho listón asidero cromado. E incorpora el EASY-PACK de serie que abre y cierra el portón mediante un dispositivo electromecánico con sólo pulsar un botón. De ese modo permite una carga y descarga confortables. Y es posible detenerlo en cualquier posición y limitar el ángulo de apertura para evitar roces, por ejemplo, con el techo de un garaje de escasa altura.

El interior encarna la síntesis de emoción e inteligencia, los dos polos que determinan la filosofía del diseño de Mercedes-Benz. Como opción, dominan la estética interior dos amplios displays de alta definición, de 12,3 pulgadas de diagonal respectivamente, con tecnología de última generación única en este segmento. A la vista, ambos displays se funden bajo una misma superficie de cristal conformando un cuadro de instrumentos panorámico que, como elemento central, parece flotar en el espacio acentuando la estructuración horizontal del diseño interior. Este cuadro de instrumentos en forma de pantalla panorámica consta de un gran display en el campo visual directo del conductor, que visualiza instrumentos virtuales, y un display central situado por encima de la consola central. El conductor puede elegir el diseño del cuadro de instrumentos panorámico seleccionando entre tres estilos diferentes: Classic, Sport y Progressive.

Además, por primera vez se introducen en un automóvil botones de control sensibles al tacto en el volante. Reaccionan, al igual que la superficie de un smartphone, a los gestos de barrido en sentido horizontal y vertical. De este modo, permiten controlar todo el sistema de información y entretenimiento con movimientos de los dedos, sin necesidad de que el conductor retire las manos del volante. Con todas estas cualidades se consigue una máxima concentración del conductor, de acuerdo con el lema “Las manos, al volante; la vista, en la carretera”.

Para el control del sistema de infoentretenimiento existen otras posibilidades: un panel táctil con controlador en la consola central, capaz de reconocer incluso la escritura manual, y el sistema de mando fónico Linguatronic. El accionamiento se puede realizar también mediante teclas de acceso directo, por ejemplo, para el manejo de la climatización automática y, por primera vez, también para activar y desactivar cómodamente determinados sistemas de asistencia a la conducción. Otro elemento que llama la atención son los asientos, cuya forma ergonómicamente modelada aúna la idoneidad para los viajes largos típica de Mercedes con una estética refinada y deportiva. Tienen diseños diferentes en función de la línea de equipamiento. Como novedad en este segmento se ofrece un paquete de confort térmico con apoyabrazos calefactables en las puertas y en la consola central. Y los asientos traseros se suministran opcionalmente con respaldo dividido en tres partes. La división en proporción 40% – 20% – 40% otorga elevada flexibilidad. En el apoyabrazos central se integran un compartimento portaobjetos y dos portabebidas escamoteables. Opcionalmente, los ocupantes de la parte posterior disponen además de un soporte para tableta o portátil.

También es el único vehículo en su segmento que puede equiparse opcionalmente con suspensión neumática multicámara integral. La ventaja de este sistema, compuesto por tres cámaras de diferente tamaño en los conjuntos telescópicos del eje trasero y dos cámaras en los del eje delantero, es que permite variar la dureza de la suspensión en tres niveles. Los ocupantes pueden disfrutar así de una suspensión básica suave, manteniéndose la sensación de seguridad y estabilidad de marcha a medida que aumenta la velocidad.

Además de una respuesta sensible y rápida, la suspensión neumática multicámara Air Body Control ofrece una regulación de nivel integral que asegura un alto confort de conducción, también con el vehículo cargado. Consiste en una regulación automática de la altura en función de la velocidad. Al circular a velocidad de crucero en autopista se reduce la altura del vehículo, lo que contribuye a ahorrar combustible. Por otro lado, el conductor puede aumentar la altura libre sobre el suelo en carreteras en mal estado o en accesos, sin más que pulsar el interruptor de ajuste de nivel.

La suspensión neumática multicámara se complementa con una amortiguación regulable de ajuste progresivo por vía electrónica, que adapta individualmente y de forma automática la característica de amortiguación en cada rueda según la situación de marcha y el estado de la calzada (por ejemplo, al realizar una maniobra de esquive o circular sobre firmes en mal estado). El sistema proporciona así confort de marcha y rodadura y, al mismo tiempo, dinamismo. Y a través del conmutador Dynamic Select en el puesto de conducción, el conductor puede elegir además entre cuatro ajustes diferentes del sistema Air Body Control: Confort, ECO, Sport y Sport +. Además, el ajuste adicional “Individual” le permite configurar su vehículo de acuerdo con sus preferencias.

Mercedes-Benz Clase E Estate
Ampliar
Mercedes-Benz Clase E Estate
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios