www.madridiario.es
Miguel Ángel Revilla, el político que, mientras no se demuestre lo contrario, ha elegido ser Pepito Grillo y no Pinocho.
Miguel Ángel Revilla, el político que, mientras no se demuestre lo contrario, ha elegido ser Pepito Grillo y no Pinocho. (Foto: Antena 3)

Miguel Ángel Revilla:"Si el Parlamento Europeo estuviera en Marbella y no en Bruselas habría tiros"

No le conozco peor historia en su vida política que ser en un maestro en coaliciones. Para ser presidente de Cantabria, lo cual, ni mucho menos, es un delito. Bastantes compañeros de profesión tienen peor currículum.

A Miguel Ángel Revilla se le conoce porque va en taxi a La Zarzuela o la Moncloa. Y porque al rey o al presidente de gobierno de turno les regala anchoas de su tierra en cada visita. Si está interpretando un papel, lo cual no se puede dudar en un político, lo hace muy bien. Si Revilla es así en su vida diaria, perdemos a alguien que conseguiría un pacto con cualquiera. Si hay anchoas de por medio. Y no evitaríamos otras elecciones, de paso.

Estuvo ayer en la versión de prime time de “El Hormiguero”. Debo repetirles, en este momento, que de Pablo Motos persona, lo cual me trae al pairo, no me llega nada bueno que contar. Del profesional, sí. Tanto que hace ocho días, cuando despidió el programa del lunes 15 de febrero tuvo las narices de hacerlo diciendo que se volverían a ver el miércoles.

Sin hacer ni una mera mención a que el martes, no había “El Hormiguero” porque Antena 3 emitía un partido de Champions. La joya de la corona de la temporada de la cadena, no de Pablo Motos, a quien le quitaban un programa por un mísero partido de fútbol. Deporte que le gusta menos que dejar un día sin ingresar sus correspondientes miles de euros. Un profesional, ya digo. Que se saltó a la torera la obligada promoción del correspondiente partido de Champions.

Ya hablaremos del poder de Pablo Motos que, como afrontamos la fase final de esos, para él, aburridos, partidos de fútbol, ha conseguido llevar a “Bajo sospecha” a la horca. A las noches del jueves. Pero a “El Hormiguero”, de lunes a jueves, no le mueve ni la Champions ni nadie. Bueno es el de Requena.

Quien para no quedar mal en su apuesta llevó ayer al ya mencionado Miguel Ángel Revilla. Un valor seguro. Para no fallar y que hoy miércoles ningún directivo de la cadena ose a coger el teléfono y llamarle cuando está, Pablo Motos, en su merecido descanso.

Porque Miguel Ángel Revilla ha escogido ser el Pepito Grillo de nuestra política en época de erupción, y de momento nadie le ha cogido con el carrito de los helados para que sea otro Pinocho de los muchos que tenemos. Hombres y mujeres. Convencido estoy que el productor y presentador pensó tanto en el invitado del día como el invitado eligió el programa al que acudir ¿Me entienden? Ninguno de los dos, tontos no son.

Siga leyendo el artículo en La vida es una tómbola.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios