www.madridiario.es
Manuel Díaz 'El Cordobés': 'Me gustaría decirle un día a mi madre que he estado con mi padre'
(Foto: TVE)

Manuel Díaz "El Cordobés": "Me gustaría decirle un día a mi madre que he estado con mi padre"

Escribo hoy de dos personas que me caen muy bien. Con una, Bertín Osborne, después de muchos años de lucha conseguí que trabajara en un programa mío, “Ankawa”, uno de los que como él dice no fracasó. Tiene sus cosas, como todos, pero en las distancias cortas es tal y como aparece en “En la tuya o en la mía”. Un tipo cordial, imagino que con sus amigos, y que se hace querer.

Como su invitado de esta noche. Manuel Díaz “El Cordobés”, de quien no dudo que se ha quedado, como una noche me dijo en Canal 9, con las ganas de hacer un programa de televisión conmigo. Otro personaje. Manuel. Cariñoso, hasta tierno diría yo. Con lo que la unión de los dos en un programa como éste prometía hacernos pasar unos minutos muy entretenidos.

En este caso en la casa del invitado. Y con Fabiola y Virginia, las esposas y ambas venezolanas. Hablando, primero, de las cocinas de las respectivas casas. Porque iba a haber comida. Eso seguro. Y el torero le enseñó la única foto, en blanco y negro, que tiene con su padre. Que es Manuel Benítez “El Cordobés” aunque seguro que es la mujer de éste quien no le deja reconocer a su hijo extramatrimonial a lo mejor por lo de la herencia.

La entrevista comenzó hablando de su infancia “Muy feliz, me la pasé casi todo el tiempo con mi abuela Dolores. Iba a un colegio en Jaén, que es donde ella vivía, porque ya sabes que el buey es de donde pace no de dónde nace. Siempre llegaba a casa con animales. Mi madre, por circunstancia de la vida me dejó mucho tiempo a cargo de mi abuela”.

Para pasar a hablar de su madre “Soy el mayor de siete hermanos desperdigados por el mundo. Mi madre ha sido muy luchadora. Imagínate tener un hijo soltera en esa época. Mi abuelo la puso en la calle, aunque luego cuando nací mi abuelo me llevaba a todos lados, porque su niña era su niña”.

La historia de cómo se conocieron sus padres “Mi madre, para ayudar, se puso a trabajar en una casa donde iba Don Manuel. Al principio le pareció muy feo, pero le hizo tilín y comenzaron a salir. Y en casa de los abuelos no lo veían muy bien, hasta que llegó embarazada”.

Luego se vio mucho del encuentro de las dos mujeres. Hablando de los primeros tiempos de Virginia al lado de Manuel. Hasta volver a la conversación de los dos principales protagonistas “Si quieres estar vivo debes luchar toda la vida”.

Sigue leyendo el artículo en La vida es una tómbola.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios